Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

La cumbre del clima de Barcelona finaliza sin acuerdo de reducción de emisiones

Aumentan los temores de que en Copenhague tampoco se alcancen compromisos para reemplazar el Protocolo de Kioto

  • Fecha de publicación: 9 de noviembre de 2009

Los 180 países reunidos durante una semana en la cumbre del clima de Barcelona no han llegado a un acuerdo sobre las reducciones de emisión de gases de efecto invernadero. Además, han transmitido la impresión de que tampoco en diciembre en Copenhague se cerrará compromiso alguno para reemplazar el Protocolo de Kioto, cuya vigencia expira en 2012. Barcelona, que debería haber allanado el camino para la cita danesa, "ha sido una oportunidad perdida por falta de voluntad política", denunciaron las organizaciones ecologistas WWF e Intermon Oxfam.

No obstante, sí ha habido un cierto acercamiento en otros aspectos como la deforestación, las ayudas a los países en desarrollo o la adaptación al cambio climático. Además, las delegaciones coincidieron en que no todo está perdido y que deberán intentar el acuerdo en la capital danesa el mes que viene o si no en mayo de 2010 en Bonn. La Unión Europea (UE) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las delegaciones más esperanzadas, aún creen que hay tiempo, mientras que los países más pobres criticaron la falta de voluntad política. En cualquier caso, el sentir general era que en Copenhague no se podrá firmar ningún acuerdo vinculante y que como mucho se podrá concretar un acuerdo político en forma de declaración.

"Es posible para los Estados Unidos firmar un objetivo de reducción de emisiones en Copenhague y establecer un compromiso sobre la financiación", afirmó Yvo de Boer, responsable de la ONU sobre cambio climático. "Los gobiernos pueden llegar a un gran acuerdo en Copenhague y nada ha cambiado mi confianza de que así sea; de hecho, Barcelona ha puesto de relieve de una forma dramática que la responsabilidad y el compromiso de todos frente a Copenhague es crucial", señaló. De Boer explicó que en la capital danesa es posible llegar a un acuerdo que incluya tres apartados: compromisos individuales de reducción de emisiones, asunción por parte de los países en vías de desarrollo de frenar sus emisiones y un apoyo financiero de los países industrializados.

La ONU indica que antes de 2020 se deben estabilizar las emisiones de CO2 en todo el mundo y volver a los niveles de 1990. Habrá que reducirlas además a la mitad antes de 2050. La UE se compromete a bajar sus emisiones un 20% en 2020, pero asumiría incluso la meta del 30% si los demás países ricos (Japón, Estados Unidos, Canadá y China) hacen un esfuerzo similar. El mayor problema lo tiene Estados Unidos, que no está en disposición de ratificar ningún acuerdo ni llegará a ningún compromiso mundial hasta que no disponga de una ley aprobada a escala nacional en el Senado, hecho que no llegará antes de 2010.

Los más pesimistas fueron los representantes de los 130 países en vías de desarrollo, agrupados en el G-77. "Los jefes de Estado y Gobierno mundiales deben aceptar en Copenhague sus responsabilidades e incrementar sus compromisos para reducir las emisiones hasta un 40% respeto a 1990", afirmó el portavoz del grupo, Stanislaus Lumumba. "Los países en desarrollo estamos preparados para adoptar medidas de mitigación de las emisiones, pero los países ricos intentan que paguemos dos veces: reduciendo nuestras emisiones y sufriendo las consecuencias del cambio climático, ya palpables en nuestros países", dijo.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto