Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

Ningún niño sin comida
^

Fauna urbana

La presencia de algunos animales en las ciudades puede provocar gastos extra y enfermedades

Casos curiosos

Aparte de pequeños invertebrados, los principales ejemplos de esta convivencia urbana son las palomas, gorriones, urracas y mirlos, que llegan incluso a anidar en setos de las calles. La multiplicación de las palomas se ha producido porque esta especie cría varias veces a lo largo del año, siempre que haya suficiente alimento. "Y debe de haberlo", apunta Gonzalo García, biólogo de SEO Birdlife, "a juzgar por cómo se ha disparado el número de palomas los últimos años".

Según María José Linares, "en el caso de los gorriones es sorprendente la capacidad de adaptación que poseen ante las nuevas situaciones. Un caso curioso tuvo lugar en el Reino Unido en torno a los años sesenta, donde los gorriones aprendieron a romper los precintos metálicos de las botellas de leche que se repartían a domicilio. La costumbre de los repartidores era dejarlas a la puerta de las casas y estos pájaros se dedicaban a picotear la tapa y beberse la leche. Otras especies como la urraca también lo aprendieron y, finalmente, se decidió cambiar el envase. Quién sabe si aquí se encuentran los orígenes del tetra brik…".

Otros animales más esquivos también se dejan ver en nuestras ciudades y alrededores. Así, se ha constatado la presencia de zorros en vertederos cercanos a ciudades, a los que se acercan a alimentarse.

En los vertederos de Madrid se alimenta una colonia de gaviotas. "Es una colonia que duerme en los embalses de la sierra de Madrid, pero que todas las mañanas baja siguiendo el curso del río Manzanares. Puede llegar a tener unos 60.000 ejemplares", explica Luis Suárez.

También en la capital de España se conoció otro caso digno de mención, el de un gorrión que cada mañana se introducía en el tradicional Café de Oriente, en la plaza de mismo nombre, y permanecía allí hasta el anochecer. El pájaro era capaz de determinar, según el número de personas que entraran o salieran del local, en qué momento podría acceder al Café atravesando el umbral de las dos puertas de que dispone. Si entraba un solo cliente, una puerta se cerraba antes de abrirse la otra y el gorrión se podía quedar encerrado en los casi dos metros de separación entre ambas, por lo que sólo entraba o salía cuando las dos puertas permanecían abiertas a la par unos instantes.

En esta misma ciudad, en uno de los principales edificios del Paseo de la Castellana, se ha comprobado la existencia de una pareja de halcones. La explicación a su ubicación es sencilla: el edificio es tan alto y tan vertical que les recuerda a un cortado rocoso en el que ellos suelen anidar. Además, tienen comida garantizada - palomas- y difícilmente se sienten molestados por el hombre a esas alturas. Siguiendo con estos casos curiosos, en la Catedral de Sevilla se han localizado varios ejemplares de cernícalos primilla y en la de León se ha podido ver una cigüeña en cada pináculo.

Por la presencia de aves en sus tejados y parques también destaca la ciudad de Trujillo, en Extremadura. No se trata de una gran urbe, pero sí de un enclave peculiar por su situación geográfica -sobre un monte granítico- y por la gran cantidad de aves que acoge: golondrinas y cernícalos primilla anidan en el tejado de la Plaza de Toros, al igual que vencejos y grajillas. Tal es el número y variedad de aves que cobija esta ciudad, que se le dedica un capítulo en el libro "Las grullas vuelan a Extremadura", de la Fundación Artistas por la Naturaleza. También Salamanca es ejemplar, por la gran concentración de estorninos y lavanderas en sus árboles.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto