Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

Concurso Relatos del buen Camino
Λ

Pañales ecológicos

Hay toda una gama de pañales de tela y desechables biodegradables, aunque no se puede asegurar que sean tan ecológicos y cómodos como afirman sus defensores

  • Autor: Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA
  • Fecha de publicación: 2 de octubre de 2006

Los pañales desechables, introducidos en el mercado en 1961 por la compañía Procter&Gamble, trajeron la comodidad a millones de hogares de todo el mundo. Sin embargo, los pañales de usar y tirar comerciales están compuestos de unas fibras y plásticos que pueden tardar hasta 500 años en degradarse, según la asociación ecologista Amigos de la Tierra.

 
Pañal de tela de la marca Bumpy

Como alternativa ecológica, se pueden encontrar en el mercado pañales lavables de distintas calidades. Según sus productores, este tipo de pañales emplean bragas impermeables de materiales transpirables que absorben tanto como los pañales desechables. Asimismo, aseguran que con estos pañales no se producen las posibles irritaciones ni la intolerancia de los pañales comerciales, al evitar el contacto de la piel con productos químicos y al mantener una temperatura adecuada en la zona del pañal.

El coste económico de estos pañales lavables parece darles la razón a sus consumidores

El coste económico de estos pañales lavables también parece darles la razón a sus consumidores: El gasto en pañales desechables para un niño durante dos años puede suponer unos 1.400 euros, mientras que los pañales lavables pueden costar unos 600 euros, con una vida útil de 5 a 6 años. Además, el ahorro será mucho mayor en caso de tener un segundo hijo. Finalmente, cuando se prescinde de ellos, al ser de algodón se degradan fácilmente sin dañar el medio ambiente.

No obstante, aunque el uso de estos pañales ecológicos pudiera parecer altamente recomendable, un informe de la Agencia Medioambiental británica, realizado en 2005, concluía que ambos tipos de pañales gastan de forma distinta y en momentos distintos cantidades ingentes de recursos.

Los defensores de estos pañales de tela afirman también que el tiempo necesario para mantenerlos limpios no es tanto como parece, aunque algunos de sus usuarios no opinan igual y acaban decantándose finalmente por los desechables. En este sentido, otra posibilidad consiste en el uso de desechables ecológicos, elaborados con tejido orgánico biodegradable y, en algunos casos, hasta compostable. Sin embargo, estos productos emplean muchos recursos en su fabricación, no son una solución muy económica y no siempre se adaptan a los niños.

Por su parte, las empresas de pañales desechables, conscientes de que el ecologismo de los consumidores va en aumento, introducen cada vez más mejoras en sus productos en esa línea. Por ejemplo, el cloro empleado para blanquear los pañales se ha ido reduciendo y algunos países como Estados Unidos cuentan con campañas de reciclaje de pañales. Además, algunas marcas de pañales, como la danesa Abena, garantizan el respeto al medio ambiente al utilizar plásticos reciclables y papel de la tala controlada de los bosques escandinavos.

Asimismo, las compañías de pañales comerciales desarrollan diversos proyectos para mejorar la capacidad técnica y económica del reciclaje de la pulpa y el plástico. Por su parte, algunos equipos científicos especializados en reciclaje de residuos estudian también diversos métodos, algunos de ellos muy curiosos: Investigadoras de la Universidad Autónoma Metropolitana de México han experimentado con una tecnología que utiliza un tipo de setas comerciales que reciclan los pañales alimentándose de su celulosa.

No obstante, algunos expertos consideran que las posibilidades económicas de este tipo de tecnologías son muy reducidas, porque la separación de los productos utilizados supone un alto coste. Además, añaden, tampoco se han encontrado beneficios medioambientales que justifiquen un reciclaje por separado de los absorbentes de higiene. En definitiva, aunque no quede claro cuál es la mejor opción, el consumidor puede hacer un uso más sostenible de los pañales, sean del tipo que sean.

Pañales ecológicos en España

En España hay un mercado, aunque pequeño, de productos infantiles ecológicos, entre ellos pañales, que se pueden encontrar en tiendas especializadas y especialmente en Internet. En la mayoría de los casos, los productos llegan a través de países con un mercado ecológico más desarrollado que el español, como Reino Unido o Alemania.

De esta manera, las tiendas ecológicas y las webs especializadas en puericultura ecológica y natural, como Bebes Ecológicos, Crianza Natural, Ecopeque o El Osito Feliz, entre otras, venden diversas marcas de pañales de algodón, absorbentes y forros, bragas impermeables, así como diversos accesorios como cambiadores, cubrecolchones, mantas, toallitas de algodón orgánico, etc.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto