Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

¿Cuánto vidrio se recicla en España?

Cada español recicló en 2015 unos 15,5 kilos de vidrio, en la media de los países europeos

Imagen: Ecovidrio

El reciclaje de vidrio crece año tras año en nuestro país: en 2015 cada español depositó en el contenedor verde una media de 59 envases (15,5 kilos), de manera que se recogieron 724.657 toneladas. Estas cifras sitúan a España en la media de los países europeos y por encima de las exigencias de la Unión Europea. Este artículo señala los detalles del reciclaje de vidrio en España, cómo usar bien el contenedor verde de reciclaje y las ventajas de reciclar vidrio.

Cuánto vidrio se recicla en España

Cada español recicló una media de 15,5 kilos de vidrio (59 envases por persona) en 2015, según los últimos datos de Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de su reciclado en nuestro país. En total, se recopilaron 724.657 toneladas de residuos de envases de vidrio a través del contenedor verde (los famosos "iglúes"), que ha registrado un incremento de la recogida selectiva del 4,4%, el mayor en los últimos siete años.

Baleares, País Vasco, Navarra, La Rioja y Cataluña son las comunidades autónomas que más vidrio reciclan

Por comunidades autónomas (CCAA), Baleares es la comunidad que más recicla con 33 kilos por habitante (kg/hab), seguida de País Vasco (26,2 kg/hab), Navarra (24,8 kg/hab), La Rioja (23,8 kg/hab) y Cataluña (18,8 kg/hab). Por su parte, las que más esfuerzos deberían realizar son Extremadura (7,2% kg/hab), Andalucía (11,3 kg/hab), Madrid (12,1 kg/hab), Aragón (13,4 kg/hab) y Galicia (14,6 kg/hab). Al extraer los datos por ciudades, las capitales de CCAA que más reciclan son Pamplona, con 27,7 kg/hab, Barcelona, con 20,8 kg/hab y Vitoria-Gasteiz, con 20,1 kg/hab.

La tasa de reciclado (el porcentaje entre la cantidad de residuos recogidos y la producción total del mismo) a través de contenedor, sumado a los residuos reciclados por otras fuentes (plantas de residuos sólidos urbanos y operadores privados auditados), se ha situado el año pasado por encima del 70%. Este dato también confirma la evolución positiva experimentada en los últimos años: en 2013 era del 67,4%, según datos oficiales del Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA). Desde Ecovidrio recuerdan que España se sitúa en la media de los países europeos y por encima de las exigencias de la UE (60%).

Las actitudes de los consumidores hacia el reciclado también han mejorado, según un estudio al respecto publicado por Ecovidrio. El 71% de los españoles afirma reciclar vidrio siempre y el 78% cree el reciclado contribuye al progreso económico y social de nuestro país. El sector de la hostelería, que genera el 50% de los residuos de envases de vidrio de un solo uso en España, ha contribuido también de forma considerable a la mejora de este hábito ecológico.

En cuanto al número de contenedores instalados, en nuestro país hay más de 200.000 unidades, uno por cada 230 habitantes. En 2015 se instalaron 7.700 nuevos, lo que convierte a España en uno de los países con la mayor distribución de Europa. El 59% de los hogares declara contar con uno a menos de 50 metros.

Imagen: Ecovidrio

Cómo usar bien el contenedor verde de reciclaje

La industria vidriera colocaba en 1982 los primeros contenedores de reciclaje en los barrios madrileños de Moratalaz y Eugenia de Montijo, que recogieron en aquel año 3.575 toneladas.

En el iglú verde se depositan botellas de vidrio (cervezas, vinos, mostos, sidras, licores, zumos, refrescos, etc.) y tarros y frascos de vidrio tanto de bebidas y alimentos como de perfumes o cosmética. Eso sí, estos envases deben ir sin tapas o tapones. Si son de plástico, irán al contenedor amarillo; si son de corcho, al contenedor de residuos orgánicos.

En cambio, no se deben verter tarros y botellas de medicamentos, que van al contenedor especial SIGRE, ubicados en las farmacias, o a los Puntos Limpios. En cuanto a las cristalerías, las vajillas, los jarrones, el vidrio plano, vidrio armado, vidrio laminado, las ventanas, etc., es decir, cualquier elemento de vidrio o cristal (vasos, ventanas, etc.) que no sea un envase, tienen también que depositarse en los Puntos Limpios. Tampoco se deben tirar en los iglúes verdes cerámicas, porcelanas, ladrillos y piedras, ya que si llegan a los hornos vidrieros, los envases resultantes son tan frágiles que tienen que ser desechados; este tipo de residuos también va a los Puntos Limpios.

Los envases deben estar vacíos de líquidos y restos de comida (tampoco hace falta limpiarlos con agua) antes de depositarlos. Y si, a pesar de todo, persiste la duda, es preferible depositar el residuo en el contenedor de genéricos para no entorpecer el sistema de reciclaje.

Imagen: Ecovidrio

Ventajas de reciclar vidrio

El envase de vidrio es 100% reciclable: por cada uno que se deposita en un contenedor, se obtiene otro de idénticas características sin haber tenido que extraer materias primas. Así, puede reciclarse infinitas veces de manera sencilla manteniendo el 100% de sus cualidades y aprovechando integralmente la materia. Por ello, al depositar los envases en los contenedores, los consumidores aseguran un proceso de fabricación de nuevos envases que ahorra energía, materias primas y contribuye a luchar contra el cambio climático.

Gracias al reciclaje de vidrio en 2015 se evitó la extracción de 870.000 toneladas de materia prima, el equivalente a más de 27.000 tráileres de 32 toneladas con los que se podrían llenar más de dos torres KIO. Asimismo, el uso de vidrio reciclado impidió la emisión a la atmósfera de 485.000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2), principal gas de efecto invernadero implicado en el calentamiento global, el equivalente a plantar más de medio millón de árboles y preservarlos 100 años.

Otro de los beneficios ambientales es el ahorro de 1.956.000 megavatios-hora (MWh) de energía, equivalentes al consumo eléctrico de los hogares de una ciudad como Barcelona durante nueve meses.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto