Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

Cómo cultivar setas en casa

Champiñones, setas ostra o shiitake se pueden cultivar en el hogar con la aplicación de unos consejos muy sencillos

Imagen: -Merce-

Las setas son un placer gastronómico con diversas propiedades alimenticias que gana cada vez más adeptos. Una opción para conseguirlas sin tener que ir a buscarlas al monte o tener que comprarlas en la tienda es cultivarlas en el propio hogar. Este artículo señala por qué es interesante cultivar setas en casa, cómo poner en marcha un cultivo de setas casero y otra opción más sencilla, los kits de autocultivo.

Por qué es interesante cultivar setas en casa

El cultivo de setas en casa es una práctica con varios beneficios:

  • Se reduce el impacto ambiental de la recogida silvestre. El consumo y sobre todo la recolección de setas en el campo han aumentado en los últimos años en España, hasta el punto de que algunas especies se encuentran en peligro y en diversas zonas seteras se ha acotado su entrada y los kilos que pueden llevarse. Al cultivar setas en el hogar esa presión sobre las especies silvestres disminuye.
  • Se evitan posibles intoxicaciones. Uno de los mayores inconvenientes de las setas silvestres es que algunas especies son tóxicas o, como dicen los seteros, "todas son comestibles, aunque algunas solo una vez". Algunas especies venenosas se parecen a otras que no lo son, y por ello los expertos recomiendan que si no se tiene muy claro es mejor dejarlas en su sitio. Todos estos problemas se resuelven cultivando en la vivienda alguna de las especies conocidas más populares, como el champiñón (Agaricus bisporus) o la seta ostra (Pleurotus Ostreatus).
  • Se pueden recolectar en su mejor momento. Al estar en el hogar, se puede seguir todo el proceso de crecimiento de la seta y recogerla justo en su punto óptimo.
  • Una opción más para nuestro huerto urbano. Las ciudades se están llenando de huertos urbanos donde se cultivan, cerca de casa, toda clase de frutas, verduras y hortalizas. Si se quiere ampliar la variedad de cultivo que llevarse al plato, también se le puede hacer un hueco a las setas. Especies como el champiñón o la seta ostra, así como los boletus (Boletus Eringii), las setas shiitake (Lentinula Edodes) o las setas de chopo (Pholiota aegerita), son recomendables para su cultivo en huerto urbano.
  • Un regalo original y educativo. Los materiales y elementos básicos para cultivar setas en la vivienda pueden convertirse en un obsequio para sorprender y, en especial a los niños, como una manera sencilla de estar en contacto con la naturaleza y de aprendizaje ambiental.

Cómo poner en marcha un cultivo de setas casero

Cultivar setas en casa es posible si se siguen unas pautas concretas. Para empezar, hay que elegir el tipo de seta. Las más sencillas y comunes para su cultivo doméstico son los champiñones, setas ostra o los shiitake.

Una vez que ya se ha decidido, hay que conseguir el resto de elementos necesarios: un medio para el cultivo, como paja, serrín o estiércol de compostaje; y micelios (la estructura raíz de los hongos) preparados para facilitar su cultivo, que pueden comprarse en tiendas de jardinería e incluso en Internet. También se pueden cultivar a partir de esporas, pero se necesita más tiempo y experiencia.

La paja y el serrín se deben esterilizar antes de inocular los micelios para evitar que puedan crecer otros organismos. Para ello se pueden colocar en agua en un bol y calentarlos en un microondas a potencia máxima durante un par de minutos. Después, se mezcla la paja o el serrín en una bandeja amplia y poco profunda con los micelios utilizando los dedos y se ubica en un lugar de ambiente húmedo, oscuro o sombrío y a una temperatura entre 15 ºC y 20 ºC, como un sótano, un trastero o un cajón. Si el ambiente no es húmedo, se pueden pulverizar con agua a diario.

Si todo el proceso ha ido bien, en unas dos o tres semanas empezarán a verse los resultados. Para cosecharlas, se debe arrancar todo el racimo con un giro seco.

Otra opción más sencilla: los kits de autocultivo de setas

Una forma de simplificar el proceso y tener más probabilidades de tener una cosecha de setas caseras es adquirir un kit de autocultivo. Por un precio que oscila entre 15 y 40 euros se pueden adquirir en tiendas de jardinería o por Internet. Diversas empresas, como Resetea, Seta's Pocket, o Bolets de Soca, se han especializado en este tipo de productos que envían a casa con la posibilidad de elegir diversos formatos y tipo de seta. Estos kits contienen todo lo necesario y, siguiendo las sencillas instrucciones que proporcionan, se pueden conseguir varias cosechas de más de medio kilo, cada una de ellas en unos 10 días.

Si cuando llega el kit no se puede realizar el cultivo o se quiere dejar para más adelante, se puede guardar en la nevera, y así el hongo entrará en estado de latencia hasta el momento de cultivarlo.

Etiquetas:

huerto urbano, setas


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto