Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

¿Cómo atraer fauna y aves a tu jardín?

Un jardín con recursos y comederos para las aves permite admirar y conservar la biodiversidad desde casa

Imagen: Mike Baird

El jardín o huerta de casa, o un espacio verde cercano, pueden convertirse en un hogar para varias especies de animales, en especial aves, pero también abejas. De esta manera, además de poder observarlos de cerca, se estará contribuyendo a proteger la biodiversidad. Pero, ¿cómo atraerlos? En este artículo se ofrecen todas las claves para llenar de fauna el jardín doméstico, y así fomentar la biodiversidad urbana, colocar nidos y comederos para pájaros y montar una colmena urbana.

¿Cómo llenar de aves y biodiversidad tu jardín?

La biodiversidad es la base de la vida y de los servicios esenciales que brindan los ecosistemas. Por tanto, es el fundamento del desarrollo sostenible de la población en todos los sectores económicos, como la agricultura, la silvicultura, la pesca, la industria farmacéutica o el turismo, entre otros, recuerda la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Los ciudadanos pueden contribuir a conservar la biodiversidad de diversas formas. Una de ellas es introducir elementos en el jardín o huerto de casa o en zonas naturales próximas, que faciliten la vida a las especies del lugar.

Imagen: Lawrie Phipps

Juan José Ramos Melo, naturalista y educador ambiental, explica que la fauna, tras la adaptación a los jardines y huertas, "comienza a desempeñar un papel vital en los procesos ecológicos de estas zonas". Para favorecer su presencia hay que actuar de manera sostenible, con un diseño lo más parecido posible a los ecosistemas naturales, de modo que se pueda facilitarles alimento, refugio y zonas de reproducción. Según este experto, hay que realizar los siguientes pasos:

  • Estudiar con anterioridad las condiciones ambientales del lugar, con especial interés en el clima, la humedad, la lluvia, temperatura, cercanía del mar o de bosques, etc.
  • Diseñar las zonas que se dedicarán al jardín o huerto en sí, y reservar los dedicados a la fauna.
  • Colocar elementos de protección para la fauna, como paneles de vegetación, bebederos y comederos, charcas, muros de piedra seca, etc.
  • Colocación de farolas de escaso consumo, para evitar la contaminación lumínica y no perjudicar a la fauna.
Imagen: Seo/BirdLife

¿Cómo colocar nidos y comederos para aves?

Las aves son un ejemplo claro de animales que es posible atraer a un jardín doméstico. Observar una gran diversidad de especies desde casa puede ser sencillo con la instalación de cajas nido y comederos urbanos en la terraza, el balcón o el jardín. Convertirse en un fan del "birdwatching", una actividad que en países como Reino Unido practican un millón de hogares, tiene diversos beneficios ambientales y educativos, como proteger la biodiversidad, contribuir al control de plagas o servir para inculcar valores de respeto a la naturaleza en los más pequeños.

La instalación de nidos y comederos tiene varias posibilidades: se pueden comprar algunos de los diversos modelos que se comercializan o bien fabricarlos uno mismo, lo que además se convertirá en una manualidad ecológica para niños y adultos. Una vez que se coloquen en un buen sitio y con una adecuada orientación, conviene armarse de paciencia y seleccionar bien el alimento para que venga el pájaro que más interese contemplar.

La lista de aves que admirar puede ser muy extensa, en función del lugar en el que se resida, la estación o las condiciones meteorológicas: mirlos, gorriones, carboneros, herrerillos, estorninos, petirrojos, colirrojos reales, etc.

Imagen: Salim Virji

Abejas en el jardín con una colmena urbana

El descenso del número de abejas melíferas, las abejas de la miel, se conoce desde hace cinco décadas. Pero en los últimos años su ritmo se ha acelerado a nivel mundial, según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), organismo internacional que recuerda que de las cien especies de cultivos que proporcionan el 90% de la comida mundial, más del 70% se polinizan gracias a estos insectos.

No obstante, los ciudadanos también pueden contribuir a combatir este grave problema ecológico y económico con la apicultura urbana. Cada vez más personas de todo el mundo montan una colmena en su jardín o en alguna otra zona natural cercana a su hogar para producir miel, jalea real o cera de gran calidad, y de paso ayudar a las abejas.

Montar una colmena urbana no es muy complicado ni caro, pero requiere de unos conocimientos y recursos mínimos para obtener buenos resultados y mantenerla en perfecto estado. En primer lugar, es recomendable saber si hay algún tipo de prohibición o limitación legal en el lugar donde se quiere instalar. Asimismo, también es conveniente realizar una planificación previa para tener todos los elementos bajo control, informarse y participar en talleres de apicultura urbana para conocer lo necesario y, por supuesto, conseguir el material imprescindible, como la colmena, el enjambre, el ahumador, guantes, careta, etc. También es buena idea estar en contacto con asociaciones y otros interesados en la materia.

Sigue el canal de Medio Ambiente en Twitter @E_CONSUMERma y a su autor @ecienciacom.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto