Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Compra y alquiler

Tipos de contenidos: Motor

Λ

Coche eléctrico: 1 euro por día

Para conducirlo es necesario disponer del carné de motocicletas de 125 centímetros cúbicos o el de coche

Se aproxima el lanzamiento en julio próximo del primer coche eléctrico en España: de uso urbano por su limitada autonomía, con prestaciones similares a las tradicionales y con un consumo eléctrico que supone un euro diario. El REVA, así es como se llama, se venderá a un precio asequible de 12.000 euros, convirtiéndose en un competidor de los cuadriciclos, pero con características particulares de mantenimiento: revisión cada seis meses o 7.000 kilómetros, y baterías de plomo con una durabilidad de tres años. En Inglaterra se vendieron el año pasado 1.000 unidades, pero con un incentivo por parte del Gobierno, ya que en este país no paga parking ni peaje. La clave de implantación en España se halla en las ayudas que las administraciones podrían ofrecer por un coche limpio y silencioso.

El coche eléctrico llega a España: un vehículo con emisión de gases nula, que se carga de la misma manera que un teléfono móvil en cualquier enchufe de pared y con ningún tipo de contaminación sonora. El REVA ("Revolutionary Electrical Vehicle Alternative"), ofrecerá a partir de julio -primero en Barcelona y luego en Madrid- su modelo Reva-i estándar de fabricación india. Se trata de un vehículo de uso urbano, ya que su autonomía oscila entre los 60 y 80 kilómetros y para recuperar el 80% de su energía se requieren al menos dos horas de carga (el total se recupera en ocho horas). Su consumo por día está calculado en un euro.

Se puede recargar en cualquier enchufe de 220 watios y contiene un indicador de batería que indica cuándo faltan 15 kilómetros de carga

Con un tamaño parecido a los pequeños coches llamados "inteligentes", ofrece dos plazas en la parte delantera y dos pequeñas en la trasera: sus medidas son 2,6 metros de largo, 1,3 metros de ancho y 1,5 metros de alto. El motor de este coche es eléctrico de 13 kilowatts, y alcanza una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora, con unos 17,5 caballos. Se puede recargar en cualquier enchufe de 220 watios y contiene un indicador de batería que indica cuándo faltan 15 kilómetros de carga. En ese momento el vehículo comienza a funcionar en un modo económico que optimiza la energía por cinco kilómetros más. Utiliza ocho baterías de plomo con una vida útil de tres años, que dan una potencia de 48 vatios. Para poder conducirlo hace falta el carné de motocicletas de 125 centímetros cúbicos, o el de coche.

Mantenimiento

Una de las "ventajas" señaladas por los especialistas y en los foros de los países que ya lo emplean, es su bajo coste de mantenimiento. Sus promotores lo cifran en un 40% menos que el de un automóvil de gasolina o diesel. Esto se debe a que el REVA no tiene carburador ni gases de combustión, con el consiguiente ahorro en el recambio de filtros, mantenimiento de escape, etc.

La duración limitada de tres años de las baterías es una de las principales características adversas del coche eléctrico

No obstante, la duración limitada de tres años de las baterías es una de las principales características adversas del coche eléctrico: "el coste de cada una de estas baterías de tracción, por lo general de 12 voltios, es de 300 a 450 euros, dependiendo la calidad y la marca", declara José Luis Rodríguez Valdés, responsable de una empresa española especializada en la comercialización de productos para el ahorro automotriz y del hogar. Esto implica que a los gastos de mantenimiento hay que sumar alrededor de 1500 euros cada tres años, o 500 euros anuales.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la ley obliga a realizar una revisión técnica semestral desde el principio. Este es un coste y un trámite anual extra, ya que para los demás automóviles la primera Inspección Técnica Vehicular (ITV) debe pasarse cuando el vehículo tenga cuatro años de antigüedad, y deberá repetirse cada dos años hasta que coche tenga diez. A partir de ese momento se deberá revisar anualmente.

A esto hay que agregar que la tarifa media de la ITV para turismos es de 32,83 euros (hay que considerar que varían hasta 194% entre las diferentes comunidades autónomas) y para motos y ciclomotores el trámite puede costar entre 6 y 30 euros aproximadamente: un gasto que habrá que realizar dos veces al año.

Cultura eléctrica

El coche eléctrico REVA se presentó al mundo en el año 2001 y ya se vende desde hace tiempo en Reino Unido, Italia, Grecia, Malta, Chipre y Sri Lanka, además de en la India. En Inglaterra se han vendido 800 unidades en 2006, y en lo que va de este año la tendencia no parece invertirse. No obstante, en ese país tiene un valor añadido para los ciudadanos, ya quines lo usan están exentos de pagar el peaje para acceder a la ciudad y de la tarifa de los parquímetros. En Londres ya existen 200 puntos de recarga públicos para estos automóviles.

La clave para el éxito comercial del REVA en España serán las ayudas que las administraciones puedan conceder por las características ecológicas no contaminantes de la mecánica eléctrica, según declaraciones de Josep Maria Martí, consejero delegado de Marfina, empresa que comercializará este modelo desde julio en Barcelona y a finales de 2007 en Madrid. Hay comunidades autónomas que por sus legislaciones podrían ofrecer hasta 6.000 euros de ayuda para su compra: Castilla y León, Murcia, Baleares y Canarias.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto