Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Educación y seguridad vial

Tipos de contenidos: Motor

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

10 trucos para no dormirse al volante

Cantar en voz alta, refrescarse con toallitas, beber mucha agua y dormir bien las horas previas a un viaje pueden ayudar a evitar el sueño mientras se conduce

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Última actualización: 24 de agosto de 2017
Imagen: SIphotography

¿Sabía que entre el 20% y el 30% de los accidentes de tráfico están relacionados con el sueño? Además de dormir bien antes de salir de viaje, los expertos recomiendan cantar en voz alta en el coche y masticar chicle. Aunque parezcan recomendaciones para adolescentes, son medidas eficaces contra el sueño mientras se conduce. También refrescarse con toallitas húmedas y no viajar en las horas en las que se suele dormir puede ayudar a no dormirse al volante. Estas y otras indicaciones útiles, como comer ligero e hidratarse muy bien, componen el decálogo de consejos contra la somnolencia al conducir.

Los párpados cada vez más pesados, los movimientos más lentos y torpes, bostezos frecuentes... Los ataques de sueño son un problema muy subestimado, pero al volante son la causa de numerosos accidentes. ¿Por qué? El sueño provoca dificultad para mantener la atención, reduce la vigilancia y complica llevar una trayectoria y velocidad constantes.

En los últimos cinco años, de hecho, en España ha aumentado la cifra de accidentes por dormirse mientras se conduce, y son cerca de 800 las personas que han fallecido desde 2012 a causa de la somnolencia. Así lo asegura un estudio realizado por la Fundación Línea Directa. La Dirección General de Tráfico (DGT) añade que "la somnolencia y la fatiga se relacionan con entre un 20% y un 30% de los accidentes de tráfico".

Para evitar dormirse mientras se conduce se pueden utilizar algunas estrategias, como las que se indican en este reportaje, sin perder de vista que lo principal, en caso de tener sueño, es apartarse al arcén o llegar a un área de servicio y dormir lo necesario.

Imagen: andresr

1. Refrescarse con toallitas húmedas

Si el conductor se empieza a notar pesado, puede utilizar toallitas húmedas para refrescarse la cara, la nuca y las muñecas, y así poder espabilarse. ¡Muy importante! Es una solución que no sirve para despertarse, sino para aliviar la fatiga, por lo que se debe tomar como una estrategia momentánea, que no sustituye nunca al descanso.

2. ¡Cante en voz alta si está muy cansado!

A veces, como en autopistas y autovías, el trayecto es muy monótono y conducir se convierte en una tarea muy pesada. Un modo de combatir esa sensación es subir el volumen de la música y cantar en voz alta. Pero conviene no poner las canciones preferidas, pues podrían relajar y llegar a distraer, obteniendo el efecto contrario al deseado.

3. Masticar despacio para mantenerse alerta

Es recomendable masticar trozos de pera, manzana o naranja e, incluso, un chicle si se nota cansancio al conducir. Lo importante es llevar algo estimulante entre los dientes mientras se está al volante, pues así se consigue activar las papilas gustativas, una manera eficaz de mantenerse despierto y en alerta.

4. Cambiar la postura o la posición del asiento

Permanecer en la misma postura durante horas provoca mucha fatiga y sueño. Sin hacer grandes cambios, ni bruscos (para no tener que cambiar posición de espejos, etc.), se puede mover levemente el asiento. Ponerlo en una postura diferente puede ser muy útil pues activa el estado de atención.

5. ¡Parar y no pelear contra el sueño!

En un combate contra el sueño, siempre perdemos. Es importante recordarlo, y tener presente que lo mejor para terminar con él es descansar. Si la somnolencia y la fatiga son importantes mientras se conduce, hay que ir hasta un área de servicio o al arcén y allí dormir el tiempo que sea necesario para recuperarse.

Imagen: Greyerbaby

6. Descansar bien antes de conducir

Un descanso reparador es fundamental para conducir despejado. Cuando de antemano se sabe que habrá que realizar un viaje, conviene reposar muy bien el día anterior y nunca dormir menos de siete horas. Y, como indica la DGT, nunca hay que ponerse en ruta tras terminar una larga jornada de trabajo, ni viajar durante las horas en que normalmente se duerme; tanto el cerebro como el cuerpo están acostumbrados a reposar a esa hora, por lo que es probable que al volante uno se fatigue más.

7. ¿Receta contra el sueño? Turnos para conducir

Un consejo de sentido común es hacer turnos para conducir durante un viaje, con el fin de repartir los momentos de descanso y fatiga. Pero si cuando a uno le toca conducir aún se siente muy fatigado o con sueño, se debe comentar al otro conductor esa situación y continuar descansando hasta estar despejado al cien por cien.

8. Mantener la temperatura idónea

El calor favorece la relajación y la somnolencia, por lo que, ante los primeros síntomas de sueño, hay que bajar la temperatura del habitáculo del coche. Por eso, poner el aire acondicionado hacia la cara o abrir durante un momento las ventanillas para que entre aire ayudará a mantenerse vigilante.

9. Hidratarse muy bien antes y durante el viaje

La hidratación es fundamental para conducir, y más en verano. Esto es así porque la falta de líquidos puede producir cansancio muscular y dolor de cabeza, además de reducir la capacidad de atención, básica al volante. Por eso la DGT recomienda hidratarse antes de coger el automóvil y mantenerse así durante el viaje: siempre con agua y refrescos, y evitando el alcohol que, además de otros efectos nocivos, provoca somnolencia.

10. Atención a la comida: ¡evitar alimentos pesados!

Pasta, arroz, patatas o pan no son buenos aliados del coche. Estos alimentos contienen triptófano, un aminoácido que produce somnolencia, y melatonina, una hormona implicada en el sueño. Además, los azúcares como los de la miel, los dulces o los caramelos también favorecen el sueño, así que conviene evitar unos y otros si se tiene la intención de conducir.

También hay que huir de comidas copiosas y adoptar una dieta más digerible rica en vitaminas, con alimentos fácilmente digeribles. Fruta y verdura son los más aconsejables antes de ponerse al volante.

Etiquetas:

coche, conducir, sueño, verano, viajes


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto