Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Tipos de contenidos: Motor

Aperitivos para llevar al campo o la playa
Λ

Lo que hay que poner a punto en un vehículo antes de salir de viaje

La necesidad de desplazamientos durante las vacaciones nos exige una minuciosa revisión del coche para evitar posibles contratiempos.

  • Fecha de publicación: 29 de julio de 2004

Aunque la mayoría de accidentes de circulación provienen de fallos humanos, un estudio realizado los últimos años indica que 1 de cada 4 accidentes surge por causa mecánica. Así pues, está en nuestra mano reducir esos índices de siniestralidad simplemente con llevar al taller nuestro vehículo y someterlo a una revisión.

Antes de acudir al mecánico, nosotros mismos podemos hacer un primer diagnóstico siguiendo las siguientes recomendaciones:

- Los neumáticos. Éste es uno de los aspectos más importantes del vehículo. Si no están preparadas las ruedas, reducen de forma alarmante la seguridad en carretera, al tiempo que ponen en peligro otros elementos del automóvil. La mayor parte de los accidentes por causa mecánica vienen dados por su mal estado.

La buena alineación de las cuatro ruedas, el desgaste del neumático y la presión adecuada en cada una de ellos, incluso de la de repuesto, son puntos obligatorios que hay que revisar.

- Los amortiguadores. En la temporada de vacaciones, además de realizar viajes largos, la carga que suele llevarse en el maletero es sustanciosa y esto hace que las ruedas delanteras no se agarren al suelo como deberían, lo que supone una pérdida de control del conductor sobre la máquina. Por ello es importante revisar la suspensión del vehículo, para procurar una correcta estabilidad, frenada y conducción del mismo.

Signos evidentes de la mala amortiguación son las sacudidas del coche al tomar las curvas, vibración de las ruedas, descenso brusco del frontal al frenar, pérdida de relieve en el dibujo de los neumáticos o manchas de aceite en el suelo.

- Los frenos. La excesiva carga del vehículo incide directamente en el desgaste de los frenos. Si las pastillas o las zapatas no están en buen estado corremos el riesgo de padecer un desafortunado accidente. Por eso es importante que se revisen asiduamente, al igual que el líquido de frenos.

- La iluminación. Deberemos mantener limpios los faros, espejos retrovisores, parabrisas y la luna trasera para una perfecta visibilidad, además del reglaje de los faros para no provocar deslumbramientos y mejorar nuestra visión.

- Los niveles y filtros. Para evitar que el coche no nos deje "tirados" en el arcén, habrá que tener en cuenta los niveles de aceite, refrigerante, líquido de frenos y batería. Igual de importantes es sustituir los filtros de aire, aceite y combustible.

Etiquetas:

coche, vacaciones, viaje




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto