Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Tipos de contenidos: Motor

^

Piezas de desguace: garantías, devoluciones y reclamaciones

En los últimos meses se han multiplicado las visitas a los desguaces de coches, donde se pueden hallar piezas hasta un 80% más baratas

Imagen: webhamster

La crisis está provocando que la venta de coches padezca un frenazo en seco. La causa fundamental estriba en que no son pocos quienes, dada la incertidumbre de su economía, se ven obligados a intentar alargar lo máximo posible la vida de su viejo utilitario. ¿La consecuencia? Los concesionarios ven menguadas sus ventas mientras otros negocios relacionados con el sector de la automoción (talleres mecánicos y desguaces) notan cómo sube su nivel de actividad. Además del beneficio para estas empresas, el negocio tampoco es malo para el cliente, ya que las piezas de repuesto encontradas en los desguaces tienen un precio entre un 25% y un 80% más barato que en las tiendas oficiales de las marcas.

Adquirir la pieza

Entre los usuarios de un automóvil se impone, ahora más que nunca, el ahorro. Por eso, cuando necesitan hacer una reparación recurren a la fórmula del "hágalo usted mismo", siempre que no se trate de una tarea especialmente compleja; en los casos más complicados, se opta por dejarlo en manos de los profesionales de los talleres. En ambas circunstancias, cabe la posibilidad de ahorrar unos euros más si se buscan en un desguace las piezas que hay que sustituir. Los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) de Vehículos (los desguaces de toda la vida), cuentan con piezas cuyo precio tiene un descuento considerable respecto al que se paga en las tiendas oficiales de las marcas. Elegir esta opción puede suponer un ahorro de entre un 25% (para las piezas más corrientes) y un 80% (en las piezas de mayor valor).

¿Cómo proceder a la búsqueda de una pieza en un desguace? En primer lugar, conviene informarse muy bien sobre la pieza concreta que se necesita, llevando la referencia y todos los datos necesarios, para evitar posibles errores y ganar en eficacia. Si el cliente recopila toda la información, el empleado del desguace podrá realizar la búsqueda de forma más rápida y ágil. Pero lo habitual es que los usuarios desconozcan los datos más básicos de las piezas y, en algunos casos, hasta su nombre. Además de conocer la pieza a fondo, al visitar un desguace hay que preguntar acerca de las garantías, devoluciones, cambios, etc., según recomienda Natalia García, coordinadora del Centro de Información de Desguaces de España (CIDE).

Al visitar un desguace conviene preguntar acerca de las garantías, devoluciones y cambios

Hasta hace muy poco tiempo el sistema más habitual para buscar una pieza era visitar los desguaces más cercanos, pero la situación ha variado mucho. Con la irrupción de las nuevas tecnologías, es posible realizar una búsqueda más amplia y rápida. ¿Cómo debemos proceder? El primer paso es consultar el numeroso listado de desguaces homologados que aparecen en Internet y elegir algunos. Otra posibilidad es consultar con alguna de las asociaciones que funcionan actualmente en España, donde se ofrece información acerca de los centros más próximos al domicilio del cliente. Las asociaciones que tienen más actividad son el Centro de Información de Desguaces de España, CIDE (tel. 902302020) y la Asociación Española de Desguaces y Reciclaje del Automóvil, AEDRA (tel. 915931266).

Una vez que se confirma la disponibilidad de la pieza buscada, se pueden visitar los desguaces en los que haya existencias y adquirirla en alguno de estos centros; acudir en persona supone, además de ver el estado de la pieza, poder regatear el precio final. Los expertos aconsejan, si se dispone de tiempo, practicar el clásico "busque y compare": no hacer la compra en el primer centro que tenga la pieza en cuestión, sino visitar más de un desguace para comparar el precio y la calidad del producto. No hay que olvidar que se trata de piezas usadas, y que el precio puede variar de un centro a otro. Esta técnica es recomendable especialmente para las piezas más caras.

UN SECTOR EN CRECIMIENTO

Los desguaces han pasado de ser "viejas chatarrerías" o "cementerios de coches" a convertirse en modernos "centros de descontaminación, reciclaje y reutilización" de los componentes del automóvil. Se han transformado en lugares donde los coches que entran se desmontan, se descontaminan y donde se analizan las piezas que todavía tienen vida útil, en verdaderos mercados de segunda mano. Los desguaces están haciendo un importante esfuerzo por reconvertirse y adaptarse a una exigente reglamentación. Así, por ejemplo, la normativa europea marca que para el año 2015 estos centros deben cumplir la exigencia de recuperar el 95% del peso total de cada vehículo, cuando ahora se llega al 85% del peso total.

Se estima que unos 10 millones de coches se desechan en Europa cada año y la décima parte de ellos se desguazan en España. El proceso de su reciclaje comienza con el vaciado de materiales peligrosos; posteriormente, se procede a la retirada de piezas reciclables o reutilizables. Estos son los elementos que se guardan para la venta, ya que son la principal fuente de beneficios de los desguaces, aunque no la única: los neumáticos se utilizan como betunes para carreteras y cada vez más para producir combustibles. Cuando el dueño de un vehículo quiere retirarlo de la circulación, tan sólo tiene que ponerse en contacto con el desguace autorizado más próximo a su domicilio, que se encargará de su recogida y de tramitar la baja sin coste alguno.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto