Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

La ONU advierte de que la incidencia del sida, lejos de remitir, va en aumento, especialmente en Asia y Europa Oriental

Este año el VIH se ha cobrado ya la vida de más de tres millones de personas y ha infectado a otros cinco, las cifras más altas jamás registradas

  • Fecha de publicación: 26 de noviembre de 2003

El informe anual del Programa Conjunto de las Naciones Unidas y la OMS sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), dado a conocer ayer, pone de manifiesto que la pandemia no muestra signos de ceder y que hay un rápido aumento de casos en Asia y Europa oriental, en especial Rusia. Así, durante el presente año, la enfermedad se ha cobrado la vida de más de tres millones de personas y cinco millones se han infectado con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en todo el mundo, las cifras más altas jamás registradas.

El documento revisa a la baja la cifra de 42 millones de seropositivos publicada en diciembre de 2002. Según las nuevas estimaciones, entre 34 y 46 millones de personas (media de 40 millones) son portadoras del VIH, incluidos 2,5 millones de menores de 15 años. Sin embargo, las infecciones y los fallecimientos siguen en aumento. Se calcula que a diario se registran 14.000 nuevos casos de seropositividad. Más del 95% de esas personas viven en países de ingresos bajos y medianos.

En rasgos generales, la pandemia continúa su progresión mundial con una relativa estabilidad en África y un avance notable en Rusia y los Estados bálticos. La propagación es rápida en Asia central y se registra una penetración en zonas relativamente indemnes hasta ahora como China, Indonesia y Vietnam.

África, la más castigada

El África subsahariana es, de nuevo, la región más afectada con unos 26,6 millones de seropositivos, de los que aproximadamente 3,2 millones se han infectado este año. África meridional, con sólo el 2% de la población mundial, acapara cerca del 30% de los casos de la enfermedad de todo el planeta. Uno de cada cinco adultos vive allí con el VIH, la tasa más alta desde el comienzo de la pandemia. Sudáfrica, por su parte, es el país más azotado del mundo, con 5,3 millones de infectados.

La enfermedad afecta en especial a las mujeres africanas que, a diferencia de las mujeres de otras regiones del mundo, tienen más probabilidades -por los menos 1,2 veces más- de contraer el VIH que los varones. Este riesgo es dos veces y medio superior entre las jóvenes de 15 a 24 años. En la mayoría de los países del África austral más de una de cada cinco mujeres embarazadas está infectada. Este porcentaje alcanza un 40% en algunas regiones de Bostwana y de Swazilandia.

Con excepción de Senegal y Uganda, pocas intervenciones preventivas han arrojado resultados satisfactorios. En muchos de los países africanos más afectados, no existen programas nacionales para los huérfanos, la cobertura de las pruebas voluntarias resulta limitada y la prevención de la transmisión maternoinfantil es prácticamente inexistente.

Tras constatar que los actuales esfuerzos de prevención y atención son insuficientes, el informe subraya la urgente necesidad de ampliar el acceso a las terapias eficaces. Con tal propósito, la OMS promueve una estrategia mundial a fin de proporcionar tratamiento antirretrovírico a tres millones de personas en 2005. En la actualidad, sólo 300.000 personas tienen acceso a los medicamentos antisida en los países en desarrollo.

Niños huérfanos

Por otro lado, el informe "Generaciones de Huérfanos en África" revela que la crisis de niños huérfanos a causa del sida en el continente africano alcanza proporciones gigantescas. Once millones de niños huérfanos, de entre 10 y 14 años de edad, viven en el África subsahariana, según este documento elaborado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Los países donde habrá un gran aumento de huérfanos serán Botswana, Lesoto y Suazilandia, en donde los niveles de prevalencia del VIH alcanzan el 30% de la población. En estos tres países, así como en Zimbabwe, más de uno de cada cinco niños será huérfano en 2010, y más del 80% de ellos habrá perdido a uno de sus padres o a ambos a causa del sida, indica el informe de Unicef.

Incluso en países donde los niveles de prevalencia del VIH se han estabilizado, como en Uganda, el número de niños huérfanos será alto, debido a que los padres que han contraído el virus seguirán muriendo debido al sida.

"Necesitamos dejar de sentirnos molestos y empezar a mostrar indignación por el sufrimiento inaceptable de estos niños. Debemos hacer todo lo posible para que los padres vivan, así como para asegurarles escolarización y protección ante la explotación y el abuso", manifestó la directora de Unicef, Carol Bellamy.

Fracaso de las políticas

El informe de la agencia de la ONU muestra que en la mayoría de los países de África donde la extensión de la epidemia es grave, no se han implementado políticas nacionales para abordar las necesidades de éstos niños.

"El continuo fracaso en nuestra respuesta a la crisis de los niños huérfanos tendrá graves repercusiones", indicó Bellamy, quien instó a los países a actuar a nivel regional y nacional para asegurar la vida y el futuro de estos niños.

El documento de Unicef aboga por políticas que proporcionen apoyo a las familias y comunidades para asegurar que todos los niños huérfanos de África tengan una infancia segura y saludable.

Etiquetas:

informe, onusida, sida




Otros servicios


Buscar en