Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

Dos hospitales españoles emplean una nueva técnica para regenerar córneas a partir de células madre del propio paciente

El método consiste en implantar células madre de la córnea del ojo sano en el dañado para recuperar la zona afectada

  • Última actualización: 19 de enero de 2004

La Clínica Universitaria de Navarra y el Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona han empezado a emplear una nueva técnica para regenerar córneas dañadas por quemaduras, traumatismos, infecciones por herpes o múltiples cirugías oftalmológicas a partir del trasplante de células madre del propio paciente. Esta técnica, según los expertos de los centros hospitalarios, ofrece mejores resultados que el trasplante de membrana amniótica y podría evitar, en algunos casos, el de córnea o mejorar sus resultados.

El proceso consiste en extraer una pequeña muestra de la periferia de la córnea del ojo sano -donde se encuentran las células madre- para su posterior cultivo en laboratorio. Cuando se obtiene la cantidad suficiente de células se implantan en el ojo dañado para regenerar la zona afectada. Pero la Clínica Universitaria de Navarra utiliza un nuevo método de cultivo "que permite obtener células madre de la superficie corneal de especial calidad", explica Felipe Prósper, responsable del área de Terapia Celular del mencionado centro.

Aún se han realizado pocos casos, pero con resultados prometedores. "En los pacientes tratados se ha recuperado parcial o totalmente la zona ocular lesionada y todos han evolucionado favorablemente", asegura Javier Moreno, director del departamento de Oftalmología de la clínica.

El autotrasplante celular es la solución para problemas oftalmológicos que antes tenían tratamientos poco satisfactorios. En los casos de quemaduras, traumatismos e infecciones en los que la superficie de la córnea quedaba irreparablemente dañada, se recurría al trasplante de membrana amniótica o al de córnea, pero no devolvían la transparencia a la superficie corneal, con lo que la visión del paciente era escasa. El injerto celular no se convierte en un sustituto del trasplante de córnea, pero sí en una técnica complementaria que mejora los resultados y evita el rechazo.

Etiquetas:

corneas, células, madre




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto