Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

La Agencia Española del Medicamento autoriza el uso de la toxina botulínica para eliminar las arrugas de la cara

Limita su utilización a "arrugas profundas" y siempre "que puedan producir alteración psicológica en el paciente"

  • Última actualización: 19 de febrero de 2004

La Agencia Española del Medicamento (AEM), entidad dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, autorizó ayer el uso de la toxina botulínica -más conocida como bótox- para el "lifting" de las arrugas de expresión facial sin pasar por quirófano.

La autorización para la comercialización de Vistabel, como se conocerá en España al popular bótox, ha despertado una elevada expectación, tanto en médicos como en pacientes. La ampliación de su autorización sólo hace referencia a "arrugas faciales profundas" y siempre "que puedan producir alteración psicológica en el paciente", según la Agencia. Los tratamientos con la toxina tendrán un coste medio de unos 400 euros.

El uso de la toxina botulínica queda restringido a la zona superior de las cejas (a un centímetro), el entrecejo y las zonas donde se forman las "patas de gallo", así como a centros hospitalarios. Por lo tanto, sólo podrá ser inoculada en hospitales y clínicas registradas.

Además, su utilización sólo la podrán llevar a cabo médicos titulados que previamente tendrán que pasar un curso de formación. Este hecho retrasará su entrada en el mercado durante, al menos, dos o tres meses.

La Agencia remitirá la próxima semana el acuerdo a la empresa farmacéutica que la produce, que se ha comprometido a realizar un registro de médicos y centros autorizados, y a las clínicas interesadas para así "encauzar su distribución y circulación", aseguraron fuentes de la entidad.

La autorización se engloba dentro de las de "reconocimiento mutuo"; es decir, de aquellos medicamentos aprobados por la Agencia Europea del Medicamento y otros Estados miembros de la Unión Europea (UE), como es el caso de Francia, aunque en Suiza ya se vendía desde hace años. De esta forma quiere evitarse el uso clandestino de la toxina y su administración por parte de personas que no reúnen las condiciones adecuadas en establecimientos no reglados, lo que podría estar produciéndose desde hace tiempo.

Etiquetas:

arrugas, botulínica, toxina




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto