Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

Los otorrinos destacan los avances conseguidos en los últimos años en el tratamiento de las patologías de la voz

Recuerdan la importancia del habla como forma de comunicación e instrumento de trabajo en el Día Mundial de la Voz

  • Fecha de publicación: 16 de abril de 2004

Un 5% de la población mundial sufre algún trastorno de la voz que requiere atención por parte de un otorrinolaringólogo, recuerda la Federación Internacional de Sociedades de Otorrinolaringología (IFOS, por sus siglas en inglés) con motivo del Día Mundial de la Voz, que se celebra hoy.

Los especialistas señalan que en los últimos años se ha progresado mucho en cuanto a recursos diagnósticos y terapéuticos para la atención de las patologías de la voz. Esto ha hecho que aumente el interés por estos trastornos, lo que, a su vez, se ha traducido en un aumento de la demanda por parte de los pacientes.

Para prevenir, diagnosticar y tratar las patologías del habla, los otorrinos cuentan en la actualidad con métodos que permiten obtener excelentes imágenes de la vibración de las cuerdas vocales. Entre ellos destaca una técnica denominada fonocirugía, "que implica una actuación más prudente y limitada sobre las cuerdas vocales con el fin de mejorar o modificar la emisión de la voz", explica el doctor Rafael Fernández Liesa, del Servicio de Otorrinolaringología (ORL) del Hospital Universitario Miguel Servet, en Zaragoza.

Otro sistema es el estroboscopio, un equipo que ilumina las cuerdas vocales con una luz que destella a una frecuencia que se ajusta a la de la vibración de las mismas, provocando un efecto óptico que permite ver el movimiento de las cuerdas como si fuera a cámara lenta. Mediante los estroboscopios actuales, con más iluminación y con digitalización de la señal, se consiguen unas imágenes de gran precisión que ayudan mucho al diagnóstico.

Instrumento de trabajo

Se considera profesionales de la voz a cantantes, locutores, profesores, actores, conferenciantes, vendedores o teleoperadores, aunque todos utilizamos este recurso en mayor o menor medida.

El grupo profesional con más problemas son los profesores de colegios, entre un 20% y un 25% presentan lesiones y es la segunda causa más frecuente de baja laboral en este colectivo; los que tienen menos capacidad para tolerarlos son los cantantes y dentro de ellos los líricos.

Por edades, la mayor prevalencia de los problemas vocales se registra entre los 25 y 45 años. En general, la causa de la disfonía (voz ronca), el trastorno más frecuente, suele ser un mal uso o abuso vocal. La patología benigna más frecuente de las cuerdas vocales son los nódulos, que representan entre el 17% y el 24% de los casos. Los pólipos también suelen ser habituales y afectan más a los varones que a las mujeres.

Los expertos hacen especial hincapié en los problemas de voz que sufren los niños, normalmente motivados por una alteración anatómica de la laringe o bien debido a una disfunción entre los diferentes órganos y aparatos que intervienen en la fonación. Las estadísticas muestran que entre el 30% y 40% de la población infantil en edad escolar padece disfonía. La patología más frecuente en los menores son los nódulos.

En la actualidad, equipos multidisciplinares, constituidos por foniatras, logopedas, profesores de canto e incluso psicólogos y coordinados por otorrinos, colaboran para ayudar a los pacientes disfónicos a poner fin a sus problemas.

Etiquetas:

otorrinos, trastornos, voz




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto