Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

Los ensayos con células madre clonadas para curar la diabetes podrían demorarse hasta 10 años

Los científicos de la Universidad de Newcastle obtendrán previsiblemente mañana el permiso para llevar a cabo sus experimentos

  • Fecha de publicación: 15 de junio de 2004

Miodrag Stojkovic, un serbio de la Universidad de Newcastle, está a punto de convertirse en el primer científico que podrá experimentar en humanos, con pleno respaldo oficial, las técnicas de clonación con fines terapéuticos. Su objetivo es aislar células de la piel de diabéticos insulinodependientes para aplicar el método de transferencia nuclear utilizado en el nacimiento de la oveja "Dolly", el primer mamífero creado a partir de la clonación de una célula adulta.

Este investigador y su equipo persiguen clonar células adultas de diabéticos para obtener embriones que al cabo de una semana de desarrollo serán destruidos, ya que sólo interesan como fuente de células madre que serían susceptibles de transformación en células productoras de insulina. Teóricamente, esas células diferenciadas podrían inyectarse a los enfermos que donaron las células cutáneas, con el fin de curarles la diabetes sin que el trasplante celular cause rechazo inmune. Los científicos de la Universidad de Newcastle ya han logrado obtener células madre de embriones sobrantes de técnicas de fecundación. Con este proyecto desean comprobar si la técnica de transferencia nuclear puede ser mejorada, convirtiéndose en una alternativa para la obtención de células madre. El grupo de Stojkovic precisa que aún están en fase de investigación básica y que pueden necesitarse de cinco a diez años antes de poder ensayar esta estrategia en pacientes con diabetes.

Los experimentos de Stojkovic y su equipo serán con toda probabilidad aprobados mañana por un comité científico de la Autoridad de Fertilidad Humana y Embriología (HFEA, por sus siglas en inglés), ya que sus cinco miembros se han posicionado favorablemente en un dictamen preliminar. Hasta ahora, la solicitud de este equipo de la Universidad de Newcastle es la primera que ha sido presentada ante esa agencia, que regula en Gran Bretaña todos los tratamientos de fecundación asistida, así como los proyectos de investigación que impliquen la manipulación de óvulos, espermatozoides o embriones humanos.

Sin embargo, muy pronto podría llegar a la HFEA una nueva solicitud. Fue anunciada hace pocos meses por el equipo creador de la oveja "Dolly" en el Instituto Roslin de Edimburgo (Escocia), que pretende ahora experimentar con las técnicas de clonación para buscar terapias alternativas para graves enfermedades del sistema motor, como la esclerosis lateral amiotrófica.

Visiones diferentes

La clonación terapéutica y la clonación reproductiva se basan en una misma técnica (la transferencia del núcleo de una célula adulta a un óvulo denucleado), aunque sus objetivos son bien distintos. Todos los gobiernos y la inmensa mayoría de los científicos se han posicionado en contra de la clonación con fines reproductivos, dado que supondría la creación de seres humanos genéticamente idénticos. Pero a nivel internacional hay una clara división sobre si la puerta debe estar también cerrada a la clonación con fines médicos.

Desde hace tres años, hay dos propuestas de Convención sobre clonación humana que no prosperan en Naciones Unidas a causa de esa diferente visión del problema. Frente a quienes abogan por la no prohibición, los opositores a la clonación terapéutica esgrimen que conlleva la creación de embriones específicamente para obtener células madre, siendo destruidos al cabo de una semana de vida. Además, argumentan que puede aumentar el riesgo real de que esos embriones puedan llegar a implantarse en el útero de mujeres, con la posibilidad teórica de que nazcan bebés clónicos.

Hasta ahora, sólo un grupo reducido de países ha establecido legislaciones que bien no penalizan la clonación terapéutica o bien la autorizan. Primero fue Gran Bretaña, luego fueron Suecia, Israel, Australia y Singapur. También hay un amplio grupo de países, liderados por Francia, que no autorizan esas técnicas, aunque abogan en el seno de Naciones Unidas por dejar un resquicio a la clonación terapéutica.

Dudas

El potencial médico de esta estrategia científica todavía no ha sido demostrado y persisten muchas dudas de que pueda desembocar en un tratamiento estándar ajustado al perfil de cada paciente, ya que obligará a una disponibilidad de óvulos donados muy elevada. Su viabilidad científica sí ha sido confirmada en un experimento divulgado en febrero pasado por investigadores surcoreanos de las Universidades Kyung Hee y Estatal de Hanoi. Este equipo consiguió aislar células madre de embriones obtenidos por clonación. Para obtener células potencialmente trasplantables a un paciente se necesitó crear hasta 30 embriones clónicos a partir de 242 óvulos.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto