Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

Separadas con éxito en Washington dos bebés mellizas unidas desde el esternón hasta el ombligo

Los cirujanos tuvieron que dividir el hígado, el único órgano compartido por ambas

  • Fecha de publicación: 21 de junio de 2004

Las mellizas Erin y Jade Buckles, que nacieron unidas hace tres meses y medio, fueron separadas el pasado sábado en una operación que duró más de seis horas. Las pequeñas se encontraban ayer en situación crítica pero estable. El equipo médico del Hospital de Niños de Washington, encabezado por el cirujano Gary Hartman, que practicó la intervención quirúrgica, dará a conocer hoy los detalles de la operación y concretará el estado de salud de las pequeñas.

La mayor preocupación ahora es que cicatricen cuanto antes las heridas de 15 centímetros que recorren los cuerpos de las niñas desde el esternón hasta el ombligo, ya que las han hecho más vulnerables a las infecciones. Es probable que, cuando crezcan, Jade y Erin requieran cirugía plástica para compensar esas heridas.

Durante la intervención, los médicos encontraron menos complicaciones de las previstas en un primer momento, incluso duró menos tiempo del que pensaban. El equipo de cirujanos, además de separar los cuerpos de las niñas, tuvo que dividir el hígado, el único órgano compartido por ambas. Sin embargo, los dos corazones sólo tenían en común una pequeña sección de tejido, aunque el 60% del músculo cardiaco de Erin estaba dentro del tórax de Jade.

Las niñas nacieron por cesárea el 26 de febrero, seis semanas antes de finalizar el periodo de embarazo. Estaban unidas de tal manera que, para alimentarlas, los padres usaban pequeños biberones de muñeca que introducían entre sus rostros, situados a pocos centímetros uno del otro.

Hacia la semana 18 de embarazo, una ecografía detectó que los fetos se encontraban conectados desde el ombligo hasta el esternón, y enfrentados. Las pequeñas tenían estómagos y corazones independientes, lo que fue un signo positivo para los médicos, que desde entonces atendieron el embarazo con el objetivo de practicar una intervención quirúrgica para separarlas cuando nacieran. Una posibilidad a la que se acogieron los padres, ya que la pareja decidió no recurrir a un aborto.

El caso se transfirió al Centro Médico Naval de Bethesda, una instalación militar con capacidad para atender embarazos y partos de alto riesgo. Melissa, la madre, fue hospitalizada antes de Navidad y así los médicos vigilaron de cerca su evolución. En la semana 34 de embarazo, la mujer empezó a tener contracciones y los médicos decidieron proceder al nacimiento a través de una cesárea.

Etiquetas:

esternón, mellizas, ombligo




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto