Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

Las asociaciones de consumidores rechazan la posibilidad de pagar un euro por cada visita al médico

Consideran que esta medida perjudicaría a las economías domésticas más precarias, como los ancianos

  • Fecha de publicación: 14 de julio de 2004

La Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU), la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACU) y la Federación de Consumidores en Acción (FACUA España) rechazaron ayer el anuncio de la Generalitat de Cataluña de la posible implantación de una tasa de un euro por cada visita al médico.

"Los consumidores pagamos suficientes impuestos como para que la gestión sanitaria sea gratuita y aunque cada comunidad autónoma tiene libertad para decidir las medidas a tomar, es perentorio que antes de aplicar estas tasas se alcance un consenso con las asociaciones de consumidores de cada localidad", aseguró Fernando Moner, vicepresidente de CECU.

En opinión de Moner, es necesario un análisis detallado de los factores que incrementan el gasto sanitario. "Se deben realizar campañas que bajen el principal punto de gasto en las comunidades autónomas, que son los medicamentos, haciendo hincapié en el uso de genéricos por parte de médicos y farmacéuticos", apuntó.

El vicepresidente de CECU cree que la iniciativa de la Generalitat perjudicaría sobre todo a los colectivos más desfavorecidos económicamente, como son los ancianos. "El copago sería la última vía a tomar siempre y cuando se hayan llevado a cabo suficientes campañas y se realice de acuerdo con la sociedad civil", añadió.

Por su parte, OCU considera que si se cobra un euro por consulta, la Administración debería decir abiertamente adónde va ese dinero, explicarlo a los ciudadanos. "Pensamos que existen otros recursos para obtener ese dinero, nuestros impuestos son suficientes para ello. Además, esto realiza un flaco favor a las economías domésticas más precarias, puesto que ya no tienen ningún nivel inferior al que acudir", indicó la portavoz de esta organización, Ileana Izverniceanu.

OCU se muestra partidaria de un control exhaustivo por parte de la Administración en lo que respecta a la prescripción médica y farmacéutica y al tanto por ciento que ganan los laboratorios, potenciando los genéricos para la contención del gasto farmacéutico.

Por su parte, CEACU recordó que todas las encuestas realizadas por la entidad han tenido como resultado un rechazo por parte de los usuarios a cualquier tipo de copago, ya sea mediante receta o por consulta. "El Sistema Nacional de Salud debe ser un servicio universal, gratuito y no discriminatorio, algo que no se cumple con el pago de un euro por consulta, que perjudica a las rentas menos favorecidas", señaló la organización.

A juicio de CEACU, la contención del gasto debe recaer en todos los agentes y no sólo en los consumidores. "Se deben adoptar medidas como los envases monodosis, el 30% de los envases sobran, más uso de medicamentos genéricos y más medidas de control sobre la labor informativa que realizan los laboratorios sobre los médicos, que puede influir en sus prescripciones", indicó.

Finalmente, FACUA mostró también su rechazo al copago por considerar, al igual que el resto de organizaciones, que "perjudicaría a los colectivos más desfavorecidos", como los mayores y los enfermos crónicos, y "rompería el principio de solidaridad".

La Federación aboga por desarrollar programas de prevención y formación del usuario. En este sentido, cree que establecer un sistema de pago lineal sin considerar las condiciones de los colectivos y las personas es "tremendamente injusto" y "una clara regresión en el desarrollo de políticas sociales".

Médicos, farmacéuticos y enfermeros

De otro lado, los presidentes de la Organización Médica Colegial, el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos y el Consejo General de Enfermería, Guillermo Sierra, Pedro Capilla y Máximo González Jurado, respectivamente, coincidieron en que otorgar a las comunidades autónomas libertad para implantar el copago como modo de financiación sanitaria favorecería la "desigualdad" en la asistencia y supondría un "disloque" en la atención pública.

Sierra manifestó que si se deja libertad a las comunidades, como sostiene Hacienda, a la hora de implantar el copago sanitario, se "favorecería un disloque en el sistema sanitario, ya que los ciudadanos preferirían ir a las consultas en las que fuera más barata la atención".

Capilla, por su parte, señaló que "hay muchos aspectos que mejorar dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS) antes de poder llegar a un copago", al que consideró como "un tema político". "Llegado el momento de la implantación de esa teoría, los farmacéuticos no la incentivaríamos, sino que opinaríamos sobre su establecimiento", precisó. No obstante, indicó que "no se trata de una medida que favorecería estabilizar el gasto farmacéutico".

Por último, González Jurado coincidió con Sierra en que la implantación del copago sólo en algunas comunidades rompería "el principio de cohesión e igualdad del sistema sanitario".

Etiquetas:

copago, médico, visita




Otros servicios


Buscar en