Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

Dos casos del virus del Nilo en Portugal ponen en marcha las alertas del Centro Nacional de Epidemiología

Se trata de los primeros contagios que se documentan en la Península Ibérica

  • Fecha de publicación: 28 de julio de 2004

La aparición de dos casos del virus del Nilo Occidental en Portugal, cerca de la frontera con España, ha puesto en marcha las alertas del Centro Nacional de Epidemiología. Se trata de los primeros contagios en 30 años de esta enfermedad, transmitida por mosquitos, que se documentan en la Península Ibérica. Las personas infectadas son dos ciudadanos irlandeses que habían visitado recientemente El Algarve, una de las zonas más turísticas de Portugal.

En el 80% de los casos, la enfermedad no produce síntomas, pero en uno de cada 150 la infección puede provocar daños neurológicos e incluso ser potencialmente mortal. En este caso, uno de los contagiados desarrolló la forma más severa de la enfermedad. Los síntomas comenzaron cuando los afectados volvían en avión y el diagnóstico se realizó en Irlanda.

Tras la confirmación, el Sistema Europeo de Vigilancia de Enfermedades Infecciosas avisó a todos sus países miembros el pasado 21 de julio. Desde entonces, el Ministerio de Sanidad ha recomendado a todas las comunidades que intensifiquen la vigilancia ante la posibilidad de que aparezcan nuevos casos en nuestras fronteras, por precaución. Sin embargo, el director de Salud Pública, Manuel Oñorbe, aseguró ayer que no hay motivo para la alarma ni para la preocupación. "Todos los centros de vigilancia epidemiológica están en alerta. Pero a nivel técnico no existe ninguna preocupación por los casos aparecidos en Portugal", explicó. No obstante, no descartó que puedan aparecer nuevos casos en nuestro territorio.

Ningún caso en España

Este virus de origen africano mantiene en jaque a EE.UU. todos los veranos. El año pasado enfermaron 9.862 personas y murieron 264, y en lo que va de año ya se han registrado 182 contagios y 4 fallecimientos. Pero en Europa, el virus del Nilo Occidental sólo tiene apariciones ocasionales. La última fue en la zona de La Camarga (Francia), en agosto de 2003, donde se registraron siete casos.

En nuestro país no se ha documentado ningún contagio en humanos, aunque existen estudios de prevalencia donde se han detectado anticuerpos contra el virus del Nilo en zonas con humedales, es decir, que la infección podría circular en zonas como el Delta del Ebro, Valencia, Galicia y los alrededores del Coto de Doñana. En 1998, un estudio español sugería incluso la existencia de brotes de infección en localidades del Delta del Ebro. Es posible que pasen sin diagnosticar casos esporádicos del virus del Nilo o dengue, otra enfermedad típicamente tropical. Sus síntomas son muy variados y pueden confundirse con un simple catarro.

El riesgo existe y por ello el Instituto de Salud Carlos III emprendió hace dos años un estudio de vigilancia en los humedales españoles. Esta labor de vigilancia consiste en tomar muestras diarias de mosquitos y de aves que aparecen muertas para comprobar si el virus está circulando en nuestro territorio. La transmisión del virus del Nilo Occidental comienza, generalmente, con un ave enferma. Si los mosquitos pican al ave se convierten en portadores de la infección, que transmiten luego con su picadura a los seres humanos y a otros animales.

Control en Doñana y Odiel

Técnicos de la Estación Biológica del Parque Nacional de Doñana y de la Reserva Natural de las Marismas de Odiel, ambos en Huelva y próximos al Algarve, han confirmado que se mantienen las labores de vigilancia. No se han tomado medidas especiales, pero la vigilancia es intensa. Diariamente se toman muestras de mosquitos que se envían para su posterior análisis al Instituto de Salud Carlos III. Y en ninguno de los dos humedales se han detectado mosquitos infectados.

Expertos en medicina tropical llevan años advirtiendo sobre la posibilidad de que la malaria y otras enfermedades consideradas exóticas regresen o surjan en Europa por el aumento de las temperaturas. El incremento de infecciones por garrapatas o los casos de virus del Nilo o de paludismo autóctono son un aviso para países como España, que reúnen las condiciones idóneas para que surjan brotes víricos similares.

Etiquetas:

Occidental, nilo, virus




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto