Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

Un estudio aventura la posibilidad de que se puede detener el Alzheimer si se trata en las primeras fases

La terapia elimina las placas beta amiloide y los ovillos neurofibrilares, responsables de la pérdida de memoria y muerte de neuronas

  • Fecha de publicación: 7 de agosto de 2004

Aunque se trata de una terapia experimental que sólo se ha probado en laboratorio, en un tipo de ratón que reproduce fielmente la enfermedad de Alzheimer, lo que ha conseguido un grupo de investigadores de la Universidad de Irvine (California) es una prueba más de que esta epidemia puede detenerse si se trata en sus inicios.

En el ensayo experimental la inmunoterapia eliminó en el cerebro del ratón las placas beta amiloide y los ovillos neurofibrilares, las lesiones que provocan la pérdida de memoria y la muerte neuronal. Siete días después de que se inyectaran directamente al cerebro anticuerpos contra la proteína Ab (beta amiloide) no quedaba rastro de las placas, y poco después desaparecieron también los ovillos neurofibrilares. Este trabajo ha sido la portada de la revista de Neurología "Neuron" esta semana.

Para el neurobiólogo Frank LaFerla, responsable de la investigación, su experimento es la muestra más evidente de que si se "limpian" las placas amiloide se puede detener el daño cerebral. Aunque el tratamiento no sería eficaz cuando la enfermedad ha progresado más, los neurobiólogos de Irvine también trabajan en una terapia combinada con dos tratamientos diferentes: uno dirigido a limpiar las placas y otra específicamente diseñada para combatir los ovillos neurofibrilares. LaFerla confía en que con esta combinación podría ayudar a los enfermos con un Alzheimer más avanzado.

El tratamiento que se ha conocido esta semana no es el primer intento por frenar la enfermedad. Una vacuna, actualmente en ensayo, acapara también las esperanzas de poder atajar una epidemia que ya afecta a 25 millones de personas en el mundo. En el año 2002 tuvo que interrumpirse el primer ensayo a gran escala de una vacuna "anti-alzheimer" por los graves efectos secundarios que producía en los enfermos. Esta vacuna también eliminaba las placas beta amiloide.

Los resultados en roedores habían sido asombrosos, pero todas las esperanzas se derrumbaron cuando el suero no superó la prueba en humanos. El ensayo internacional en el que participaban 400 enfermos, entre ellos varios españoles, tuvo que suspenderse al aparecer reacciones graves en el 5% de los pacientes. En concreto, encefalitis, una inflamación del cerebro que puede dejar secuelas irreversibles. Pero desde octubre se prueba un suero similar, con algunas modificaciones, que en voluntarios sanos no ha producido ninguna reacción.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto