Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

La Sociedad Española de Cardiología comienza a instalar desfibriladores en lugares públicos

Aeropuertos, estadios, estaciones o centros comerciales contarán con estos dispositivos que hacen que el corazón vuelva a su ritmo

  • Fecha de publicación: 22 de agosto de 2004

Cuando se produce una parada cardiaca, los segundos cuentan para hacer una maniobra de resucitación. Si el corazón permanece más de 5 minutos parado, las posibilidades de seguir viviendo o de hacerlo sin secuelas son prácticamente nulas. Por eso, los equipos de resucitación móviles difícilmente consiguen llegar a tiempo.

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha puesto en marcha una iniciativa para instalar estos dispositivos en lugares públicos, fuera de las instituciones sanitarias. Centros comerciales, estadios deportivos, estaciones de autobuses o ferrocarril, aeropuertos y, en general, zonas que soportan un importante movimiento de personas, incorporarán estos dispositivos para ganar tiempo hasta que llega la asistencia médica.

De cada 70.000 infartos anuales que se producen en España, sólo 41.000 personas llegan con vida al hospital. Para el resto, la medicina no llega a tiempo. El 80% de las 29.000 personas que mueren antes de recibir asistencia lo hacen porque sufren una fibrilación ventricular.

Esta arritmia puede ser fatal si no se detiene. El corazón late tan rápido y de una forma tan caótica que deja de bombear sangre y termina por pararse. Entonces, sólo la descarga eléctrica que produce un desfibrilador permite poner en marcha ese corazón para evitar la muerte súbita.

Los desfibriladores aplican una corriente de alto voltaje que detiene la fibrilación ventricular y permite que el corazón recupere su ritmo. Si no se paraliza la arritmia, la muerte sobreviene en minutos.

Banyoles, en Gerona, ha sido la primera localidad en unirse a esta iniciativa al instalar una columna de rescate cardiaco. Situada en un centro deportivo, la instalación incorpora un desfibrilador inteligente que puede utilizarse sin formación médica. Al colocar las placas en el pecho, el propio sistema realiza el diagnóstico y establece la intensidad de la descarga, sin riesgos para el paciente. La persona que intente la reanimación sólo debe seguir unas instrucciones sencillas para salvar a la víctima de una muerte segura.

La columna incorpora además un panel con dibujos donde se explica, paso a paso, cómo reaccionar ante una pérdida de conciencia: comprobar el pulso, el nivel de conciencia, realizar maniobras de reanimación y, por último, realizar la descarga eléctrica si la víctima no responde a las técnicas de auxilio.

Pese a la sencillez del manejo, la idea es dar pequeños cursillos de formación a las personas que trabajen en los centros donde se instalen los desfibriladores. De manera que ante un desvanecimiento, siempre haya alguien capacitado para atender en pocos minutos y con todas las garantías.

La experiencia de otros países, como EE.UU. y Gran Bretaña, demuestra que podrían recuperarse el 25% de todas las muertes súbitas cuando el dispositivo se activa en los 5 minutos siguientes a sufrir un accidente cardiaco. En nuestro país sólo se recupera el 3%, pero podrían evitarse 6.000 muertes anuales.

Pero antes deben ser los centros sanitarios y las ambulancias las que cuenten con estos dispositivos, como reclama el Plan Nacional de Cardiopatía Isquémica, presentado por el anterior Ministerio de Sanidad.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto