Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

Un estudio demuestra que también la exposición a bajos niveles de benceno puede resultar perjudicial para la salud

Las pequeñas concentraciones de este compuesto químico, utilizado en muchas industrias, provocan daños en las células sanguíneas

  • Fecha de publicación: 5 de diciembre de 2004

Los científicos y los organismos oficiales que velan por la salud pública no tenían ninguna duda de que la exposición a dosis elevadas de benceno, un compuesto químico utilizado en muchas industrias, aumenta el riesgo de leucemia y tiene efectos tóxicos en la médula ósea. Sin embargo, los efectos del benceno a dosis bajas eran prácticamente desconocidos.

En un estudio publicado ayer en "Science", científicos de varios centros oficiales chinos y del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. detallan que en dosis consideradas aceptables el benceno puede destruir las células sanguíneas. Ese equipo de investigadores analizó los niveles de glóbulos blancos de 250 trabajadores de una fábrica de calzado en Tianjin (China), que habían estado expuestos a distintos niveles de benceno, superiores e inferiores a la dosis máxima aceptable en los puestos de trabajo de EE. UU. (1 parte por millón). Los resultados se compararon con los obtenidos tras examinar muestras de 140 empleados chinos de una fábrica de ropa, que no tenían exposición al benceno.

Los científicos detectaron defectos sanguíneos exclusivamente en los trabajadores expuestos a ese compuesto químico, incluidos los 160 que estuvieron en contacto con dosis inferiores a 1 ppm. Gran parte de la toxicidad se detectó en las células progenitoras que originan los distintos tipos celulares de la sangre. Se observó además que el daño era superior en los trabajadores con variantes genéticas que afectaba a la enzima mieloperoxidasa, que ya había sido asociada a daños sanguíneos.

La exposición a benceno procede de varias fuentes: el humo del tabaco, los vapores de la gasolina o la contaminación. Sin embargo, las dosis peligrosas se detectan en instalaciones industriales donde se utiliza como disolvente.

Etiquetas:

benceno, daños, exposición




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto