Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

Sanidad advierte sobre los riesgos de algunos medicamentos en caso de que se produzca una ola de calor

Algunos fármacos pueden agravar el síndrome de deshidratación

  • Fecha de publicación: 6 de julio de 2005

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, ha elaborado una guía de recomendaciones específicas a los profesionales sanitarios sobre el buen uso de los medicamentos en caso de que se produzca una ola de calor. En esta guía se advierte sobre los riesgos inducidos por algunos fármacos en la adaptación del organismo al calor.

En la lista figuran medicamentos susceptibles de agravar el síndrome de agotamiento-deshidratación y el golpe de calor, algunos que pueden inducir una hipertermia y otros que pueden agravar indirectamente los efectos del calor.

Entre los medicamentos que pueden agravar la deshidratación, la AEMPS señala los diuréticos; aquellos susceptibles de alterar la función renal (antiinflamatorios no esteroideos, inhibidores de la enzima conversora de la angiotensina, antagonistas de los receptores de la angiotensina II, algunos antibióticos como las sulfamidas, y algunos antivirales como indinavir).

También incluye los medicamentos con un perfil cinético que puede ser alterado por la deshidratación, como sales de litio, antiarrítmicos, digoxina, antiepilépticos, algunos antidiabéticos orales y los hipocolesterolemiantes; y aquellos que pueden impedir la pérdida calórica del organismo por una acción a diferentes niveles, como neurolépticos, agonistas serotoninérgicos, anticolinérgicos, vasoconstrictores periféricos, fármacos que pueden limitar el aumento del gasto cardiaco y hormonas tiroideas.

En cuanto a los medicamentos que pueden inducir hipertermia, advierte que todos los neurolépticos y antipsicóticos pueden inducir el síndrome neuroléptico maligno, mientras que los agonistas serotoninérgicos y similares (inhibidores de recaptación de serotonina, antidepresivos, triptanes y la buspirona) aumentan el riesgo de síndrome serotoninérgico.

La AEMPS también ha advertido que el uso de algunas drogas, en particular anfetaminas y cocaína, así como el alcoholismo crónico, son factores de riesgo que pueden agravar las consecuencias del calor.

Las personas de edad avanzada son las más vulnerables en situación de calor extremo a causa principalmente de la alteración de su capacidad para sentir la sed, y de una disminución de su capacidad de termorregulación mediante la transpiración, según ha subrayado la AEMPS.

Prevención

El departamento de Sanidad recomienda algunas medidas preventivas para los profesionales sanitarios en caso de ola de calor, basadas en la vigilancia del estado general de los pacientes en el aspecto clínico y biológico, y el control del conjunto de medidas higiénico-dietéticas, especialmente ambiente fresco, aireación e hidratación.

Otra medida importante es revisar la lista de medicamentos que toma el paciente, identificar aquellos que pueden alterar la adaptación del organismo al calor, reevaluar la necesidad de cada uno de ellos en términos de beneficio-riesgo, así como evitar la prescripción de antiinflamatorios no esteroideos (especialmente nofrotóxicos) en caso de deshidratación y de paracetamol en caso de fiebre.

Etiquetas:

calor, medicamentos, riesgos




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto