Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

Una dieta baja en calorías puede retrasar el envejecimiento del corazón, según un estudio

La investigación demuestra que aquellos que limitaron la ingesta calórica presentaban funciones cardíacas acordes a personas más jóvenes

  • Última actualización: 16 de enero de 2006

Una dieta muy baja en calorías puede ayudar al corazón a envejecer más lentamente, de acuerdo con investigadores de la Universidad Washington en San Luis, EE.UU., que dicen haber estudiado por primera vez esta cuestión. Los hallazgos confirman estudios previos en ratones y ratas que demuestran los beneficios cardíacos de una dieta restrictiva en calorías.

El estudio examinó la función cardiaca en 25 miembros de la denominada Sociedad de Restricción Calórica, de edades comprendidas entre 41 y 64 años, que consumen entre 1.400 y 2.000 calorías diarias. Fueron comparados con 25 personas sometidas a una dieta alimenticia típica del oeste de Estados Unidos, que oscila entre 2.000 y 3.000 calorías diarias.

El resultado fue que aquellos que limitaban la ingesta calórica presentaban funciones cardíacas mucho más acordes con personas más jóvenes, alrededor de 15 años más que las correspondientes a su edad. Exámenes por ultrasonidos mostraron que un grupo de personas tenía corazones que parecían más elásticos que los de la mayor parte de las personas de su edad; sus corazones eran además capaces de volver a un pulso normal de forma similar a los de personas más jóvenes.

"Este es el primer estudio que demuestra que la restricción de calorías a largo plazo con una nutrición adecuada tiene efectos cardioespecíficos que retrasan o revierten el declive de las funciones del corazón asociadas a la edad", declaró Luigi Fontana, responsable del estudio y profesor asistente de Medicina de la Universidad Washington en San Luis.

El estudio será publicado el próximo martes por el Journal of the American College of Cardiology. Fontana explicó que no se trata simplemente de consumir menos comida. Los miembros del estudio ingerían una dieta mediterránea, centrada en verduras, aceite de oliva, judías, pescado y fruta. Estaban excluidos las comidas precocinadas, refrescos, postres y el pan blanco.

Etiquetas:

calorias, corazon, dieta




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto