Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

Sida y enfermedades cardiovasculares, los principales problemas de salud para los próximos 24 años

El tabaco provocará un 50% más de muertes que el VIH

  • Fecha de publicación: 28 de noviembre de 2006

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho ya sus predicciones sobre cómo será la salud mundial en el año 2030. Todo indica que el sida y las enfermedades cardiovasculares -ataque al corazón e infarto cerebral- serán los principales retos a los que se tendrán que enfrentar los médicos durante los próximos 24 años. También habrá que tener en cuenta al tabaco. Un dato: las muertes por tabaquismo crecerán más que las de sida, indica el estudio de la OMS y la Universidad de Harvard que se publica hoy en la revista "PLoS Medicine".

Este trabajo revela que aumentará la esperanza de vida en todos los países y se reducirá la mortalidad infantil, pero crecerán dos de las epidemias actuales, el cáncer y las enfermedades relacionadas con el corazón.

La esperanza de vida aumentará en todo el mundo, hasta situarse en 85 años para las mujeres y en 79,7 para los hombres en los países ricos

En los próximos veinticinco años, las enfermedades de falta de riego sanguíneo en el corazón, como el infarto, seguirán liderando las causas de muerte, ya que representarán un 15,8% de las defunciones. Si se les suman el 9% de las enfermedades de riego sanguíneo en el cerebro -los ictus-, una de cada cuatro muertes en los países ricos se deberá a trastornos de la circulación sanguínea.

Pero si en lugar de contar el número de muertes se analizan los años de vida perdidos por muerte prematura, o bien vividos en situación de discapacidad, la depresión unipolar seguirá siendo en el 2030 la enfermedad con un mayor impacto social.

Las muertes por infecciones bajarán de forma global, aunque con la excepción del sida. La infección continuará creciendo y también sus víctimas. Será la tercera causa de muerte en el mundo y la segunda en países menos desarrollados, aunque el resultado final dependerá del acceso a tratamientos antirretrovirales y los programas de prevención.

Tabaquismo

Los cigarrillos seguirán haciendo estragos pese a los planes para reducir el consumo de tabaco. El estudio indica que en los próximos años morirán un 50% más de fumadores por problemas relacionados con el tabaquismo que personas con sida.

El hábito de fumar constituye un factor de riesgo independiente de primer orden para el ataque cardiaco. Es uno de los hábitos tóxicos socialmente adquiridos que interviene en un grupo numeroso de enfermedades como la cardiopatía coronaria, el cáncer de pulmón, la enfermedad arterial periférica, la úlcera gastroduodenal y las enfermedades crónicas pulmonares obstructivas, entre otras.

Está demostrada la asociación entre el consumo de cigarrillos y el infarto agudo de miocardio, porque los fumadores presentan una tasa de mortalidad por enfermedad coronaria un 70% mayor que los no fumadores, y en el caso de los que fuman más de dos cajas al día el riesgo es hasta un 200% superior.

Mujeres vulnerables

El VIH/Sida se cebará en las mujeres. Según la OMS, el número de mujeres infectadas por el VIH ha crecido en todas las regiones del mundo en los dos últimos años. El aumento más pronunciado se ha registrado en Asia oriental, donde ha sido de un 56%, seguida de Europa oriental y Asia central, con un 46%. En el África subsahariana, la región más afectada, cerca del 60% de los adultos infectados por el VIH son féminas.

Por otro lado, la violencia de género aumenta la vulnerabilidad de las mujeres. La violencia contra la mujer está ya reconocida como una violación de los derechos humanos, y se ha convertido en una cuestión de salud pública.

Esperanza de vida

Estas patologías alterarán la salud de un mundo que aumentará su esperanza de vida en todos los lugares del planeta, hasta situarse en 85 años para las mujeres y en 79,7 para los hombres en los países ricos en el año 2030, con un récord de 88,5 años para la población femenina de Japón.

Hoya, los problemas de salud con una factura social más alta en Europa occidental, Norteamérica, Australia, Nueva Zelanda y Japón son, después de la depresión y por este orden: las enfermedades cardiacas, el ictus, el abuso de alcohol y el alzheimer. Para los próximos 25 años, la OMS destaca entre las que más importancia tendrán por su impacto social la diabetes, el alzheimer y los trastornos auditivos.

Las problemas coronarios también son, y seguirán siendo en los próximos años, la primera causa de muerte. Pero el sida desplazará a las muertes perinatales -las que se producen al final del embarazo, durante el parto o en los primeros días de vida- como el problema de salud de mayor impacto social. La OMS prevé un incremento de la depresión a escala global, que se situará en segundo lugar detrás del sida en años de vida perdidos o vividos con discapacidad, así como de los accidentes de tráfico y de las enfermedades cardiacas.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto