Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

^

La impotencia a partir de los 40 puede ser el anuncio de un infarto de corazón o de un derrame cerebral

Si la disfunción eréctil se produce al menos el 25% de las veces, es el momento de acudir al especialista

  • Fecha de publicación: 17 de febrero de 2008

La impotencia sexual, que puede comenzar a partir de los 40 años y agudizarse a los 50, puede ser el anuncio de un grave problema cardiovascular. Los urólogos aseguran, y las estadísticas corroboran, que este fenómeno con frecuencia anticipa un infarto de corazón o un derrame cerebral, que puede llegar en el plazo de dos o tres años.

"La salud sexual del varón va más allá de la rigidez de su pene: estamos hablando de un trastorno que puede ser, en realidad, un síntoma centinela de una enfermedad mucho más grave. Está en peligro la vida", afirma el especialista Ander Astobieta, jefe de sección de Urología del Hospital de Galdakao (Vizcaya) y miembro del grupo Urología Clínica.

Los expertos restan importancia a que se falle alguna vez. El problema se presenta cuando la situación se repite, cuando ocurre al menos el 25% de las veces. Si es así, es el momento de acudir al especialista.

El problema se debe, en ocasiones, a alteraciones psicológicas. En realidad, son las menos, entre el 20% y el 30% de los casos. La mayoría de las veces se da entre la gente joven por miedo al fracaso o por la existencia, por ejemplo, de una relación de pareja desequilibrada. Las más abundantes son, sin embargo, las complicaciones de tipo físico, que afectan al 70% u 80% de los varones con edades comprendidas entre 40 y 70 años, especialmente a partir de los 50.

Según manifiestan los expertos, hoy existen tres tipos de fármacos, todos ellos efectivos y seguros, que ayudan y han conseguido resolver el 80% de los problemas de impotencia, pero su toma debe ir acompañada de unas mínimas dosis de sexo y de deseo.

Uno de los peores enemigos de la erección es el tabaco, que estrecha las arterias y dificulta el riego sanguíneo. Por eso, dejar de fumar y hacer una vida sana, que incluya dieta equilibrada y ejercicio, constituye la mejor manera de prevenir la aparición de la disfunción eréctil. Además del tabaco, la hipertensión, el colesterol, la diabetes y la edad suponen los principales factores de riesgo que llevan a esta patología.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto