Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud

Tipos de contenidos: Salud

Navidad 2014
Λ

Los avances diagnósticos han hecho aumentar en los últimos años las tasas de autismo

Más de 13.000 niños españoles padecen en la actualidad esta enfermedad

  • Fecha de publicación: 21 de diciembre de 2008

Un mejor diagnóstico del autismo ha hecho que las tasas de esta severa y crónica enfermedad asociada al desarrollo neurológico hayan crecido en España de forma paulatina en los últimos años. Los especialistas estiman que más de 13.000 niños padecen actualmente autismo en nuestro país.

Así, el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, en Madrid, ha pasado de ver 10 pacientes por año en 1994, hasta alcanzar cifras de unos 60 casos anuales en los años 2006 y 2007, según apuntó el doctor Juan José García Peñas, coordinador de la sección de Neurología Pediátrica. Se calcula que en España los Trastornos del Espectro Autista (TEA) afectan, al menos, a entre uno y dos niños por cada 1.000. "Aunque algunos autores abogan por cifras muy superiores, rondando un caso por cada 500 niños, lo cierto es que hace 20 años la incidencia de los TEA oscilaba entre los 10 y 20 casos por cada 10.000 niños", señaló el doctor.

Los TEA incluyen a un grupo heterogéneo de procesos que tienen en común "la alteración de la interacción social recíproca, anomalías de los patrones de lenguaje verbal y no verbal, así como la existencia de un repertorio restringido de actividades e intereses", explicó García Peñas.

Trastorno complejo

El autismo aparece en los tres primeros años de vida. Esta patología "se puede y se debe diagnosticar correctamente entre los 24-30 meses de vida; sin embargo, en muchos casos, el diagnóstico se hace mucho después, siendo el tiempo medio de retraso de diagnóstico de unos dos años", aseguró el experto. "La ausencia de contacto ojo a ojo a los seis meses de edad, la falta de balbuceo a los 12 meses, la ausencia de gesticulación al año, la carencia de patrones de expresión verbal a los 18 meses, la ausencia de frases simples a los dos años y la evidencia de una regresión en el lenguaje a cualquier edad son signos de alarma que nos deben poner en guardia ante el desarrollo de un posible Trastorno del Espectro Autista", añadió el médico.

La enfermedad se caracteriza por un deterioro en las relaciones sociales, en la comunicación verbal y no verbal, problemas para procesar información proveniente de los sentidos, al igual que patrones de comportamiento repetitivos y estereotipados, con un repertorio restringido de actividades e intereses. Hasta un 50% de los casos hacen muy escasos progresos en su evolución natural. Incluso los autistas con más alto nivel de inteligencia no consiguen una adaptación social normal.

La investigación de esta patología se centra actualmente en el campo de la genética con el fin de intentar definir distintos subgrupos de autismo en base a posibles correlaciones entre genotipo y fenotipo y poder así "conocer mejor la evolución natural de cada caso, establecer un mejor pronóstico y, quizás, en el futuro, orientar un tratamiento hacia determinadas dianas de transcripción celular y comunicación interneuronal", detalló García Peñas.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto