Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Atención sanitaria

Tipos de contenidos: Salud

^

Día Mundial de la Hepatitis: contra el déficit de diagnósticos

En nuestro país hay entre 450.000 y 760.000 españoles con hepatitis C, y solo estarían diagnosticados alrededor del 30%

  • Autor: Por CLARA BASSI
  • Fecha de publicación: 28 de julio de 2013
Imagen: M Moraleda

Bajo el lema "La hepatitis puede matar. Hay 500 millones de personas infectadas. Conócela. Afróntala. Esto es la hepatitis", hoy, 28 de julio, se celebra el Día Mundial de la Hepatitis a iniciativa de la Alianza Mundial contra las Hepatitis (World Hepatitis Alliance) y con el apoyo de la Federación Nacional de Enfermos Trasplantados y Hepáticos (FNETH). También las asociaciones de pacientes españoles reclaman un Plan Nacional contra la Hepatitis C, con el fin de que afloren todos los casos no diagnosticados, que son alrededor del 70%. En este artículo se describe la situación de la hepatitis C en España, el peso del estigma de esta enfermedad del hígado y el nuevo reto diagnóstico.

Hoy, 28 de julio, se celebra el Día Mundial de la Hepatitis. En la conmemoración de este año, las asociaciones de pacientes nacionales reclaman un Plan Nacional contra la Hepatitis C y que salgan a la luz todos los casos no diagnosticados, que se cifran en un 70%; además, advierten que para el 2020 se espera una explosión de diagnósticos en España. Por este motivo, el cartel elegido para celebrar este evento emula a la leyenda de los tres monos sabios (no ver, no oír, no decir) mediante la imagen de una persona que se tapa los ojos, las orejas y la boca. Con ello, el objetivo es que ni la sociedad ni las autoridades sanitarias se cierren a la hepatitis y la oculten, sino justo lo contrario: que la saquen a la luz.

Ya hace tiempo que las asociaciones de pacientes trabajan para dar visibilidad a las hepatitis víricas. Entre ellas, urge ante todo destapar el alto número de casos de hepatitis C que afectan a la población general. El interés en detectarlos de forma precoz radica en que hay tratamientos muy eficaces para tratarla y curarla.

Los casos de hepatitis C, la punta del iceberg

Las estimaciones actuales señalan que, de cada 100 personas, entre 1,5 y 3 tienen hepatitis C y entre el 60% y el 70% de ellas no lo saben

En España, no se conoce con exactitud la prevalencia de la hepatitis C. Se considera que está muy infradiagosticada y, entre los diagnosticados, los que reciben tratamiento son muchos menos de los que deberían: solo son la punta del iceberg. Las estimaciones actuales señalan que, de cada 100 personas, entre 1,5 y 3 tienen hepatitis C y entre el 60% y el 70% de ellas no lo saben. Habría, pues, entre 450.000 y 760.000 afectados, mientras diagnosticados solo entre el 30% y el 40% como mucho, según la Federación Nacional de Enfermos Trasplantados y Hepáticos (FNETH). Este elevado infradiagnóstico responde, entre otras causas, a que esta enfermedad es asintomática, de manera que muchas personas la padecen durante años sin enterarse y, cuando notan los primeros síntomas, su hígado ya está demasiado dañado.

"En España, para el año 2020, se espera una cima de casos de hepatitis C, mientras que en Italia ya padecen esta situación ahora. Los afectados, que tendrán 45 años o más, se infectaron con el virus de la hepatitis C (VHC) a través de transfusiones sanguíneas o de la diálisis, cuando aún no se controlaba la presencia de este virus en la sangre, porque no se conocía la infección. Hay que tener en cuenta que la hepatitis C fue descubierta en 1992, ya que hasta entonces se la designaba como hepatitis no-A no-B", precisa Antonio Bernal, presidente de la FNETH. Por ello, en EE.UU. se ha hecho un llamamiento a todos los mayores de 45 años, de la generación del "baby boom", para que acudan al médico y se hagan una prueba.

Hoy, incluso, hay test rápidos (orales) que permiten saber si se tiene el virus. Se había pensado realizarlos en el ámbito laboral pero, en España, el alto nivel de desempleo dejaría fuera a muchas personas, y muchas pueden temer que su empresa conozca el resultado, debido al estigma que aún pesa sobre ella. Así que lo idóneo es que su detección se haga en el ámbito sanitario.

El peso del estigma y el nuevo reto diagnóstico

Muchos afectados por la hepatitis C se enteran por casualidad de que la tienen cuando van a donar sangre. Hay una proporción importante de diagnósticos entre los reclusos y drogadictos que comparten jeringuillas; también entre los afectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) aunque, curiosamente, el 90% de los pacientes VIH positivos están coinfectados con el VHC, pero solo el 3% de los pacientes con VHC tienen también el VIH.

Bernal destaca que "esta información, junto a la confusión de las vías de transmisión de las hepatitis (la C se contrae por contacto sangre/sangre, pero no por vía sexual, salvo que haya una herida y entre en contacto con la sangre infectada), ha llevado a que la hepatitis C aún sea más estigmatizada. Pero el mayor número de casos entre esos colectivos se debe solo a que se les estudia. Ahora, el verdadero reto es averiguar su prevalencia en la población general".

Urgente: Plan Nacional contra la Hepatitis C

La elaboración y puesta en marcha de un Plan Nacional contra la Hepatitis C es urgente, porque "el porcentaje de población que no está diagnosticada es alto y, además, hay nuevos tratamientos para curarla: alrededor del 70%-80% de los pacientes se curan, cuando la triple terapia clásica cura a un 40%-50%", justifica Antonio Bernal, presidente de la FNETH.

El problema es que estos nuevos medicamentos contra la hepatitis C se han aprobado con unas limitaciones muy altas: solo para pacientes con el genotipo 1 (muy pocos) y en fase 3 o 4 de la enfermedad (cuando el hígado ya tiene fibrosis), cuando se podrían beneficiar de ellos pacientes en una fase previa y con muchos menos efectos secundarios. Frente a esta situación, Bernal propone a las farmacias de los hospitales "sacudir la cesta de los medicamentos y dejar un hueco para los que curan (como los de la hepatitis C), respecto a los que apenas consiguen alargar la vida un par de semanas".

Este plan debería ayudar a mejorar el nivel de diagnóstico, a garantizar el acceso por igual a los tratamientos contra la hepatitis C en todas las autonomías y a desbloquear la derivación de los casos de hepatitis C ya diagnosticados desde la atención primaria a un especialista, para que los evalúe. A falta de que se articule este protocolo de derivación, en España hay 30.000 pacientes en esta situación, según ha calculado la FNETH.

Etiquetas:

hígado, vih, virus


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en