Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Investigación médica

Tipos de contenidos: Salud

^

Listas de espera

Oftalmología, neurología y cirugía vascular registran las listas de espera más largas

Las listas de espera figuran como la asignatura pendiente de la sanidad pública española. Acabar con ellas o, al menos, reducirlas de manera considerable, es, en estos momentos, muy difícil y sus consecuencias "inadmisibles". La situación se agrava en el caso de las personas mayores, cuyo débil organismo no entiende de plazos y obliga al 90% de los ancianos con enfermedades crónicas a acudir al servicio de urgencias antes de la cita prevista con el especialista.

Principales riesgos

La oficina del Defensor del Pueblo ha publicado recientemente un informe acerca de las listas de espera en la sanidad pública. El estudio dejaba al descubierto las carencias del sistema y estipulaba en seis meses el tiempo medio de demora tanto en pruebas diagnósticas como quirúrgicas. Esto significa que una persona enferma realiza, como máximo, tres visitas anuales al especialista y accede a un quirófano medio año después de habérsele detectado una patología concreta.

La situación es preocupante y se torna muy grave cuando afecta a la denominada tercera edad, "puesto que se produce un deterioro funcional que conlleva, en ocasiones, anomalías irreversibles", señala Antonio Andrés Burgueño, asesor médico de CEOMA (Confederación Española de Organizaciones de Mayores). "De hecho, -continúa- el 90% de los pacientes mayores de 65 años con patologías crónicas acude a urgencias antes de la cita prevista con el especialista". "Sin duda, ésta es casi la regla", confirma el vicepresidente de la SEGG (Sociedad Española de Geriatría y Gerontología), Joaquín Midón.

La lista de espera más numerosa, la de oftalmología, es un claro ejemplo que perjudica la calidad de vida de los mayores, aunque las esperas también son importantes en reumatología (hasta ocho meses), neurología (once meses) o cirugía vascular (15 meses).

"Hay dos patologías, supuestamente no graves, que tienen especial repercusión sobre los ancianos. Son las intervenciones de cataratas y de próstata", reflexiona Joaquín Midón. "La limitación en todos los aspectos vitales y funcionales que supone la falta de visión o ser portador de una sonda urinaria mientras se espera una solución definitiva es incalculable en cuanto a calidad de vida, pero también en cuanto a consumo de recursos sanitarios y sociales por parte de otras personas", añade.

En el informe del Defensor del Pueblo se pone de manifiesto también la existencia de casos en los que el paciente debe esperar siete meses para la colocación de prótesis de cadera, veinte meses para la de rodilla y "cifras espectaculares e inaceptables", denuncian en CEOMA, para la cirugía de varices y rehabilitación. "En conjunto, 328.836 personas esperando cirugía y 7.633 de ellas más de seis meses". Problemas que se pueden complicar, por ejemplo, con una caída y exigir una intervención más delicada e inmediata.

Un caso especialmente difícil en el momento actual es la demencia. "Se trata de una patología crónica y sin tratamiento curativo que genera un gran sufrimiento personal y familiar y que requiere de un abordaje complicado, multidisciplinar y, sobre todo, lo más temprano posible para que los tratamientos disponibles sean más eficaces y la disminución del daño y así como del gasto sanitario y social sea más eficiente", apunta Midón.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Causas del retraso »



Otros servicios


Buscar en