Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Investigación médica

Tipos de contenidos: Salud

Consumo de leche y otros productos lácteos
^

Partos domiciliarios

Frente a la creciente tecnificación médica del parto, existe una corriente que avala la necesidad de recuperar el alumbramiento natural

Nacer es cada vez más seguro; los avances médicos han logrado en Occidente que la mortalidad y la morbilidad infantil se haya reducido enormemente gracias a los procedimientos estandarizados de hospitales y clínicas. Sin embargo, existen otras opciones para dar a luz: la madre puede elegir parir en su domicilio o en una partería especializada. Al respecto, la OMS (Organización Mundial de la Salud) sugiere que se ha de respetar el derecho de la mujer a elegir el parto que desee. Si elige dar a luz en casa debe saber que en España sólo se contempla esta opción a través de una clínica privada y siempre que el parto sea de bajo riesgo.

Menos del 1% de los nacimientos

En España cada vez son más las familias que solicitan un parto diferente al habitual de los hospitales. Una mala experiencia en un parto anterior suele ser la razón principal por la que las parturientas deciden tomar un papel más activo en el nacimiento de sus respectivos hijos. Aunque en nuestro país las cifras observadas al respecto son aún testimoniales y no llegan al 1%, en Holanda alrededor del 40% de los nacimientos trascurren en casa. En este sentido, muchas mujeres reclaman que los alumbramientos se desarrollen de forma natural, bien en las denominadas casas de partos o en los propios domicilios de las embarazadas.

Esta tendencia pretende convertirse en una alternativa a la estandarización quirúrgica y farmacológica que se da habitualmente en las parterías de los centros clínicos, la más recomendada por los médicos. Es decir, se aboga porque la naturaleza siga su propio curso siempre que las cosas vayan bien, sin más intervención médica que la precisa para garantizar la salud de la madre y del bebé. Teóricamente, con ello, ambos se responsabilizan del nacimiento, asistidos por una comadrona y acompañados sólo por los parientes u amigos deseados. Los expertos avanzan que este tipo de fórmulas descubre los instintos fisiológicos de la mujer y su intimidad, además de reforzar el vínculo especial que unirá a madre e hijo. Ahora bien, en ocasiones, el parto se sucede de forma complicada, por lo que no queda más remedio que la participación facultativa para remediar las dificultades que puedan surgir.

Por esta razón, encontrar en España una opción diferente a la tradicional para dar a luz resulta muy complicado debido a la tradición médica que impera. Para buena parte de los médicos, tal y como explican desde 'Nacer en casa', asociación de comadronas que promulga la bondad del parto natural, parir en el domicilio es un paso atrás. A diferencia de lo que ocurre en lugares como Inglaterra, Suecia o la citada Holanda, la mujer española no puede elegir entre diversos tipos de parto, ya que la Sanidad pública sólo ofrece un modelo de alumbramiento, el determinado por los protocolos hospitalarios, explican desde esta asociación. Por lo tanto, si una mujer desea tener a su hijo en su propio hogar, y las circunstancias así lo aconsejan, deberá de acudir a la medicina privada.

El parto domiciliario exige el cumplimiento de una serie de requisitos, controlados por la clase médica. En primer lugar, las comadronas que atienden estos partos excluyen los casos que pudieran presentar riesgo para la madre o el hijo. El seguimiento de la gestación debe ser, como en cualquier otro caso, minucioso, por medio de pruebas y controles. También es obligatoria la cercanía del hogar a un hospital para atender cualquier emergencia. Se recomienda que el citado centro clínico no se encuentre a más de 10 minutos del lugar en el que va a tener lugar el parto domiciliario.

La mayoría de profesionales médicos animan a los padres a reflexionar antes de optar por el parto domiciliario. "Teóricamente, el parto como algo natural podría desarrollarse en cualquier lugar. Sin embargo, hay que tener muy en cuenta que el alumbramiento puede presentar complicaciones imposibles de prever, incluso en pacientes que han tenido embarazos de bajo riesgo. Por eso es importante estar preparado para afrontar cualquier imprevisto", explica Pedro de La Fuente, jefe del área de Obstetricia y Ginecología del hospital 12 de Octubre de Madrid.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto