Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Tipos de contenidos: Salud

^

Suspenso en salud dental

Los españoles ni se lavan los dientes ni van al dentista tanto como sería deseable

  • Autor: Por MONTSE ARBOIX
  • Última actualización: 25 de enero de 2010
Imagen: Wikipedia

Mantener una boca saludable va más allá de la simple cuestión estética. Una mala salud dental tiene importantes repercusiones en la salud en general. Cuidar bien la boca y los dientes puede ayudar a prevenir problemas que tienden a empeorar con los años. Para conseguir una buena salud dental no basta en usar el cepillo. Los especialistas recomiendan el uso sistemático del hilo dental y visitas regulares al odontólogo.

Pese a que se han producido importantes mejoras en la salud dental, todavía persisten numerosos problemas asociados a una mala higiene bucal, según un informe presentado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Internacional para la Investigación Dental. En el informe los expertos admiten que una mala salud bucodental puede tener repercusiones importantes en la salud general y en la calidad de vida, y que los efectos en términos de dolor, deterioro y disminución de la calidad de vida son considerables.

La dieta y una correcta higiene son precisamente dos de las prioridades que acaba de fijar la OMS en el plan para la salud bucodental en todo el mundo, que integra la prevención de estas afecciones en la de enfermedades crónicas. Datos de la organización internacional sanitaria confirman que, en ciertos países, la incidencia de caries dental ha aumentado y continuará haciéndolo a consecuencia del creciente consumo de azúcares y a la insuficiente exposición a fluoruros. Se estima que el tratamiento representa entre el 5% y el 10% del gasto sanitario en los países desarrollados.

Necesita mejorar

En un informe español presentado el pasado mes de septiembre y con motivo de la celebración del «Mes de la Salud Bucodental» se pone de manifiesto que un 30% de los menores de 12 años nunca se cepilla los dientes y, sólo la mitad, lo hace una vez al día. Sólo el 38,5% de los menores de 6 años se cepilla dos veces al día. La población infantil no visita al especialista tanto como recomiendan los expertos ya que, según los datos aportados, el 30% no ha visitado nunca al dentista.

Por otra parte, los resultados, extraídos de más 5.000 encuestas realizadas en consultas odontológicas, revelan que el 35,3% de la población general sólo acude al dentista cuando tiene algún problema de salud relacionado, aunque el 45,5% afirma realizar controles una vez al año, la mayoría, mujeres. Según el estudio, el 10,27% de los españoles nunca ha ido a un dentista. Entre las Comunidades Autónomas con un porcentaje más bajo de población que nunca se han realizado una revisión están Asturias, País Vasco y Navarra. En Catalunya, el 11,26% de la población nunca ha acudido a un odontólogo. Por el contrario, en Ceuta y Melilla, el porcentaje se sitúa entorno al 30%.

Según los expertos, se confirma que las enfermedades bucodentales descienden cuanto mejores son los hábitos de higiene y prevención

También son ellas las que más se cepillan los dientes. Un 65% se cepillan tres veces al día frente al 35% de los hombres. Asturianos, cántabros, extremeños y vascos se cepillan los dientes como mínimo tres veces al día. Relacionado al cambio del cepillo de dientes, sólo el 27,3% de los preguntados lo renueva cada tres meses. Las comunidades que siguen las recomendaciones en cuanto a frecuencia de cambio, Asturias, Cantabria y baleares; las que menos, La Rioja. Según los expertos, este informe confirma que las enfermedades bucodentales descienden cuanto mejores son los hábitos de higiene y prevención. Para los especialistas visitar de manera regular al odontólogo, cepillarse los dientes tres veces al día, el uso del hilo dental y cambiar el cepillo cada tres meses son herramientas indiscutibles contra las enfermedades periodontales y las caries. En general, el 44,1% de la población presenta algún tipo de patología periodontal, siendo la más frecuente la gingivitis con un 65%. El estudio también muestra que la media de dientes con caries, empastados o ausentes presenta cifras mantenidas desde 2002.

Según datos que se desprenden del mismo informe, el 70% de los ex fumadores y el 65% de los fumadores activos que revisaron su boca durante el «Mes de la Salud Bucodental» sufren alguna enfermedad periodontal asociada. En esta investigación, realizada por cuarto año consecutivo, se ha detectado también, cinco posibles casos de cáncer de cavidad bucal, cuatro de ellos en personas ex fumadoras mayores de 50 años.

El valor del hilo dental

Lavarse los dientes, y la lengua, forma parte de la higiene bucodental pero sólo con el cepillado no es posible eliminar las bacterias por completo. Es por ello que los especialistas defienden el uso del hilo dental de forma regular. Sólo con el hilo se elimina de forma completa los restos alimenticios y la placa bacteriana acumulados entre los dientes y bajo el borde de la encía, consiguiendo una higiene dental adecuada.

Aunque para dominar la técnica se requiere cierta destreza y algo de paciencia, ya que al principio es común lesionarse un poco la encía y producir un ligero sangrado, con la práctica, el uso del hilo dental es muy útil para prevenir la enfermedad periodontal y la caries. Existen muchas formas de enfermedad periodontal que van desde la gingivitis, que es la forma menos severa hasta la periodontitis avanzada. En la gingivitis existe una inflamación causada por el depósito de placa, formado por bacterias, moco y restos de comida (biofilm), entre las encías y los dientes. A largo plazo, estos depósitos solidifican dando lugar al cálculo (sarro). Si no se realiza una buena higiene y control por el especialista, la gingivitis progresa a una forma severa con la destrucción de la estructura de soporte de los dientes, las encías, los ligamentos periodontales y el hueso alveolar, con la pérdida de las piezas dentales.

Un estudio reciente publicado en Journal of Periodontology y coordinado por Walter A. Bretz, del departamento de Cariología de la facultad de odontología de la Universidad de Nueva York, revelaba que el uso del hilo dental usado de forma regular junto con el cepillado constituye una herramienta de prevención eficaz frente a los problemas periodontales y la caries. El estudio, realizado en gemelos escogidos al azar, determina que, en sólo dos semanas de uso del hilo dental junto con el cepillado, se reduce el sangrado gingival hasta un 38% y una disminución de la halitosis.

RADIOGRAFÍAS DENTALES Y OSTEOPOROSIS

Imagen: newleaf01

Los resultados de un estudio publicado en Bone sugieren que analizar radiografías dentales mediante un programa informático sería una forma simple y económica de detectar la osteoporosis. El estudio, realizado por científicos británicos de la University of Manchester, revela que las radiografías de mandíbula muestran signos de reducción de la densidad ósea, un indicador de osteoporosis. Esta enfermedad está provocada por la disminución de la densidad de los huesos y afecta sobre todo a mujeres post menopáusicas. Se presenta en el 50% de las mujeres de edad avanzada con el agravante que desconocen que sufren osteoporosis hasta que presentan una fractura.

Los resultados del estudio surgen de imágenes radiográficas de más de 600 mujeres europeas de 45 a 70 años. A todas se les realizó un examen llamado absorciometría dual de rayos X (DEXA o DXA) y una radiografía dental panorámica de la mandíbula. Las pruebas con DXA, que mide la densidad o grosor de los huesos, pusieron de manifiesto osteoporosis en la cadera o la columna de 140 mujeres. El análisis de las radiografías dentales identificó a más de la mitad de esos casos. Los autores sugieren que sería una forma más fácil de controlar a los adultos mayores como estrategia de prevención y aquellos con signos de debilitamiento serían derivados a controles más específicos. Sin embargo, añaden que se precisan de más estudios antes de que las radiografías dentales integren el control de rutina de la osteoporosis.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto