Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Tipos de contenidos: Salud

Escuela de alimentación
^

¡Duerme bien! Y otros cinco consejos para disfrutar (más) del sexo

Las relaciones sexuales son cuestión de química... ¡y de buen sueño!

Imagen: get4net

No deje los asuntos del amor para última hora. Si ha perdido el deseo sexual, láncese a los placeres de una buena sesión de cama (para dormir) y su deseo despertará más activo. Lo dice un estudio científico, mientras que otro desvela por qué el sudor puede ser un atrayente divertido para gozar con las relaciones sexuales, y cómo aprovecharlo. Estos son dos de los seis consejos que damos a continuación para disfrutar, más y mejor, del sexo.

1. Adelante su reloj erótico

El cansancio y el estrés minan el deseo erótico, y viceversa, por lo que si descansa, según los científicos, su excitación sexual se activará

¿Sexo o dormir? La pregunta se repite al llegar a la cama, al fin, tras otro día larguísimo. Y claro, como intuíamos, el agotamiento no ayuda en esto de las cuestiones amatorias. El cansancio es, junto con el estrés, la principal razón que mina el deseo sexual, recoge una investigación publicada en la revista The Journal of Sexual Medicine. Aun así, nos empeñamos en dejar las relaciones sexuales para el final del día. El resultado es que una de cada tres españolas y el 22 % de los españoles reconoce haber tenido relaciones sexuales sin ganas, dice el estudio Ulises.

2. Cumplir años enciende el deseo

Si cree que el sexo es cosa de jóvenes, se equivoca, sobre todo en el caso de las mujeres. A medida que ellas cumplen años, más disfrutan del placer sexual, dice una investigación publicada en la revista The American Journal of Medicine. En una encuesta a 806 mujeres de entre 40 y más de 80 años, el 61 % afirmó sentirse satisfecha sexualmente y disfrutar del orgasmo.

"Además, el sexo previene el envejecimiento prematuro, mantiene en forma el corazón y hasta hay estudios que afirman que las relaciones frecuentes mejoran la piel y fortalecen el sistema inmune. Y, claro está, nos hace sentir bien", señala María Hernando, sexóloga y terapeuta del gabinete sexológico Plátano Melón.

El truco para disfrutar a tope, dice la sexóloga, es aplicar la máxima: cuanto más, mejor. Una vida sexual activa mejora las relaciones de pareja y aumenta su autoestima.

3. Ríase del gatillazo

"Es la primera vez que me pasa". La archiconocida frase ha pasado de cama en cama como un secreto a voces que nadie se atreve a reconocer como propio. Y sí, hablamos de cuando un hombre ha tenido un gatillazo, esto es, la falta de erección momentánea en plena relación sexual.

Respire tranquilo, porque "es algo más habitual de lo que se piensa y sucede en multitud de parejas", afirma Mikel Resa, sexólogo y terapeuta de la Asociación Estatal de Profesionales de la Sexología. Reconocer el problema y quitarle hierro "hace que la falta de erección se viva con menos angustia, e incluso como algo divertido", apunta Resa. Una comunicación fluida con la pareja es clave. "Deje claro que no es que ya no le encuentre atractivo o atractiva, sino que es fruto del cansancio o el estrés", dice Resa, y algo que sucede hasta en las mejores historias de cama.

Imagen: piotr_marcinski

4. Sudar es sexi

Si es de los que suda mucho, está de enhorabuena. El sudor del hombre podría ser un irresistible atrayente sexual, según una investigación publicada en The Journal of Neurosciencie. Los efluvios masculinos parecen poner patas arriba las glándulas encargadas de segregar cortisol (una hormona) en algunas mujeres, algo que las predispondría al sexo. El responsable de la revolución hormonal es un compuesto del sudor masculino llamado androstadienone, una feromona que altera los niveles de cortisol mediante señales nerviosas y metabólicas.

5. Una pareja estable mejora el placer

Hombres y mujeres coinciden: el 97 % de ellos y el 96 % de ellas afirman que el placer sexual aumenta cuando tienen pareja estable, tal y como aparece en la Encuesta Nacional de Salud Sexual.

La sexóloga Cristina Corbella, de la Federación Española de Sociedades de Sexología, lo corrobora. Sostiene que "el disfrute sexual es una interesante y apasionante aventura de exploración y conocimiento", algo que es más fácil que ocurra en la intimidad de la pareja.

6. Descanse, y tendrá más ganas de sexo

Si tenía dudas sobre la influencia del descanso en su vida amatoria, la evidencia científica las ha despejado: dormir bien despierta el deseo sexual. Según una investigación de la Universidad de Míchigan (EE.UU.), cuando dormimos bien no solo despertamos más activos, también nuestro deseo sexual parece aumentar. Y en especial, esto ocurre en las mujeres: ellas tienen una mayor respuesta de excitación genital, si han dormido las horas suficientes.

Etiquetas:

sexo, sexualidad, sueño


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en