Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Tipos de contenidos: Salud

Escuela de alimentación
^

¿Pelo liso? Los riesgos de algunos alisadores que debes conocer

Estudios recientes relacionan ciertos compuestos químicos que contienen algunos productos para alisar el cabello con desequilibrios hormonales

Imagen: Pixabay

La belleza cuesta dinero. El negocio de los cosméticos genera unos 350.000 millones de euros al año. Pero también puede implicar riesgos para la salud. Algunos de los productos de cosmética usados para alisar el cabello contienen una variedad de químicos que un estudio reciente asocia con problemas como el asma, desequilibrios hormonales e incluso el cáncer de mama. En este artículo damos más apuntes sobre esta y otras investigaciones al respecto y describimos otros productos alisadores más naturales.

Ciertos compuestos químicos que se emplean a veces para alisar el cabello pueden suponer un riesgo para la salud. Muchos de ellos, advierte la Academia Española de Dermatología y Venereología, llevan parabenos y conservantes que pueden producir eccemas alérgicos de contacto. Algunos alisadores capilares, estimuladores de raíces y productos antiencrespamiento contienen, además de parabenos, ftalatos. Todas estas sustancias, dice Jessica Helm, autora principal del estudio publicado en fechas recientes en Environmental Research, se relacionan con el asma y son conocidos por ser disruptores hormonales, ya que influyen y pueden desequilibrar la actividad hormonal del organismo, afectando al metabolismo.

Aunque los parabenos son una de las sustancias más polémicas por su supuesta acción como disruptores endocrinos, los que están permitidos en la Unión Europea son periódicamente sometidos a revisiones para evitar problemas.

Químicos que se absorben por la piel

Además, una exposición regular a los ftalatos contenidos en algunos alisadores capilares, aseguran los investigadores del trabajo científico, puede adelantar la pubertad en las niñas o aumentar el riesgo de aborto.

Los productos químicos de los cosméticos capilares pueden ser absorbidos a través de la piel o por inhalación, y llegar así al cuerpo. Las mujeres son más susceptibles a los efectos de los químicos durante algunas etapas de su vida, en especial, durante la pubertad o el embarazo.

El problema es que muchos de estos productos de alisado se obtienen en Internet, por lo que el control no siempre es exhaustivo.

¿Y qué pasa con la queratina?

Según algunas investigaciones, algunos tintes oscuros para el cabello, así como los productos alisadores con queratina, también pueden aumentar el riesgo de alergia y de cáncer de mama en las mujeres. Así lo expuso un estudio de la Universidad de Rutgers (EE.UU.), publicado en Carcinogénesis.

Los científicos investigaron los vínculos entre el riesgo de cáncer de mama y el uso de productos para el cabello, con especial énfasis en el empleo de tintes, productos para alisar el cabello y acondicionadores con colesterol. Y los resultados revelaron vínculos significativos entre un mayor riesgo de cáncer de mama y el uso de tintes para el cabello y relajantes químicos o alisadores.

No obstante, los tratamientos de queratina formulados con formol (el componente polémico) se prohibieron, perdiendo su efectividad como alisador. Hoy el alisado de queratina se utiliza más bien para hidratar el pelo de la raíz hasta las puntas, no para alisar; lo que hace es nutrirlo.

Imagen: Pixabay

Otros alisados con productos más naturales

Los profesionales del cuidado del pelo también se preocupan -y mucho- por asegurarse de que la seguridad del producto es la adecuada. Y también por escoger tratamientos de alisado con productos cada vez más naturales y con menos riesgo para el cabello y para la salud.

La llamada enzimoterapia es un claro ejemplo. Se trata de un producto que alisa el cabello con componentes naturales: enzimas de árboles y frutos, aceite de argán y vitamina C.

Antes de aparecer la enzimoterapia, otro de los tratamientos más utilizados era la denominada taninoplastia, un procedimiento también natural que hidrata el cabello en profundidad, lo repara y controla el encrespamiento. Este alisado se basa en los taninos, compuestos de origen vegetal presentes en las cortezas de los árboles, pero también en el vino o en la fruta.

¿Y qué hay del alisado japonés? Aunque fue uno de los primeros tratamientos profesionales de alisado, hoy apenas se emplea porque no es apto para cualquier melena. Además, solo puede usarse en cabellos naturales, sin tintes.

Puede seguir a Eva San Martín en Twitter.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en