Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Tipos de contenidos: Salud

^

Qué hacer si tienes un paquete de condones defectuosos

La marca Durex ha retirado del mercado más de 60 lotes de preservativos masculinos por riesgo de rotura

Imagen: Bruno Glätsch

La vida útil de un condón es de tres años. Si los profilácticos no cumplen con las pruebas de durabilidad establecidas por el fabricante, las probabilidades de rotura se amplían y nos encontramos ante un producto defectuoso. Esto es lo que ha pasado con más de 60 lotes (14 de ellos distribuidos en España) de preservativos masculinos Durex Real Feel (12 unidades) y Durex Sin Látex (12 unidades). La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) los ha retirado del mercado después de que la empresa distribuidora, Reckitt Benckiser Healthcare, avisara de que esos lotes no cumplían los requisitos de presión de rotura al final de la vida útil. Es decir, la probabilidad de desgarros de estos preservativos aumentará durante el uso en las últimas etapas cercanas a su fecha de caducidad.

¿Qué pasos debes seguir para saber si cuentas con un lote afectado?

La AEMPS ha publicado en su página web cuáles son los lotes de condones afectados en España. Para saber si has comprado uno de estos paquetes solo hay que mirar la parte inferior de la caja, donde encontrarás el número de lote. Si ya has tirado el paquete, en la parte frontal de los envoltorios individuales también está impresa esa información.

Para contestar a todas las dudas y preguntas de los consumidores, Durex ha habilitado el número de teléfono gratuito 900 300 026, de lunes a viernes de 9.00 a 17.00 horas. Además, ha asegurado la devolución y el reembolso para todos los clientes que hayan adquirido los preservativos defectuosos. "Si el usuario dispone de la caja original, puede dirigirse a cualquier farmacia para que se lo cambien por otro producto de Durex o se lo reembolsen. Si no dispone de la caja original o si tiene alguna duda, puede ponerse en contacto con el servicio de atención al cliente de Durex", explica la AEMPS.

¿Qué pasa si ya se ha utilizado alguno de estos condones?

Según la empresa, no hay que preocuparse. Estos lotes son seguros si se han utilizado según las instrucciones. Al estar fabricados a principios de 2018, los problemas con estos preservativos se presentarán en fechas cercanas a su caducidad, es decir, dentro de tres años. De todas formas, en el caso de que el profiláctico se rompa, la AEMPS recomienda consultar al médico o al farmacéutico lo antes posible durante las primeras 72 horas.

Imagen: ginasanders

¿Por qué se rompen los preservativos?

Además de por defectos en su fabricación, las otras causas de rotura de los preservativos están relacionadas con los errores en su uso. Según el Ministerio de Sanidad, las principales causas de rotura son las siguientes:

  • Aplicación de lubricantes oleosos. Sin una lubricación adecuada, la presión se acumula en el condón, lo que puede provocar la rotura. Para evitar problemas, lo recomendable es utilizar lubricantes a base de agua. Los productos elaborados con aceite degradan el látex, lo que favorece los desgarros.
  • Incorrecta colocación. Al utilizar el condón, siempre hay que dejar un pequeño espacio libre en la punta. Si no se hace, puede formarse una burbuja de aire que, con el movimiento de la penetración, puede llegar a reventar. Estirarlo con demasiada fuerza o desenrollarlo con las uñas son otros de los errores más comunes que pueden provocar desgarros en el preservativo.
  • Conservación inadecuada. Un error muy común es guardar los condones en las billeteras, bolsos o en el bolsillo del pantalón, donde pueden chocar con otros objetos que pueden perforarlos. Para almacenarlos adecuadamente, lo mejor es colocarlos en un estuche o dejarlos en su propia caja. Además, los preservativos deben guardarse en un lugar fresco, lejos del calor y del frío. También hay que evitar exponerlos al sol o a la luz fluorescente.
  • Reutilización del preservativo. Los condones son de un solo uso, no se pueden lavar ni volver a utilizar. Tampoco se pueden colocar dos a la vez. Por utilizar dos condones no se está más protegido. Usar doble condón solo hace que aumente la fricción y, por lo tanto, la posibilidad de rotura.
  • Existencia de piercing en los genitales. Cuando se cuenta con uno de estos abalorios, hay que colocar el preservativo con más atención o cuidado para reducir las probabilidades de desgarros.
  • Caducidad. Después de tres años de su fecha de fabricación, el condón es menos efectivo. Para evitar sustos, hay que tener siempre presente la fecha de caducidad y desecharlos cuando esta ya ha pasado.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en