Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Tipos de contenidos: Salud

^

7 consejos para cuidar la salud a la vuelta del verano

Pequeños cambios en la vida cotidiana pueden prevenir hasta el 50 % de los casos de cáncer y hasta el 80 % de los de diabetes

Terminan las vacaciones de verano y empezamos de nuevo con la vida diaria. Este comienzo es una gran oportunidad para incorporar a nuestra rutina ciertas acciones que nos ayudarán a prevenir enfermedades tan serias como el cáncer o la diabetes. No todo el mundo lo sabe, pero hasta el 50 % de los casos de cáncer y hasta el 80 % de los de diabetes se pueden prevenir con estilos de vida saludables. Con pequeños cambios en su vida cotidiana puede hacer mucho por su salud. Aquí le damos siete trucos para empezar con buen pie tras las vacaciones.

1. Beba agua

Durante las vacaciones, nuestros hábitos cambian y cedemos a las tentaciones del verano. Con el calor y en la playa, nos acostumbramos a beber cerveza o refrescos.

Aproveche el regreso a su rutina diaria para reemplazar estas bebidas por agua. Tenga siempre en la nevera una botella de vidrio con agua; llévela y tráigala del trabajo. Nada más refrescante que agua bien fría. ¡Su cuerpo y su bolsillo lo agradecerán!

La cantidad diaria recomendada de agua varía de acuerdo con nuestro estilo de vida, con si hacemos actividad física, con nuestra constitución corporal o hasta con la temperatura del ambiente. Grosso modo, la cantidad aconsejada para cada día es de dos litros. Pero si le da pereza o le parece aburrido beberla, exprima un limón en un litro de agua: le dará sabor y estará sumando vitamina C.

2. Coma más frutas

Intente hacer de su desayuno y media mañana una ocasión para comer frutas. Lo mejor de ellas es que no necesitan preparación. Una manzana, una pera o una mandarina no quitan nada de tiempo, se pueden guardar directamente en la mochila o el bolso, no se precisa de cubiertos (máximo, un cuchillo) para consumirlas y son deliciosas y refrescantes. Puede comerlas también a media tarde, como postre, o en la noche. ¿Un truco? Elija fruta de temporada, que siempre tiene más sabor, y sírvala troceada con un yogur natural. Es un desayuno o merienda rápido y delicioso.

Imagen: belchonock

3. Que no falten las verduras

Comemos lo que compramos. Si va al súper, intente siempre adquirir muchas verduras y frutas (y no bollería o chuches). Así, cuando vea qué tiene en casa para comer o cenar, se verá siempre inclinado a hincar el diente a un plato a base de verduras. Como todos sabemos, las verduras son una fuente primordial de vitaminas, sales minerales, fibra y otros nutrientes. Son el principal elemento de una dieta saludable y lo mejor es que tenemos a disposición verduras de todos los tipos, colores, olores y sabores. ¡Las combinaciones pueden ser infinitas! Un consejo: si se le estropea la verdura, puede comprar verdura congelada, tiene las mismas propiedades que la fresca.

4. Tenga siempre legumbres en casa

Las legumbres son una excelente fuente de proteínas y otros nutrientes (como el ácido fólico). Se conservan muy bien y por mucho tiempo. Las hay de muchas variedades distintas y son deliciosas. Tener siempre legumbres en casa le hará también que incremente su consumo. Puede preparar el fin de semana una buena cantidad de legumbres (por ejemplo, lentejas), dejarlas en la nevera e ir llevándolas en un táper. ¿Y si hace mucho calor para la cuchara? Las legumbres quedan genial en ensalada; hay recetas buenísimas y muy fáciles de preparar.

Imagen: denio109

5. Compre de manera inteligente

Como hemos recordado en el tercer punto, lo que tiene en casa determinará lo que coma. Por eso, en el momento de la compra es importante evitar la tentación de adquirir cosas que no necesite o alimentos que no son parte de su dieta. Algunos trucos para lograrlo son los siguientes:

  • Nunca ir a la compra con hambre. Está demostrado que los clientes que hacen la compra con hambre adquieren más y eligen comida alta en calorías.
  • Hacer una lista de lo que quiere comprar y ajustarse a ella. Los comercios están diseñados para atraernos a distintos productos y a adquirir por impulso.
  • Usar efectivo o tarjeta de débito (no crédito), ya que tener un límite de presupuesto para la compra previene adquirir por impulso.
  • Antes de hacer la lista de la compra, tómese un buen desayuno y, después, piense en lo que cocinará, piense en una dieta completa y equilibrada. Comprométase con la lista cuando vaya al súper.

6. Siga protegiéndose del sol

La protección solar es importante en la playa, en el campo y en nuestra vida diaria cuando estamos fuera de casa. Sabemos que debemos protegernos del sol tanto en los días nublados como en lo soleados y, principalmente, entre las 12:00 horas y las 16:00 horas. Que ya no estemos en la playa no significa que no tengamos que protegernos del sol. Sigamos con la protección si vamos a la piscina, si salimos a caminar, si vamos a pasar el fin de semana al pueblo. Recuerde que el sol no descansa, está ahí todos los días. Nuestra protección debe estar ahí también. Si le cuesta recordarlo, adopte un hábito: cuando salga de la ducha póngase el protector nada más secarse; puede dejarlo en el baño a la vista para no olvidarlo.

7. Integre a su vida diaria una rutina de actividad física

Ahora que hemos vuelto de las vacaciones, es el momento perfecto para darle una vuelta a su rutina y ver cómo y cuándo le conviene más integrar la actividad física en su vida diaria. No tiene que ser una actividad que le quite demasiado tiempo ni requiera habilidades extremas; con salir a correr (o caminar) 30 minutos al día es suficiente.

Averigüe si en su barrio hay parques, gimnasios, carriles bici, aceras por las que se pueda andar o alguna otra cosa que le pueda servir como "activo de la salud", es decir, que le valga como recurso para tener una vida activa y promover su salud y la de sus seres queridos. Si siente que no tiene tiempo o que se aburre, comprométase a regalarse media hora cada día; realmente no es mucho. Salga a caminar, solo o en compañía. Puede diseñar rutas para conocer sitios nuevos y redescubrir la ciudad.

¡Se busca la mejor ensalada de legumbres!

Es el momento de lucirse. Busque inspiración por Internet, pregúntele a un vecino por su receta secreta, échele imaginación... Cuando tenga su ensalada de legumbres con la mejor combinación sana y sabrosa, hágale una foto y súbala junto con su receta a Instagram. No olvide usar el hashtag #TuSaludesPrimero. La receta con más likes será la triunfadora y la incluiremos en las recetas saludables de la web de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). Así que ya sabe: prepare su superreceta, invite a sus compañeros, amigos, familia... y pídales su voto.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos


AECC

Otros servicios


Buscar en