Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Problemas de salud

Tipos de contenidos: Salud

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

El cáncer en Europa

Pese a los programas de detección precoz, el cáncer es una de las principales causas de muerte en la Unión Europea

  • Autor: Por MONTSE ARBOIX
  • Fecha de publicación: 20 de abril de 2008
Imagen: Chris Dodson

Cada año muere en los países comunitarios uno de cada cuatro europeos y se diagnostica algún tipo de cáncer a más de dos millones de personas, según informa la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, a pesar de los programas de salud pública para la detección precoz, la incidencia de alguno de ellos está alcanzando cifras nada desestimables, como es el caso del cáncer de mama. Por este motivo, el Parlamento Europeo propone adoptar nuevas medidas que van desde la prevención al uso de cuidados paliativos.

El cáncer, en el año 2006, provocó más de un millón de muertes en el conjunto de la Unión Europea (UE). Asimismo, los datos señalan que uno de cada tres europeos sufre algún tipo de cáncer a lo largo de su vida. Y aunque cada vez existen más campañas de salud pública relacionadas con la prevención y numerosos avances en el campo de la investigación, hay algún tipo de cáncer que está alcanzando cotas de epidemia, como es el caso del cáncer de mama. Los datos recogidos por la OMS también señalan como el más frecuente el cáncer de pulmón seguido de cerca por el de colon; juntos representan aproximadamente el 34% de todos los casos diagnosticados.

Un tercio, prevenibles

Según referencias de Eurostat (oficina estadística de la Comisión Europea), el cáncer en 2006 ha sido la primera causa de fallecimiento en el grupo de edad comprendido entre los 45 y los 64 años. Entre los varones de este grupo, fueron más comunes los casos en el tracto respiratorio, como pulmón y garganta; y en mujeres, el cáncer de mama, siendo España uno de los países con las tasas más bajas de mortalidad si se la compara con Bélgica y Dinamarca, países con las cifras más elevadas.

Los países de la OCDE invierten sólo un 3% del presupuesto total de sanidad a programas de prevención de cáncer

Del informe del 2006 llama mucho la atención que el 8% de los fallecimientos a consecuencia del cáncer se atribuye a la exposición de sustancias cancerígenas en el ambiente laboral. De la misma manera, el 25% de las muertes anuales son provocadas por el tabaquismo. Ante estas tremendas cifras, la OMS concluye que uno de cada tres cánceres es evitable. No obstante, los datos indican los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) siguen invirtiendo considerablemente menos en programas de prevención que en tratamiento: sólo un 3% del presupuesto total de sanidad.

Necesita mejorar

Ante tal escenario, el Parlamento Europeo, reunido recientemente, ha adoptado una resolución en la que se proponen medidas para hacer frente a esta situación. Para ello, animan a los Estados miembros a dar un nuevo impulso a los programas preventivos, haciendo hincapié en la vacunación para proteger a las mujeres del cáncer de cuello uterino y al cribado de cáncer de próstata a varones mayores de 50 años. Se prevé que en 2018 la mitad de la población europea se someta a pruebas de cribado. Otro punto clave es la exposición a sustancias radioactivas: se hace necesario, según los expertos, reducir al mínimo la exposición a sustancias tenidas por cancerígenas y a otras susceptibles de desarrollar cáncer.

Los expertos también solicitan la promoción de hábitos saludables para luchar contra los factores de riesgo tradicionales (tabaco, alcohol, obesidad y sedentarismo), además de fomentar la protección solar y la actividad física. Pero, a pesar que las autoridades sanitarias y los especialistas siguen insistiendo constantemente en ellos, poco resultado parece que dan. Un ejemplo es el hábito tabáquico: los españoles siguen siendo los europeos que más fuman y que, además, han incrementado este hábito en los últimos años. En mujeres, el cáncer con peor pronóstico es el de ovario, aunque los especialistas están de acuerdo que de seguir fumando tal como indican las cifras, muy pronto la primera causa de muerte por cáncer en el sexo femenino será el de pulmón, como está ocurriendo en EE.UU.

Nuevas propuestas

Desde la Eurocámara también se ha apuntado la necesidad de mejorar algunos aspectos relacionados con la enfermedad. Así, se propone un mayor uso de los cuidados paliativos en la lucha contra el cáncer y que se determine, desde la UE, las líneas de acción en este ámbito. De la misma manera se pretende introducir, en todos los países miembros, una Carta de Derechos de los Pacientes, para su protección en el ámbito laboral y que, contrario a lo que sucede a menudo, no se vean obligados a abandonar su empleo durante el tratamiento y se les facilite su reincorporación posterior.

También se proyecta la creación de una definición común de discapacidad que incluya a los pacientes con cáncer como personas con enfermedad crónica. Desde el Parlamento también se ha confirmado la necesidad de favorecer la investigación y el desarrollo de proyectos asociados a prevención detección precoz y tratamientos novedosos, así como a luchar contra las desigualdades existentes en el conjunto europeo en cuanto a programas de detección, calidad de tratamientos y acceso a ellos, como la radioterapia.

LAS 11 BÁSICAS

Imagen: teknon

Desde la Comunidad Europea, para luchar contra esta epidemia que cada vez cobra más vidas, se mantiene un planteamiento global con el fin de mejorar la salud pública. Para ello, se incide tanto en la prevención primaria como secundaria, además de informar sobre los factores desencadenantes como son el hábito tabáquico, el consumo de alcohol, la nutrición y el ejercicio físico. Mediante 11 recomendaciones, el Código Europeo contra el cáncer quiere transmitir la idea que es posible evitar algunos tipos de cáncer con la adopción de hábitos saludables, que además inciden en el estado general de salud del individuo.

El Código recomienda, con evidencia científica que avala cada punto:

  • Dejar de fumar. Y si no es posible, no hacerlo en la presencia de no-fumadores
  • Evitar la obesidad
  • Realizar actividad física cada día
  • Incrementar el consumo y la variedad de frutas y verduras, comiendo cinco raciones al día. Evitar alimentos ricos en grasa de procedencia animal
  • Si se consume alcohol, como cerveza, vino o licores de alta graduación, moderar su consumo a dos bebidas al día si es hombre, a una si es mujer
  • Tener cuidado con la exposición a los rayos solares; sobre todo es muy importante proteger correctamente a niños y adolescentes. Los individuos especialmente susceptibles a quemarse la piel, han de tomar medidas durante toda la vida
  • Aplicar de forma estricta las medidas de prevención frente a sustancias conocidas como cancerígenas. Seguir las instrucciones de seguridad de aquéllas que podrían causar cáncer. Utilizar los consejos de los organismos oficiales de protección de radiación.

Las cuatro siguientes animan a seguir los programas de detección precoz, con el objetivo de disminuir la tasa de mortalidad asociada. Para ello, recomiendan a mujeres mayores de 25 años el screening de cáncer de cuello uterino; a las mayores de 50 años, exámenes mediante mamografía para la detección de cáncer de mama; a hombres y mujeres mayores de 50 años, participar en controles para la detección de cáncer colorectal; y a todos, los programas de vacunación frente la infección producida por el virus de la Hepatitis B.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto