Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Problemas de salud

Tipos de contenidos: Salud

^

¿Y si la insulina para la diabetes pudiera tomarse en pastilla?

Científicos crean una píldora que podría poner fin a las molestias de las inyecciones que hasta ahora necesitan las personas con diabetes tipo 1

Imagen: Unsplash

El 14 % de los españoles padece diabetes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) califica esta enfermedad de "pandemia global", que afecta a más de 400 millones de personas en todo el planeta, en todos sus tipos. Hasta ahora, inyectarse con agujas -una, dos y hasta cuatro veces al día-, era la única opción para administrar la insulina que necesitan los millones de personas que tienen diabetes del tipo 1. Pero investigadores estadounidenses han creado una pastilla que, tomada por vía oral, podría controlar los niveles de azúcar en la sangre. En este artículo abordamos todo sobre este descubrimiento.

La pastilla de insulina funciona tan bien como una inyección convencional para las personas con diabetes de tipo 1, aseguran los científicos

Las personas con diabetes dependen de insulina que tienen que inyectarse a diario. Pero una nueva píldora podría cambiar la forma en que estos enfermos mantienen los niveles de azúcar en sangre, según un estudio que publica la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). El hallazgo no es baladí, pues esta enfermedad afecta al 30 % de las mujeres de entre 61 y 74 años y, a partir de esta edad, la cifra se eleva al 41,3 %.

La pastilla oral de insulina puede mejorar la calidad de vida de millones de personas que sufren diabetes tipo 1 en el mundo. Según el equipo de la Universidad de Harvard (EE.UU.) que ha dado con este método, pero que aún no ha sido probado en humanos, podría transformar drásticamente sus vidas, porque valdría con una píldora para que los diabéticos pudieran controlan sus niveles de azúcar en la sangre. La cápsula de insulina administrada por vía oral, aseguran estos científicos, funciona tan bien como una inyección convencional.

La pastilla podría también mitigar muchos de los efectos secundarios de la enfermedad, en especial en el caso de las personas con fobia a las agujas. Y es que este miedo puede interferir tanto en su vida diaria que haga que muchos dejen de inyectarse o lo hagan con menos frecuencia de la recomendada. Como señalan los expertos, el control glucémico deficiente puede conducir a complicaciones graves de salud.

Imagen: Unsplash

¿Cómo es la pastilla de insulina?

Dar con la clave para crear una pastilla de insulina no ha sido una tarea sencilla. Esta proteína interacciona con el ambiente ácido presente en el estómago, lo que provoca que la insulina se absorba poco en el intestino, y esto la haga poco eficiente para controlar los azúcares de la sangre.

La buena noticia es que estos científicos han encontrado una solución: rodear la insulina en un líquido cargado de iones (átomos con carga) y colocar la mezcla dentro de una cápsula resistente a los ácidos gástricos. Esta fórmula permitiría a los enfermos de diabetes conservar sin peligro las cápsulas en casa durante unos dos meses a temperatura ambiente.

¿Cómo saber si tengo diabetes?

Aunque la diabetes en sus diversas variantes afecta al 14 % de los españoles, la mitad de ellos no lo sabe. Para paliar este desconocimiento, la Sociedad Española de Diabetes ha creado un test que ayuda a saber las posibilidades que tiene una persona de desarrollar la diabetes tipo 2 en los próximos diez años. El tipo más común del que, según la OMS, se podrían prevenir el 70 % de los casos es la diabetes mellitus tipo 2.

Uno de los síntomas clásicos de la diabetes es que se tienen más ganas de orinar (el término científico es poliuria). El motivo es que la sangre contiene una alta concentración de azúcares, por lo que el cuerpo busca los medios líquidos para eliminar ese exceso. En especial, el cuerpo del enfermo de diabetes no tratado intenta mitigarlo empleando los riñones, lo que provoca que orine más cantidad y con más frecuencia.

Otras señales muy comunes son un aumento de la sed (para compensar el líquido expulsado como orina), una pérdida de peso, un sentimiento de cansancio, así como el hormigueo de los pies y extremidades.

Etiquetas:

diabetes, medicinas


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en