Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Psicología y salud mental

Tipos de contenidos: Salud

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

Inteligencia Sexual

Una vida sexual sana contribuye a un mejor desarrollo personal

Búsqueda de las necesidades íntimas

Una vez superadas las cuestiones culturales, Conrad y Milburn recomiendan sumergirse en las necesidades íntimas, averiguar qué cosas nos atraen y nos afectan sexualmente. Sobre todo, dicen, es importante ser honestos con uno mismo. "Consciencia del yo sexual secreto", llaman a esta fase. Ese "yo sexual", explican, puede verse afectado por situaciones desagradables del pasado o por los mismo mitos que se difunden a través de los medios de comunicación.

"En la actualidad se relaciona mucho la vida intelectual con la vida emocional, son dos aspectos que no se pueden disociar como antes se pensaba. Esto ya lo trabajó Freud. Él habló de que la energía que mueve nuestro cerebro es sexual y algunas experiencias desagradables del pasado en esta materia generan disfunciones. El deseo sexual circula por nuestro cerebro y cuando está reprimido merma la creatividad y la imaginación. Cuando éste circula libremente, en cambio, se despiertan la intuición, la creatividad y la imaginación", comenta Enrique Saracho, psicólogo y sexólogo, director del Centro de Desarrollo de Salud Comunitaria Hazgarri S.L., con sede en Vitoria.

Saracho no comparte el concepto estadounidense de inteligencia sexual, pues considera que se trata de viejas teorías que ahora se presentan como nuevas, y para ello pone como ejemplo las premisas de Freud. Para este especialista, vivimos en una sociedad de consumo en la que se controla la sexualidad de la población a través de ciertos valores y creencias. Si antes se hablaba del sexo como algo pecaminoso, dice Saracho, ahora es casi "una exigencia atlética de alto rendimiento". La sexualidad, añade, "se centra más en lo genital y se carga de una exigencia de éxito".

En ese sentido, la millonaria industria de la pornografía, según Saracho, hace que se merme la capacidad de seducción o de conquista. "Al darnos el producto hecho nos quita la posibilidad de un encuentro sexual sano". Es imperiosa, insiste este psicólogo, la necesidad de hacer una lectura crítica de nuestras formas de vida, nuestros valores y todo lo que nos rodea. Frente a los mensajes cotidianos con los que se nos bombardea en materia de sexo, hay que levantar la voz de alarma, sobre todo ente los jóvenes. Dice Saracho que a pesar de que se imparten clases de educación sexual en los colegios, las niñas no conocen su cuerpo y aunque disponen de toda la información necesaria, a algunas ponerse un tampón les sigue suponiendo un grave conflicto. Además, ante el sexo siguen teniendo la actitud de estar frente a algo sucio y desagradable.

Aún así, hablar de inteligencia sexual a Saracho le parece "reduccionista", pues las premisas de los dos psicólogos estadounidenses parecen "verdades parciales que hacemos absolutas". "Es que hacer más el amor no supone ser más inteligente. El desarrollo psicológico integra muchas cosas, sobre todo la capacidad de relación. A veces una sexualidad satisfactoria no va unida al concepto de pareja. A mí me parece que disociamos lo que es una relación afectiva. Y muchas veces nos encontramos con vínculos de pareja deteriorados en los que hay relaciones sexuales que más bien dejan un vacío".

Teóricamente, explica Saracho, existe más libertad sexual pero se tienen más inhibiciones y las relaciones sexuales son muy frustrantes. "Y tendríamos que alertar sobre esa falta de libertad sexual. Todavía hay muchas dificultades para hablar de sexo. Entre las amistades lo trivializamos o lo volvemos una patología. Yo creo que lo importante es reflexionar sobre la vida sexual y ver lo satisfechos que estamos. En nuestros tiempos decir la verdad sobre ello parece como estar haciendo el ridículo. Me parece que jugamos a una farsa", señala.

Para el profesor Félix López, profesor de psicología de la sexualidad de la Universidad de Salamanca, las posibilidades, en cuanto a libertad sexual, son mucho mayores. López no ve el panorama tan negro como Saracho, y cree que, pese a todo, se ha avanzado muchísimo con relación a otros años. "Vivimos tiempos infinitamente mejores que en el pasado. Yo creo que no hay que tener una visión apocalíptica. De hecho, ahora las mujeres tienen capacidad de elección, inclusive pueden elegir tener relaciones sexuales en cualquier momento del ciclo y las parejas ahora pueden definir el número de hijos y tienen muy claro que divertirse y pasarlo bien en la cama es un objetivo. Eso no ocurría hace treinta años".

López es un gran crítico del concepto de inteligencia sexual de Conrad y Milburn. "Se trata de una copia de la inteligencia emocional. Ya en ese concepto se habla de habilidades interpersonales de lo que no se excluye el campo sexual. Me parece que eso de la inteligencia sexual es un aprovechamiento comercial del asunto. Ya en otros estudios se habla de la incapacidad de comunicación, de las falsas creencias y de la falta de información", señala López. En lo que sí está de acuerdo este profesor de la Universidad de Salamanca es en la necesidad de tener mejor y buena información, en conocerse a uno mismo y en cultivar los hábitos para relacionarse bien. En ese sentido, cobran un papel de extrema importancia la familia y la escuela, pues es ahí donde se tienen que anular los mitos y se tiene que garantizar una correcta y eficaz información.

El último punto de la teoría de Conrad y Milburn es la necesidad de abrirse al otro. Se necesita aprender a escuchar al otro y conocer su yo sexual. Es importante hablar de sexo con la pareja y sobre todo, hacerle partícipe de sus temores, deseos y expectativas en materia sexual. Eso sí, también conviene tener en cuenta, según explica el profesor López, "que no hay una sola manera de vivir la sexualidad. La sexualidad pertenece al reino de la libertad y en ella caben diferentes biografías sexuales".

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto