Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Psicología y salud mental

Tipos de contenidos: Salud

Navidad 2014
Λ

Cómo influye el estrés en las enfermedades

Los estados de tensión continua contribuyen a la aparición de enfermedades cardiacas, digestivas u hormonales

  • Autor: Por CÉSAR MARTÍN PARA CONSUMER.ES
  • Última actualización: 30 de junio de 2004

Estrés emocional

Junto a lo ya mencionado, del estrés crónico devienen otra serie de problemas físicos. El insomnio, agotamiento físico y mental, dolor en los músculos del cuello y de la espalda, o ausencia de apetito son algunos. Además, aparecen síntomas psicológicos. "No existe una base orgánica para que el cuerpo sufra estas patologías, pero es una respuesta que se presenta a menudo", certifica José Ramón Peciña. Así, se puede detectar irritabilidad o pesimismo, entre otros estados de ánimo. También se pueden dar otras situaciones de carácter psicosomático. De hecho, los expertos médicos explican que la ansiedad, entendida como una consecuencia del estrés, tiene un tope. "En ocasiones se produce un 'feed back' continuo. El individuo piensa en la situación de alarma y, sólo con eso, le duele la cabeza, padece sudor frío, se angustia... Todo se magnifica". Al respecto, también están documentadas jaquecas, dolores de cara, asma, úlceras pépticas, hipertensión y estrés premenstrual. Asimismo, el estrés emocional puede incidir sobre trastornos en la piel, picores, cosquilleos, sarpullidos y granos.

La ansiedad y sus comportamientos relacionados forman parte de las reacciones al estrés. La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo apunta a que es posible que contribuya a los 5 millones de accidentes de trabajo con más de tres días de baja, a los 48.000 suicidios y los 480.000 intentos de suicidio que se registraron en la UE en 2001.

Existen ciertos roles que son más susceptibles de sufrir con mayor rigor las consecuencias de la respuesta al estrés. Además, algunas sociedades soportan mayor riesgo por su nivel de exigencia o su climatología. En este sentido, Cristina López, decana del Colegio Oficial de Psicólogos de Las Palmas, explica que países como Alemania o Japón registran "un índice muy grande de desórdenes mentales y tasas más altas de suicidios".

Cómo prevenir los efectos del estrés

  • La relajación ayuda a controlar el estrés. Los expertos señalan que es beneficioso llevar a cabo, al menos durante 10 minutos al día, ejercicio de disciplinas como el yoga o ejercicios de control corporal.
  • No hay que descuidar la alimentación, que ha de ser variada. Los nutricionistas apuestan por una dieta que incluya frutas y verduras, además de cereales y arroz integral.
  • Se aconseja el consumo de carne y productos lácteos no excesivamente grasos o dulces.
  • En la medida de lo posible, se recomienda eludir el abuso de alimentos enlatados y de platos elaborados con la harina blanca.
  • Tampoco se aconseja abusar de productos enriquecidos con nata, de embutidos, grasas, bollería industrial o bebidas estimulantes.
  • Dormir el suficiente número de horas y hacerlo de forma regular.
  • Es bueno establecer una rutina antes de acostarse.
  • Evitar alcohol y tabaco.
  • Es muy recomendable realizar ejercicio aeróbico, como caminatas. Los expertos explican que dicha actividad aumenta la frecuencia cardiaca, reduce la ansiedad y la depresión. Se aconseja 30 minutos tres veces por semana.
  • Infusiones de manzanillas o valeriana, entre otras.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto