Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Solidaridad


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Tipos de contenidos: Solidaridad

^

Se pone en marcha en Guipúzcoa un programa pionero para que discapacitados graves puedan vivir en sus casas

Los beneficiarios contarán con ayudas económicas que no excederán del coste que supone vivir en un centro asistencial

  • Fecha de publicación: 26 de marzo de 2004

El Departamento de Servicios Sociales de la Diputación Foral de Guipúzcoa (Gizartekintza) ha puesto en marcha un programa pionero en toda España cuyo objetivo es que personas con graves discapacidades, superiores al 80%, puedan dejar residencias y centros asistenciales para vivir en su propia casa.

En la presentación ayer del programa, la diputada de Política Social, Esther Larrañaga, destacó que Gizartekintza concederá a los participantes ayudas económicas "para que puedan vivir independientes", siempre y cuando éstas no excedan del coste que supone vivir en un centro asistencial. Pero el peso mayor del programa recae en los propios interesados, ya que son ellos los que deberán "crear su red de atención".

Esta experiencia, indicó Larrañaga, permitirá a "personas que necesitan apoyo para comer, vestirse o ir al baño vivir en su propio domicilio" y no verse abocadas a pasar el resto de su vida en una residencia. "Se trata de potenciar las soluciones basadas en la máxima integración posible en la comunidad, junto con otras basadas en la institucionalización para las personas que lo necesiten o lo prefieran", añadió.

Por su parte, José Luis Madrazo, director para la atención a la dependencia y la desprotección, indicó que el programa cuenta con una inversión de 50.000 euros y que, aunque está dirigido a personas con discapacidad tanto física como psíquica, "los primeros beneficiarios son personas con dificultad o imposibilidad de movimiento", ya que son "los que tienen mayor capacidad para organizarse".

Los usuarios que en un futuro puedan acogerse a esta experiencia, que comenzó el pasado mes de enero con tres discapacitados, deben disponer de una vivienda o tener la posibilidad de adquirirla, y presentar un proyecto "viable" de asistencia y apoyo personal y una estimación económica admisible.

El futuro de este programa, agregó Madrazo, se irá viendo conforme "vayamos evaluando las primeras experiencias. A partir de ahí marcaremos el camino a seguir".




Otros servicios


Buscar en