Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Solidaridad


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Derechos Humanos

Tipos de contenidos: Solidaridad

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

Pedro Cluster, creador de Sinhogar.org y Telepobre

"Nadie vive en la calle por gusto ni elige dos cartones para dormir"

  
Pedro Cluster.

Nació en Madrid (1952), se siente asturiano, pero vive en Málaga. Se presenta con un nombre ficticio, pero no trata de crear ningún personaje. Su historia es real. La ha contado docenas de veces en los medios de comunicación. Incluso, algunos le han reclamado como tertuliano y le han ofrecido espacio para que su voz traspase las fronteras de la calle. En ella vivió varios años cuando un trastorno mental le convirtió en la sombra de lo que fue: un hombre de éxito profesional que se casó, tuvo hijos, se divorció y conoció de nuevo el amor hasta que un día lo perdió todo. "Le puede pasar a cualquiera", advierte, "pero no quiero hablar de mí, sino de la problemática general". Así es Pedro Cluster. Un hombre de 57 años que asegura haber sido rico en su primera vida y que ahora, en la tercera, lucha porque se reconozcan y se atiendan las necesidades de los indigentes. "Nadie vive en la calle por gusto", afirma con rotundidad.

¿Cuántas veces ha contado su historia?

Docenas de veces. Historias como la mía despiertan mucho morbo en los medios de comunicación.

"Tuve una vida normal hasta que un día, por un trastorno mental, acabé en la calle"

¿Me la cuenta a mí?

Claro. Tuve una vida normal, con estudios, trabajo, matrimonio, hijos, separación, otra pareja... Hasta que un día, por un trastorno mental, acabé en la calle.

¿Cómo salió de ella?

Conseguí salir de esa situación gracias a un magnífico psiquiatra que busqué por mi cuenta a través de la Seguridad Social, porque ni el albergue en el que estuve ni las ONG a las que acudí me ofrecieron tratamiento.

Volvió a nacer.

Siempre digo, en broma, que hasta ahora he tenido tres vidas: la primera fue una vida corriente, la segunda la pasé en la calle y ahora, en la tercera, intento que las anteriores rueden al unísono, sin chirriar demasiado.

"Busco aceptación y ayuda para la gente de la calle"

En su actual vida ha creado el blog Sinhogar.org, el canal Telepobre y es fundador y presidente de la Asociación "Desde la calle". ¿Cuál es su objetivo con estas iniciativas?

Dar a conocer a la sociedad el problema de la gente que está en la calle. Hace tiempo escribí un post en mi blog en el que citaba a colectivos que han conseguido cambiar su imagen en la sociedad. Me refería a las personas con Síndrome de Down, los homosexuales y las mujeres maltratadas. Después de años de lucha, estos tres grupos han logrado ser aceptados y recibir ayuda por parte de la sociedad. Eso es lo que me gustaría para la gente de la calle.

¿Internet es una herramienta útil para las personas indigentes? ¿Qué utilidad les ofrece la Red?

Internet les permite redactar currículos, buscar trabajo o realizar gestiones administrativas.

"Salir de la calle es dificilísimo. En mi opinión, el sistema está montado para que nadie salga"

¿Es difícil salir de la calle?

Dificilísimo. En mi opinión, el sistema está montado para que nadie salga. ¿Cómo se puede encontrar un trabajo estable sin tener dirección?

¿Qué me dice de los albergues?

No hay plazas suficientes y, muchas de las que hay, no son dignas. Tampoco existe una asistencia sanitaria correcta. Me asombra ver cómo algunas organizaciones gastan dinero en excursiones, comidas, fiestas e, incluso, en un campeonato mundial de fútbol en la calle. Todo ese dinero estaría mejor empleado en el alquiler de un piso y un médico para las personas de la calle.

"Las ayudas sociales son insuficientes, inadecuadas e ineficaces"

Existen ayudas sociales.

Sí, pero son insuficientes, inadecuadas e ineficaces. España está siete puntos por debajo de la media europea en gasto social y muy lejos de las cifras que arrojan los países nórdicos.

En alguna ocasión ha dicho que le gustaría crear una empresa en la que sólo trabajase gente que haya estado en la calle, una especie de cooperativa de indigentes. ¿Sigue pensando lo mismo?

Es mi sueño, pero es muy difícil llevarlo a cabo. La indigencia no vende desde el punto de vista del marketing. No interesa, pero no he tirado la toalla.

Casi el 41% de las personas sin hogar tiene problemas con el alcohol. Sin embargo, usted afirma que el abuso de esta sustancia no es la causa, sino la consecuencia.

Así es. Mucha gente se hace alcohólica en la calle, no antes, pero nadie busca la raíz del problema. Según mi experiencia, el 50% de los indigentes son personas extranjeras que han acabado en la calle por carecer de un empleo o de los papeles necesarios para regularizar su situación. El resto, se divide a partes iguales en cuatro grupos: militares retirados, personas que sufrieron abusos o maltrato infantil, enfermos con problemas de salud mental -trastornos bipolares, sicóticos, paranoicos, etc- y quienes han acabado en la calle por motivos diversos.

"Cuando se pierde la red social, se deja de contar con personas a las que pedir ayuda"

Los estudios afirman que la causa más frecuente por la que se acaba en la calle está relacionada con una ruptura de los lazos familiares, sociales y laborales.

Sí, porque cuando se pierde la red social, se deja de contar con personas a las que pedir ayuda.

"Si ofrecemos a cualquier indigente una cama confortable, una buena compañía y un plato de comida, ninguno rechazaría la propuesta"

Conoce la vida en la calle en primera persona, ¿cuáles son los tópicos que le gustaría desmontar?

En primer lugar, nadie vive en la calle por gusto. Nadie elige dos cartones húmedos para dormir encima de los adoquines. Nadie elige ser permanentemente humillado, maltratado y menospreciado. Si ofrecemos a cualquier indigente una cama confortable, una buena compañía y un plato de comida, ninguno rechazaría la propuesta.

¿En qué piensa un indigente cuando se va a dormir?

A ser posible en nada, por eso muchos recurren al alcohol. Quieren mantener la mente tranquila, calmar el frío y perder el miedo a las agresiones, a un despertar violento.

"Cualquiera puede acabar en la calle"

¿Es más fácil de lo que parece llegar a esta situación?

Le puede pasar a cualquiera. En la calle he conocido a cocineros de magníficos restaurantes, publicitarios de campañas famosas, antiguos secretarios generales de colegios profesionales, altos ejecutivos, periodistas, abogados o psicólogos.

¿Cómo se sienten las personas que están en la calle?

Se sienten abandonadas por la sociedad, pero intentan crear una apariencia de normalidad. Establecen unos hábitos y unas rutinas que les hacen la vida más llevadera.

¿Las mujeres indigentes encuentran más dificultades?

Sí, hay menos ayudas para ellas, aunque también son un porcentaje menor. Apenas un 15% de los indigentes son mujeres.

"Los indigentes afean el espacio urbano, preferimos no verlos"

Usted ha denunciado alguna vez el "urbanismo contra los sin hogar". Critica que cada vez hay menos bancos de madera para dormir y es contrario a nuevos diseños que apuestan por asientos de piedra o metal. ¿Hay sitio para los indigentes en las ciudades?

Los indigentes afean el espacio urbano, preferimos no verlos y se intenta alejarlos de las zonas centrales o turísticas.

Etiquetas:

Gusto, calle, gente, indigentes, vida




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto