Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Solidaridad


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Derechos Humanos

Tipos de contenidos: Solidaridad

^

Acompañar a las personas mayores en Navidad

La sensación de soledad que se acentúa por Navidad entre las personas mayores puede reducirse con programas de acompañamiento especiales

  • Autor: Por ESTHER CAMUÑAS
  • Última actualización: 30 de diciembre de 2015

Durante las Navidades muchas personas mayores se ven obligadas a pasar en soledad unos días que por tradición se asocian a compañía, familia o felicidad. Esta situación intensifica su sensación de tristeza y desamparo, mientras conviven con los recuerdos de familiares y otros seres queridos que ya no están con ellas. Pero hay varias formas de acompañar a los mayores, darles cariño y hacerles sentir que también ellos cuentan. En este artículo se muestra la realidad navideña de las personas mayores que viven solas y diferentes posibilidades de colaboración con ellas a través del voluntariado, como la última campaña puesta en marcha por la Fundación Amigos de los Mayores.

¿Por qué solo en Navidad?

Las personas mayores que están solas lo sienten especialmente durante las comidas y cenas de Navidad

La soledad conlleva un sentimiento de vacío que en épocas como la Navidad es aún más dolorosa si cabe entre las personas mayores. Los motivos que les llevan a no reunirse con sus familiares son muy variados: algunos no lo hacen porque no mantienen contacto con ellos, otros no tienen familiares y los hay que sienten como familiares a los profesionales que los atienden en sus centros de día. Las personas mayores que están solas lo sienten en especial durante las comidas y cenas de Navidad.

Desde un punto de vista geriátrico, en las fiestas navideñas se incrementa entre la población de ancianos el análisis vital o de todo el ciclo de vida. Es decir, se ponen en la balanza experiencias, bienes acumulados durante la vida, herencias y una perspectiva familiar. De ahí que, como diversos estudios prueban, exista una relación de riesgo entre la Navidad, el incremento de cuadros emocionales y afecciones cardiovasculares.

La realidad de las personas mayores

En la actualidad, las personas mayores de 60 años representan ya el 18% de la población española (más de ocho millones de personas, según el Padrón Municipal). Todas las previsiones apuntan a que esa cifra continuará aumentando de forma progresiva en los próximos años. Además, a este incremento se une la aparición de nuevas realidades, como la soledad en la que viven muchas de ellas.

La soledad no deseada en las personas mayores puede tener implicaciones físicas y psíquicas de importancia

Según la última Encuesta Continua de Hogares publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el pasado mes de abril, en España el 22,6% de las personas mayores de 65 años viven solas, enfrentándose en soledad a problemas físicos y psicológicos propios de su edad, es decir, 1.805.600 personas. De ellas, el 72,5% son mujeres.

Según la Fundación Amigos de los Mayores, hay estudios recientes que están profundizando en las consecuencias de esta nueva realidad social que aumenta año tras año. Expertos como el psiquiatra Manuel Martín Carrasco sostienen que la soledad no deseada en las personas mayores puede tener implicaciones físicas y psíquicas de importancia que merman su calidad de vida: la hipertensión arterial, la diabetes, las infecciones repetidas, la ansiedad o la depresión. Otro informe más reciente realizado por científicos de la Universidad de Chicago (EE.UU.) confirma una relación directa entre la soledad y el debilitamiento de defensas que protegen el organismo.  

Campaña #RegalaUnSegundo

En nuestro país, una de cada cuatro personas mayores pasa el día prácticamente sola. Para visibilizar esta situación y captar fondos para sus programas de acompañamiento, Amigos de los Mayores lanza la Campaña #RegalaUnSegundo.

¿En qué consiste? Este año 2015 se dispone de un segundo más, debido al ajuste con el periodo de rotación de la Tierra para separar la hora atómica y la hora solar realizado el pasado mes de junio. Antes de que acabe el año, Amigos de los Mayores propone emplear ese segundo de más en ayudar a una persona mayor que esté sola y lo necesite y traducir ese tiempo en una acción directa, como nuevos socios o aportaciones económicas que contribuyan a desarrollar los programas de acompañamiento de la entidad.

Para las Navidades, Amigos de los Mayores ha intensificado su programa de acompañamiento a domicilio, visitando a cerca de 400 mayores en la ciudad de Madrid. Además, ha repartido cestas navideñas a personas mayores a las que acompaña y no disponen de recursos económicos para su cena de Nochebuena. La organización también celebró una fiesta de Navidad para que las personas mayores a las que esta fundación atiende puedan encarar estas fiestas rodeados de otras personas mayores y voluntarios y olvidar por unas horas su situación de soledad.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en