Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Solidaridad


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Derechos Humanos

Tipos de contenidos: Solidaridad

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

La precarización laboral acentúa la pobreza

A pesar de contar con un empleo, un 14,8% de los trabajadores españoles son pobres y tienen dificultades para afrontar un gasto imprevisto o encender la calefacción

Imagen: No man\'s land

El próximo 17 de octubre se conmemora el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y no hay que olvidar que el 28,6% de la población española (13,3 millones de personas) vive en riesgo de pobreza y exclusión social. Tener un trabajo o una pensión no es garantía hoy día para no sufrir ese riesgo. La precarización de las condiciones laborales ha elevado del 11,7% en 2013 al 14,8% en 2015 el porcentaje de trabajadores pobres, mientras la tasa de pobreza entre las personas en paro se sitúa en el 44,8%. Este artículo muestra las cifras de la realidad de la pobreza en España y las diferencias entre comunidades autónomas.

Hoy en día hay 720.000 hogares en España sin ningún ingreso

Según datos del informe anual "Análisis y perspectivas 2016" de la Fundación FOESSA de Cáritas, dedicado a la expulsión social y recuperación económica, la cifra de hogares españoles que no percibe ningún ingreso no ha bajado de 700.000 desde 2012. Según Guillermo Fernández, miembro del comité técnico de FOESSA, "al ritmo actual, alcanzar las cifras de hogares sin ingresos anteriores a la crisis, ya elevadas de por sí, puede suponer siete años. Es decir, pasar de los actuales 720.000 hogares sin ningún ingreso a los 497.200 de 2009 requeriría siete años".

España es el segundo país de la Unión Europea con más paro de larga duración, con una tasa del 11,4%, lejos del 1,7% que tenía antes de la crisis. Los últimos datos de los servicios públicos de empleo mostraron, por primera vez desde 2010, que la cifra de paro había bajado de los cuatro millones de personas. Sin embargo, se trata de un trabajo precario y temporal en el que solo el 8,3 de los contratos fueron indefinidos.

Trabajar y seguir siendo pobre

Según el informe de la Fundación FOESSA, el 14,8% de las personas no supera el umbral de pobreza, a pesar de tener un empleo. En 2014 la tasa era de 14,2% y el año anterior de 11,7% (2013).

El concepto de pobreza ha cambiado. Hay una pobreza que no se hace visible y va más allá del hambre, el abrigo o la vivienda. La pobreza también se mide en el acceso a la cultura, el ocio, la educación, las condiciones de la casa, la tecnología o la posibilidad de tener luz y calefacción.

El 14,8% de las personas no supera el umbral de pobreza, a pesar de tener un trabajo

Según datos del VI Informe "El Estado de la Pobreza (AROPE)", presentado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN), en España hay personas adultas con trabajos o pensiones en el 14,9% de los hogares en pobreza. Los factores con mayor incidencia son "no poder irse de vacaciones una semana fuera del hogar al año" (41,6%) y "no poder afrontar un imprevisto de 650 euros" (39,8%). Además, el 11% tiene retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal y el 10,6% no puede calentar de forma adecuada su casa.

Y es que, como afirmaba durante la presentación del Informe AROPE Carlos Susías, presidente de EAPN España, "lo importante no es crear empleo, sino crear un empleo de calidad". Los trabajos actuales implican jornadas más largas y con horarios variables a voluntad de la empresa, contratos temporales y horas extraordinarias que, según la Encuesta de Población Activa (EPA), no han sido pagadas más de la mitad. Este es el tipo de empleo que se puede encontrar, como refleja muy bien la siguiente campaña de Cáritas.

 

Desigualdad y diferencias norte-sur

España es el tercer país con mayor desigualdad de la Unión Europea, después de Rumanía y Serbia. La desigualdad entre el 20% de la población con más ingresos y el 20% con menos ingresos es de 7 veces, mientras que en la UE es de 5,2 veces. En general, los ingresos de los hogares se han desplomado un 10% desde el inicio de la crisis, la desigualdad ha aumentado y las rentas medias han caído, lo que ha provocado el hundimiento de las rentas más bajas. Andalucía, Castilla-La Mancha y Asturias son las comunidades donde la población con menos recursos se ha empobrecido aún más.

Andalucía, Castilla-La Mancha y Asturias son las comunidades que más se han empobrecido

Aunque el riesgo de pobreza se incrementa en todas las regiones y en ninguna comunidad autónoma han descendido los hogares con todos sus miembros en paro, la situación es heterogénea a nivel territorial. Las tasas más altas de pobreza están en Andalucía con 43,2% y Ceuta, con 41,7%. Las más bajas corresponden a Navarra, con 13% y el País Vasco, con 17,6%. Aragón, Navarra, La Rioja y Cantabria tienen los más bajos porcentajes de personas en pobreza severa, todas por debajo del 3%.

En este momento, la tasa de paro es del 21% y los indicadores de desempleo muestran una recuperación muy débil. Especial empeoramiento han mostrado Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana en el eje sur y Asturias y Galicia en el norte.

Etiquetas:

empleo, pobreza, precariedad


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto