Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Solidaridad


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Tipos de contenidos: Solidaridad

^

Perros guía

La Fundación Once permite que las familias que lo deseen puedan colaborar desinteresadamente en la educación de los futuros perros-guía

La gran ayuda que proporcionan los perros-guía como auxiliares de movilidad a las personas con ceguera ha llevado a que la Fundación ONCE del Perro Guía- constituida el 24 de septiembre de 1990 y se declarada el 31 de marzo de 1992 como benéfica asistencial de carácter particular por Orden del Ministerio de Asuntos Sociales- inicie un proyecto en el puedan participar todas las familias interesadas en el cuidado inicial de estos animales para su posterior adiestramiento en un ámbito específico. El cachorro vivirá en una familia desde los dos meses de edad hasta cumplir un año

El cachorro vivirá en una familia desde los dos meses de edad hasta cumplir un año

aproximadamente, en el que es devuelto a la Fundación para comenzar su entrenamiento. Este sistema de familias contempla que todas ellas puedan colaborar en la socialización y educación de los futuros perros-guía. Para ello reciben el asesoramiento y la formación necesaria por parte de la Fundación, que se responsabiliza además de los gastos referentes a la alimentación, cuidados clínicos y residencia del cachorro.

El procedimiento en el que se basa esta fórmula de socialización e integración social de los perros-guía se inicia con una visita por parte del personal de la ONCE a la casa en la que vive la familia que ha solicitado cuidar a uno de estos cachorros. Estos profesionales evalúan si la casa y la propia familia reúne las condiciones necesarias, como no estar solo más de dos horas al día, vivir dentro la casa, acudir a tiendas, familiarizarse con los transportes públicos, etc. A los ocho meses de vivir con la familia se le realizará al cachorro un reconocimiento médico completo para detectar posibles enfermedades físicas y si los resultados son positivos el animal permanecerá con la familia y el programa seguirá su curso, con una visita mensual de los técnicos de la ONCE.

Imagen: midiman

Por tanto, la Fundación ONCE es el centro responsable de la selección, cuidado, atención, entrenamiento y posterior adiestramiento de estos animales. Ésta última es una etapa muy importante porque se centra en la adaptación entre el usuario y el perro-guía asignado. Es en Boadilla del Monte (Madrid) donde se encuentra el único centro de la Fundación ONCE preparado para el adiestramiento de estos perros-guía. Este centro consta de 110.000 metros cuadrados en los que se ubican una residencia canina, una sala de partos, una clínica, una zona de aislamiento, otra de entrenamientos y una pista de ejercicios.

Su educación

La educación y preparación de estos perros lazarillo consta de tres etapas:

  • Lograr que durante el primer año de vida el perro se habitúe a relacionarse con las personas
  • Después del primer año, estos perros son formados desde el departamento de entrenamiento avanzado hasta los 18 meses. En esta etapa se evaluará si ha avanzado y si tiene las aptitudes necesarias para convertirse en un perro-guía.
  • Selección del usuario después de tres semanas de convivencia.

Consejos

La Fundación ONCE del Perro-guía destaca los siguientes consejos prácticos sobre el trato con estos animales:

  • Nunca se debe distraer a los perros-guía cuando están trabajando.
  • Nunca se les debe ofrecer comida.
  • Todas las personas ciegas y deficientes visuales acompañadas de perros-guía tienen garantizado el acceso a los lugares, alojamientos, locales y transportes públicos, según la normativa vigente.
  • No se debe sentir temor ante un perro-guía.
  • No deje suelto a su perro cuando se acerque a una persona ciega con su perro-guía porque podría provocar un accidente.
  • Nunca se debe tocar el arnés de un perro-guía. Sólo debe hacerlo el usuario.
  • La salud de un perro-guía es excelente y no transmite enfermedades.

¿Qué dice la ley?

Todas las comunidades autónomas han regulado los derechos y obligaciones en esta materia. En ellas se dictan que para que un usuario de perro-guía pueda acceder a todos los establecimientos públicos y medios de transporte es preciso cumplir con todas las obligaciones higiénico-sanitarias requeridas por la normativa vigente y, en consecuencia, se establecen graves sanciones para aquellos locales o transportes públicos en los que se impida el acceso a los usuarios de perros-guía.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en