Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Solidaridad


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Tipos de contenidos: Solidaridad

^

Teléfonos de ayuda solidaria

Miles de personas recurren cada año a estos servicios de atención telefónica para combatir su soledad o denunciar casos de malos tratos, abusos sexuales y acoso escolar

  • Autor: Por AZUCENA GARCÍA
  • Fecha de publicación: 9 de septiembre de 2007
Imagen: Elle

Los servicios telefónicos de ayuda han experimentado un auge en los últimos años. Pese a que muchos surgieron en la década de los 90, no ha sido hasta hace poco cuando se han especializado en problemas concretos, de acuerdo a la propia evolución que ha experimentado la sociedad en general. Estos servicios están orientados a colectivos de menores, adultos y personas mayores en riesgo, que buscan, simplemente, hablar con alguien o necesitan sacar a la luz casos de malos tratos, abusos sexuales y acoso escolar. Las propias instituciones públicas se han visto en la necesidad de crear líneas específicas de atención gratuita. Y es que cada vez hay más denuncias y nuevos problemas que requieren una actuación coordinada para solucionarlos a tiempo.

Áreas de intervención

Cuando la ayuda presencial no es posible o, al menos, es difícil, el teléfono se convierte en una herramienta muy útil. Amparadas en el anonimato, miles de personas descuelgan cada año el auricular para solicitar consejo, apoyo o plantear dudas acerca de un problema o cuestión que les preocupa. Algunas, incluso, denuncian situaciones tan dramáticas como casos de abuso sexual, maltrato o acoso escolar.

Los menores centran la mayor parte de estas líneas de ayuda. Tal vez por ser los más vulnerables e indefensos, varias ONG y algunas instituciones públicas han creado servicios de atención infantil en los que se recogen sus preocupaciones y se trata de buscarles una solución. Es el caso de la Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo), que cuenta con una línea de atención al menor (900 20 20 10) y otra a la que pueden llamar las personas adultas (91 726 01 01 y 600 50 51 52) para denunciar cualquier situación de injusticia que esté sufriendo un niño o pedir asesoramiento. "Recibimos llamadas de profesores que no saben cómo actuar ante un alumno que sufre acoso, vecinos que han visto a un niño con marcas, padres y madres que se van a divorciar y no quieren que la nueva situación afecte a los hijos...", explica el director de Programas de la Fundación Anar, Benjamín Ballesteros.

A pesar de mantener las líneas abiertas "las 24 horas del día, los 365 días del año", la Fundación ANAR reconoce que hay momentos en los que comunica

En los dos últimos años, esta ONG ha multiplicado por dos el número de llamadas y, a pesar de mantener las líneas abiertas "las 24 horas del día, los 365 días del año", hay momentos en los que comunica. Creado en 1994, este servicio ha registrado hasta el momento un millón y medio de consultas a las que se intenta dar una respuesta rápida y eficaz. "Pensamos que íbamos a tener problemas para atender a los menores que son muy pequeños para marcar un teléfono, pero que pueden estar siendo víctimas de malos tratos o abandono. Sin embargo, el teléfono de atención al adulto nos ha ayudado a encontrar una vía para denunciar este tipo de situaciones", asegura Ballesteros.

También las comunidades autónomas han creado servicios similares, como el teléfono Infoabu (902 22 22 45), de la Consejería de Bienestar Social de la Generalitat valenciana, para la prevención de los abusos sexuales a menores. En el primer semestre de este año, se han recibido 145 llamadas, de las que el 67% se remitió al servicio especializado para estudiar posibles abusos. Por su parte, los adultos cuentan con otras líneas específicas, como el Teléfono de la Esperanza, una ONG que ofrece de manera gratuita, anónima y especializada un servicio permanente de ayuda por teléfono o presencial para apoyar a las personas que se encuentren en situación de crisis emocional. Esta organización cuenta con varias sedes en España y en el mundo, cuyo objetivo es, en primer lugar, disminuir el grado de ansiedad y angustia de quien descuelga el teléfono para contar su situación. "Una vez que esa ansiedad o angustia ha disminuido, la persona se encuentra más tranquila y más dispuesta a hablar porque siente que no se la juzga ni condena", precisa Pedro Madrid, miembro fundador del Teléfono de la Esperanza y director del servicio en Madrid.

En el caso de las personas mayores, también algunas administraciones públicas cuentan con líneas específicas de atención o información. Además, la Asociación Mensajeros de la Paz puso en marcha en 1995 el Teléfono Dorado (900 22 22 23), una línea gratuita para atender a las personas ancianas que se sienten en una situación de soledad. "La persona mayor llama cuantas veces considera necesario y establece un diálogo abierto con el voluntario, cuya primera misión es la de escucharle", explican desde la entidad, que nació con el objetivo de mitigar la soledad de los y las mayores "que desean que alguien se interese por su situación, les atienda, les escuche, acoja todo lo que ellas quieran confiar y les ayude a orientarse".

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto