Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Solidaridad


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Tipos de contenidos: Solidaridad

^

Avances en la comunicación de los discapacitados

Un ordenador que entiende los lenguajes alternativos y un lazo inductivo que elimina las interferencias en las llamadas a móviles son las últimas mejoras para personas con parálisis cerebral o discapacidad auditiva

  • Autor: Por A. GARCÍA
  • Fecha de publicación: 27 de septiembre de 2007

La mayoría de las personas que sufren parálisis cerebral presentan problemas de movilidad y, en algunos casos, también de comunicación. Hay quienes no comprenden el lenguaje oral o no pueden expresar con palabras lo que piensan, sienten y quieren. Por esta razón, la Asociación de Paralíticos Cerebrales de Huelva (Aspacehu) ha puesto en marcha una experiencia pionera en Andalucía. Se trata de un proyecto en el que participan ocho miembros de la asociación, a los que se ha instalado en la silla de ruedas un ordenador capaz de entender los lenguajes alternativos y ponerles voz mediante altavoces.

Hasta ahora, sólo Valencia cuenta con un sistema similar debido a su coste. El director de Aspacehu, Eduardo Fuentesal, augura que el precio experimentará una tendencia a la baja, pero reconoce que todavía no es un sistema barato. "Un comunicador está compuesto por un Tablet PC, que puede costar entre 1.200 y 1.800 euros, y una serie de adaptaciones que dependen de cada caso y oscilan entre 600 y 2.000 euros", precisa.

Aunque se aprovechan las tecnologías existentes, un comunicador puede costar entre 1.800 y 3.800 euros

La Consejería de Innovación de la Junta de Andalucía ha asumido el coste total de la implantación de este sistema en Huelva, unos 61.000 euros destinados a la compra de material y a la formación de personal técnico."Pero la idea es seguir adelante con el programa", añade Fuentesal. La experiencia piloto puesta en marcha analizará los puntos fuertes y débiles de este sistema, tras observar a las ocho personas que participan en ella y que cuentan con diferentes grados de movilidad y comunicación.

En cuanto al funcionamiento, el comunicador dispone de un hardware específico y un miniordenador con pantalla táctil que se coloca en la silla de ruedas. Este ordenador se puede manejar mediante pulsación con un puntero o por barrido con un ratón. También es posible controlarlo con pulsadores a la altura de la barbilla. Cuando se escribe algo en la pantalla, automáticamente, unos altavoces "hablan". Las personas con mayores dificultades de comunicación utilizan un programa de pictogramas denominado Sistema Comunicador de Lenguajes Alternativos SICLA.

Por otro lado, al tratarse de un ordenador, también se puede enviar y recibir correos electrónicos, mantener conversaciones por Messenger y realizar videoconferencias. "Es una manera de facilitar una comunicación directa con todo el mundo, no sólo con los familiares y amigos. Cada persona adquiere una autonomía importante y fundamental para cualquiera", destaca Fuentesal.

Sistema Comunicador de Lenguajes Alternativos (SICLA)

El Sistema Comunicador de Lenguajes Alternativos SICLA permite a las personas con alguna discapacidad acceder a un ordenador personal y comunicarse. Generalmente, se trata de paralíticos cerebrales con dificultades motrices que no pueden acceder a un ordenador por los métodos convencionales ni comprenden el lenguaje escrito.

El sistema está compuesto por un conjunto de aplicaciones informáticas que trabajan con información gráfica. Esa información está contenida en unas casillas en las que se distingue una parte central con un dibujo que representa la idea que se quiere transmitir y una parte superior, en la que aparece escrito el significado.

De esta manera, si por ejemplo una persona quiere beber agua, debe pinchar en la casilla en la que aparece un dibujo con una persona bebiendo agua y, en la parte superior, la palabra "beber". Todas las casillas se agrupan en tablas, que contienen imágenes con propiedades comunes entre sí.

Audición más limpia

Otro colectivo con problemas de comunicación es el de las personas con discapacidad auditiva que utilizan audífono o implante coclear. En su caso, los bucles magnéticos consiguen una audición más limpia. La Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS) promueve desde hace años el uso de este sistema y su adaptación a los teléfonos móviles.

El sonido se transforma en ondas magnéticas que son captadas por el audífono o implante coclear

Cuando se usa un audífono y/o implante coclear, en la comunicación oral por teléfono móvil se producen a menudo interferencias. Para evitarlas, la compañía Vodafone ha lanzado al mercado un nuevo lazo inductivo T-Loop con el teléfono móvil Vodafone 710. Este accesorio permite a las personas con discapacidad auditiva mantener conversaciones sin interferencias, tiene un tamaño reducido y sólo es compatible con audífonos con telebobina "T".

Los problemas de inteligibilidad se salvan al transformar el sonido en ondas magnéticas que son captadas por la prótesis auditiva. Además, según explican desde la operadora, "el lazo inductivo T-Loop cuenta con funcionalidad manos libres, botón de encendido y apagado, indicador luminoso, micrófono incorporado y control de volumen desde el accesorio". El pack Vodafone 710 con T-Loop se puede adquirir en la tienda online de la compañía o llamando al teléfono 902 53 53 00.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto