Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología

Tipos de contenidos: Tecnología

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

Cuatro de cada diez empleados usan Internet de forma personal en horas de trabajo

Un estudio indica que el 13% dedica al menos una hora diaria a navegar por la Red

  • Fecha de publicación: 23 de abril de 2003

Consultar el correo electrónico, leer la prensa digital, escuchar música o visitar una web de comercio electrónico se ha convertido en una buena forma de divertirse y desconectar del estrés laboral. El mundo empresarial se enfrenta a un reto novedoso: el tiempo que sus empleados ocupan navegando por Internet a costa de la propia empresa. Según un estudio elaborado por la compañía Optenet, cuatro de cada diez empleados utilizan el ordenador desde la oficina para temas personales.

Una actividad que está suponiendo importantes pérdidas para las empresas, ya que, además de abonar las facturas derivadas del entretenimiento de sus empleados, están viendo cómo sus asalariados utilizan a la semana el tiempo equivalente a una jornada completa de trabajo para navegar por sitios no vinculados a sus tareas. Un dato revelador: entretenimiento, música, compras, pornografía, juegos y deportes -categorías claramente no profesionales- suponen el 25% del tráfico de Internet en las empresas españolas.

Según recoge este estudio elaborado sobre una muestra de 300.000 trabajadores con acceso a Internet -en España hay cuatro millones de empleados con este servicio en la oficina-, el 13% dedica al menos una hora diaria al uso privado de la red de redes.

Un tiempo que resulta "excesivo" a juicio de una trabajadora. "La verdad es que todos los que disponemos de Internet en el trabajo, al final, acabamos utilizándolo para fines personales", asegura. No obstante, esta joven, que obviamente prefiere conservar el anonimato, entiende que en el equilibrio está la virtud, de modo que "tampoco hay que abusar". "No te pagan para que consultes tu correo electrónico, sino para que realices una función determinada", sentencia.

"Si dijera que no lo hago, estaría mintiendo. Lo que sí procuro es hacerlo cuando finaliza la jornada laboral", explica Mario, que para más inri, trabaja en una empresa de informática. "Mi trabajo requiere un constante uso de Internet, así que de vez en cuando tengo algún que otro desliz", comenta. "Si tengo que buscar cualquier cosa la busco -añade- , aunque normalmente no suelo estar más de diez minutos, a pesar de que navegando se te va el santo al cielo".

Actitudes y situaciones como éstas, tan extendidas en la sociedad actual, han acabado por colmar la paciencia de los empresarios. Un informe del centro de investigación de la escuela de negocios IESE de la Universidad de Navarra indica que una de cada diez grandes compañías ha sancionado a algún trabajador por esta práctica.

Pero el control va más allá. Consultar con frecuencia sitios de ocio en Internet en horario laboral y con el ordenador de la empresa puede ser motivo suficiente para despedir a un trabajador.

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña fue pionera en España en agosto de 2001 al dar la razón a un laboratorio farmacéutico que echó a una trabajadora después de acusarla de pasarse prácticamente toda su jornada laboral conectada a Internet.

A partir de entonces, la rescisión de contratos por esta práctica ha aumentado de forma gradual. Así, al menos tres de cada cien empresas han despedido a algún trabajador por realizar un uso incorrecto de las telecomunicaciones que tiene a su alcance.

Etiquetas:

Internet, empleados, trabajo




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto