Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Hardware

Tipos de contenidos: Tecnología

Ningún niño sin comida
^

Altavoces para ordenador

Convertir el PC en un equipo de alta fidelidad es posible y cada vez más barato

  • Fecha de publicación: 10 de octubre de 2005

Con el auge de las radios on-line y las descargas de Internet, o simplemente por ahorrar espacio en casa, cada vez son más los usuarios de ordenadores que se plantean sustituir su equipo de alta fidelidad por un conjunto de altavoces conectados al ordenador que ofrezcan buena calidad de sonido.

Esta demanda se ve ya cubierta, sobre todo en los últimos tres años, por los fabricantes tanto de software informático como de casas especializadas en audio que han ampliado su mercado ofreciendo versiones especiales de sus equipos para conectar al ordenador.

Primer requisito: tarjeta de sonido

"Desde luego que un ordenador puede sonar igual que el mejor equipo Hi-Fi; es lo que utilizan en los estudios de grabación profesionales. Pero lo primero que necesitas es una tarjeta de sonido de calidad. Después conectar la salida a un buen amplificador, que puede estar dentro de los altavoces o no. Y luego que los altavoces sean buenos". Son palabras de Oscar G. Peinado, coordinador del laboratorio de PC World España.

Un ordenador moderno trae de serie tarjetas de sonido capaces de soportar hasta un equipo de cinco altavoces, pero desde luego antes de adquirir éstos hay que tener claro cuál es la tarjeta que contiene el PC y especificárselo al vendedor. De todos modos se pueden adquirir tarjetas desde los 15 euros y por unos 30 euros ya soportará todo lo que se le añada al ordenador.

Tipología de equipos: de 2.1 a 7.1

La terminología de los conjuntos de altavoces que se venden, y que procede del mundo de los videojuegos y el cine en casa, parte del 2.1 y llega ya hasta el 7.1. El primer número indica el número de altavoces que contiene y el 1 se refiere a que tiene un altavoz de graves, o subwoofer. La conexión está centralizada en éste, y aunque es sumamente sencilla se debe tener cuidado para no liarse con los cables.

  • Los más sencillos. Como tradicionalmente lo más sofisticado que se ha podido conseguir en casa era un sonido estéreo, es decir de dos altavoces, la adaptación más básica para ordenadores es, pues, el 2.1. No se consigue un sonido tan convincente como el multicanal, pero la presencia del subwoofer asegura el sonido envolvente que se trata de conseguir. Acaba de salir al mercado un modelo de 3 altavoces que consiguen simular un efecto sonoro de 5.1.
  • Los más habituales. El conjunto que de momento se ha impuesto en el mercado, y que es una transposición del aún lujoso home cinema, es el 5.1: cinco altavoces más subwoofer. Las principales marcas ofrecen este modelo además del más simple de dos o cuatro altavoces.
  • Los más complejos. No son complejos por conexión, centralizada como todas en el subwoofer, sino porque se trata de equipos de 6.1 y 7.1, con una considerable extensión de cables a repartir por toda la estancia donde se instale. Además, la exigencia de una buena tarjeta de sonido se acentúa.

Diseño: cuestión de gustos y metros cuadrados

A la hora de adquirir uno de estos equipos multicanal hay que tener en cuenta el espacio donde se van a instalar el ordenador y los altavoces:

  • Medidas de la habitación: un cuarto pequeño no necesitará tanta potencia.
  • Colocación física de los altavoces: sobre una mesa, en el suelo repartidos por toda la estancia, en estanterías. Lo ideal es ponerlos a la altura de los oídos.
  • Existencia de toma de corriente: los altavoces para ordenador, como suelen tener el amplificador incorporado, necesitan de un enchufe a la red eléctrica.

Lo altavoces para ordenador son más bien pequeños, pero hasta las marcas más asequibles ofrecen diseños creativos. Las más caras y especializadas incluso los fabrican con materiales nobles, aunque su precio aumenta considerablemente.

Marcas y precios

Se pueden establecer cuatro divisiones orientativas:

  • Las profesionales. Aunque los melómanos
    no cambiarán sus altavoces de alta fidelidad por los del ordenador, lo cierto es que esta tendencia ha llevado a las grandes marcas de audio a fabricar adaptaciones multimedia muy fiables. Son las versiones más caras, a partir de 300 euros, de firmas como Klipsch, M-Audio o Edirol (Roland).
  • Gama media alta. Son las casas de audio de consumo masivo con ofertas de gama media alta como Harman-Kardon, Bose o Altec Lansing, marca esta última inventora del cine sonoro. Su precio oscila entre los 100 y los 300 euros.
  • Mejor calidad-precio. Las marcas de hardware informático están creando equipos de un muy buen nivel a precios muy competitivos: Creative, Logitech, o de nuevo Altec Lansing, también de tradicional presencia en el mercado del audio para ordenadores. Un precio razonable pueden ser unos 150 euros.
  • Las más asequibles. Genius, Trust, Conceptronic o Terratec son de las más baratas, aunque no de las más respetadas por los expertos. Sin embargo pueden resultar una opción si no se es muy exigente con la calidad del sonido a gran volumen.

Cnet sus comparativas, ha llegado a conclusiones como que desde 100 euros se pueden encontrar muy buenos equipos desde 4.1. "La calidad no tiene nada que ver la potencia, porque puede tener mucha potencia, pero sonar a lata o distorsionar; tampoco la cantidad de altavoces está relacionada con la calidad, ya que puedes estar rodeado de altavoces malos y tendrás peor sonido que con solo dos que sean buenos", aclara Peinado.

Como máxima lógica, los expertos aconsejan dejarse llevar por el sentido común y darse cuenta de que un 5.1. al precio de un 3.1, por ejemplo, sale más barato, pero seguramente sonará peor.

Etiquetas:

PC, altavoces, sonido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto