Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Hardware

Tipos de contenidos: Tecnología

Navidad 2014
Λ

He perdido mi móvil, ¿qué puedo hacer?

La rapidez en el bloqueo del aparato y la tarjeta es la mejor solución para evitar mayores disgustos

  • Autor: Por JORDI SABATÉ
  • Última actualización: 4 de noviembre de 2011
Imagen: Sergio

No es usual, pero puede pasar: se sale apresuradamente de un bar o de la terraza de un local multitudinario y el móvil se queda ahí, encima de la mesa, a disposición del primero que pase. Lo mismo ocurre con un despiste que aprovecha un amigo de lo ajeno. El usuario se da la vuelta y el teléfono ya no está en el lugar donde lo había dejado. Entonces se hacen a la desesperada llamadas al número propio para comprobar si quien lo ha cogido tiene buena voluntad, se apiada y contesta. Pero la mayoría de las veces estas llamadas caen en saco roto. ¿Cómo actuar entonces?

Los primeros pasos tras perder el móvil

Lo primordial es actuar con rapidez y frialdad. Antes de nada, se debe llamar al servicio de atención al cliente de la compañía donde se tiene el contrato y pedir el bloqueo de la tarjeta SIM (la que contiene todos los datos sobre el número de teléfono, la cuenta, el contrato al que se la asigna y, ocasionalmente, la lista de contactos). El operador que atienda al usuario procederá inmediatamente a la restricción de la tarjeta y nadie podrá efectuar ni recibir llamadas con la misma: quedará desactivada. Es importante bloquear la tarjeta SIM lo antes posible porque en caso contrario los presuntos ladrones usarán la cuenta del usuario para efectuar llamadas. Con las tarjetas de prepago, hay que actuar de idéntica forma.

Antes de nada, se debe llamar al servicio de atención al cliente del operador donde se tiene el contrato y pedir el bloqueo de la tarjeta SIM

El usuario también tiene la opción de bloquear el terminal telefónico, si facilita el código IMEI a la persona que le atiende. Este es un código de activación del móvil, que se encuentra generalmente escrito en una pegatina sobre la superficie donde se encaja la batería y consta de 15 números separados por algunos puntos. De todos modos, no hace falta abrir el teléfono para verlo: se puede acceder al código IMEI desde la pantalla del terminal al pulsar la clave *#06#. Es importante, por lo tanto, apuntárselo en un lugar seguro al adquirir el aparato. Por otro lado, en caso de recuperarlo, el operador puede volver a activar el teléfono.

Los números rápidos de las tres principales operadoras en España son:

  • Vodafone: 123.

  • Movistar: 609 (si se llama desde un teléfono Movistar) o 1485 (si se llama desde un fijo o un móvil de otra compañía).

  • Orange: 1414.

Cómo usar de nuevo el servicio

Con este trámite, el usuario pondrá rápidamente a salvo su cuenta, pero perderá de manera momentánea la capacidad de utilizar el servicio que había contratado. Para recuperar su tarjeta SIM, deberá acudir a un centro autorizado por su operador telefónico (en general, las tiendas) y solicitar un duplicado de la tarjeta, que se le efectuará al instante tras sustituir a la anterior, ya invalidada. El proceso es exactamente el mismo con las tarjetas de prepago. Desde ese momento, podrá efectuar de nuevo llamadas, siempre que cuente con un teléfono compatible.

¿Puedo recuperar el móvil?

Toda posibilidad de recuperación del móvil pasa por efectuar una denuncia ante algún organismo policial y por el conocimiento del código IMEI

Es muy difícil en caso de robo, pero puede ocurrir. Sin embargo, toda posibilidad de recuperación pasa por efectuar una denuncia ante algún organismo policial y por el conocimiento del código IMEI. El agente que atienda al usuario le interrogará sobre las circunstancias de la pérdida o robo y le pedirá los datos personales, así como los del terminal sustraído: marca, modelo, operador telefónico y código IMEI. Con estos datos, las fuerzas del orden pueden rastrear el móvil. Pero si no se conoce el código IMEI, será imposible recuperarlo, ya que no se podrá asociar ningún teléfono recuperado al usuario.

De todos modos, efectuar la denuncia ante las fuerzas de seguridad no resulta en ningún modo inútil, ya que los agentes utilizan los datos para elaborar estadísticas y estudiar en qué situaciones y zonas hay más robos, de manera que puedan prevenir los mismos con más eficacia.

En caso de extravío, las posibilidades de recuperar el móvil aumentan, ya que la policía suele utilizar la lista de contactos para localizar al propietario del aparato.

¿Me dará la operadora un nuevo móvil?

La operadora no tiene ninguna obligación de facilitar un móvil gratuito al usuario víctima de un robo o un extravío. Este tendrá que comprar uno nuevo y a precio de mercado, es decir, no subvencionado, lo que en el caso de móviles de última generación (Samsung Galaxy, HTC, iPhone, Blackberry) puede salir muy caro. No hay que olvidar que estos modelos son los más susceptibles al robo. Una opción es acudir a una tienda de móviles de segunda mano y tratar de conseguir uno similar al que se tenía a un precio más asequible.

De todos modos, en la tienda de la operadora pueden proponer al usuario un cambio a un contrato con plan de llamadas ligeramente superior, que suponga la obtención de un aparato similar o mejor; o bien con los puntos que tenga acumulados, quizá pueda conseguir el terminal a precio más bajo.

¿Debo seguir con el contrato de permanencia si ya no tengo el móvil?

Si se tenía un contrato de permanencia por la subvención del móvil robado o perdido, hay que cumplirlo hasta el final.

Recuperar la lista de contactos

Desde el momento en que se bloquea la tarjeta SIM robada, los contactos que estuvieran guardados en ella se pierden. Si había alguna otra tarjeta de memoria en el terminal extraviado, esta quedará a merced de quien lo encuentre o lo haya sustraído. Lo mejor en estos casos es la precaución y no olvidarse nunca de hacer una copia de los teléfonos de contacto.

Conviene ser precavidos y no olvidarse nunca de hacer una copia de los teléfonos de contacto

Algunos terminales actuales llevan un puerto mini-USB que se puede conectar con un ordenador para pasar el listado de contactos a un archivo del tipo VCard. Por otro lado, la mayoría de teléfonos de gama alta disponen de un programa de ordenador que permite guardar los contactos, ya sea iTunes, Google Calendar o el programa nativo para Blackberry. Otra opción es guardar los datos en la tarjeta de memoria que en general acompaña a la tarjeta SIM y usar un adaptador de tarjetas para guardar los contactos en el ordenador. Finalmente, se puede usar la conectividad Bluetooth de los terminales que dispongan de ella para pasar los datos en modo Vcard.

Programas de rastreo del móvil

No está de más probar e instalar alguno de los diversos programas de rastreo y monitorización de móviles. En los últimos años, gracias a la geolocalización y el control en remoto vía wifi, han mejorado mucho, hasta el punto de que tal vez sean la mejor garantía de que la policía puede localizar nuestro teléfono y recuperarlo. Entre todos los actuales, merece destacar los siguientes:

  • Prey. Es un programa de rastreo de ordenadores robados lanzado por la empresa chilena de desarrollo de software libre Fork, también disponible para teléfonos y tabletas que funcionen con Android. Es gratuito si se instala hasta en tres dispositivos y a partir del cuarto sigue un modelo de negocio con cuotas proporcionales al número de ordenadores que se protegen. Las cuotas oscilan entre 5 dólares al mes y 399, si se quiere proteger una red de hasta 500 ordenadores.

    Prey se instala en el teléfono y permanece activo en un segundo plano. En caso de robo, se puede abrir la sesión desde otro aparato y comprobar sobre un mapa la posición de nuestro móvil, de modo que en todo momento lo tenemos localizado. Si sabemos que está cerca, podemos hacer sonar una alarma para que detectemos nosotros al ladrón o también en caso de no recordar dónde lo dejamos. Otra opción es bloquear el dispositivo, o bien ordenarle, cuando tenga webcam frontal, que tome fotos de la cara del ladrón cuando lo encienda, así como que haga capturas de las páginas por las cuales navega. Con estos datos, que el programa nos manda cada 20 minutos a nuestro servicio de correo electrónico, podemos acudir a la policía y recuperar el móvil.

  • Locate PC. Funciona en entornos PC, Mac Os X y también para iPhone e iPad. Monitoriza y rastrea el dispositivo robado o extraviado y hace capturas de la cara del ladrón y de las páginas por las que navega. También registra qué teclea y envía los textos por correo electrónico. No tiene versión en castellano. La cuota es de 15 dólares al año por aparato, aunque tiene descuentos cuantos más aparatos se añadan.

  • Buscar mi iPhone. Es un programa nativo y gratuito de iPhone 4 que se activa a través del servicio MobileMe. Su ventaja es que una vez descargada la aplicación al teléfono y activada -hay que hacerlo voluntariamente-, se puede conocer la posición del mismo desde cualquier otro teléfono o dispositivo con sistema operativo iOS, con solo introducir nuestras claves de usuario de Apple.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto