Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Imagen y sonido

Tipos de contenidos: Tecnología

^

Juan Pablo Seijo, blogger, experto en entretenimiento, publicidad y nuevos medios

Hollywood también debe caer en la Red

  • Última actualización: 14 de abril de 2008

Haciendo hincapié en el reciente y fulgurante éxito de Youtube (como emblema de una revolución en la mentalidad de los espectadores respecto al medio audiovisual), el autor destaca que lejos de tratarse de un peligro, Internet es la inmensa oportunidad para la industria del entretenimiento. Las claves del negocio no pasarían por dominar la distribución de sus productos en este campo, sino por saber promocionarlos de un modo rentable, a base de conocer y manejar las características de un medio tan nuevo como prometedor y dejar la distribución en manos de los especialistas: los usuarios. Juan Pablo Seijo es creativo publicitario, profesor de comunicación digital, consultor para la agencia interactiva Imanima y parte del colectivo Filmica.com con su blog GarajeKubrick.

"Los 'Señores del Entretenimiento' tiemblan porque el segundo frente de lo que ellos consideran un cáncer se ha abierto: la abundancia de material"

En lo militar hay una constante: el ejercito de mayor número de soldados cuenta con la mayor posibilidad de victoria. Aunque sean más notorios los casos contrarios, el 99% de las batallas de la historia se han resuelto por una cuestión de números.

En marketing la constante se denomina 'masa crítica'. Suficiente 'masa crítica' es lo que hace que un producto empiece a ser rentable para una empresa y provoca que en una categoría los precios empiecen a bajar. Masa crítica es lo que se ha necesitado en la Red para que (A) las actitudes contra los sistemas de distribución online dejen de ser peligrosas para el creador y (B) las productoras de entretenimiento empiecen a nadar a favor de la corriente digital.

Youtube: lejos de la industria

Tras una noche de juerga, dos jóvencitos se plantearon cómo compartir los videos de la 'kedada' sin pasar por digitalizarlos, alquilar espacio en un servidor, subirlos por FTP y abrir un HTML para incluir los enlaces dentro. Nacio Youtube.

"Ahora la Red ha pasado a ser el campo de prueba de los nuevos productos del entretenimiento"

El algoritmo que simplifica el proceso de publicación de vídeos y el ser un servicio gratuito lo han convertido en el fenómeno más reciente de la Red. También ha tenido la ayuda de un poquito de 'masa crítica': la mayor parte de las cámaras de video ya crean un archivo cuando graban en sus discos duros o DVD, no hay que utilizar programas como Premiere o Pinnacle para pasar por el suplicio de capturarlas.

Producción y distribución, dos de los aspectos más importantes en la cadena de valor de un negocio, en manos de jovencitos con 'actitud' y a un coste marginal... Los 'Señores del Entretenimiento' tiemblan porque el segundo frente de lo que ellos consideran un cáncer se ha abierto: la abundancia de material de entretenimiento que no controlan ni explotan. El primer frente es, lógicamente, la mal llamada piratería.

La Red, una oportunidad 'de cine'

El objetivo de la industria del entretenimiento, en consecuencia y a partir de ahora, deberá ser dotar a su producción de las propiedades del nuevo mercado, ya que controlarlo se está demostrando imposible. Los 'zares del ocio' venden, para todas sus ventanas de exhibición, un contenido adaptable a los diversos modelos existentes de publicidad.

Salvo en el caso de las salas de cine, donde se va a ingreso por taquilla y un leve 'product placement', en el resto de formatos de exhibición (televisión de pago y generalista, canales temáticos, dvd y merchadising) el negocio está en la publicidad.

"Son los propios usuarios los que distribuyen y magnifican el producto, y eso genera un valor añadido que se pega al mismo como el chicle"

Ahora bien, el aprovechamiento de la Red como generador de notoriedad se aplica como captador, pero no como fidelizador de un público potencial. Antes sólo se le pedía el 'feedback' (la impresión) a los espectadores en pases previos al estreno de una película para ajustarla a las necesidades emocionales de la audiencia. Tras estos pases se decidían montajes, finales alternativos y se estudiaba la impresión de la película sobre determinados segmentos de edad para las campañas de marketing.

Ahora es la Red el campo de prueba. Primero se utiliza a los grandes reductos de información de la industria como probadores: Variety, Hollywood Reporter y confidenciales; paralelamente existen una suerte de listas de correos y webs privadas donde se pulsa la opinión sobre los proyectos. Más tarde se filtran contenidos vía foros y herramientas como Youtube para ir generado 'Buzz' (término inglés que viene a significar murmullo). Un buen ejemplo son las imágenes del rodaje de Spiderman 3, con casi un millón de visionados en tres meses.

La exposición previa genera atención a un coste marginal, ridículo. Y lo mejor es que son los propios usuarios los que lo distribuyen y magnifican, y eso genera un valor añadido que se pega al producto como el chicle.

El valor de lo añadido

De nuevo, los que entendieron las posibilidades de la Red abrieron la puerta con 'El Proyecto de la bruja de Blair': cuatro millones de dólares de beneficio para una producción de un millón de pesetas. Cero de inversión en marketing: los usuarios se encargaron de distribuir la leyenda de unos jóvenes desaparecidos en un bosque. Historias semejantes a ésta se cuentan ya por centenares (la de la rentabilidad, no la de los jóvenes).

"El presente y el futuro de lo audiovisual está en la Red"

Al igual que un periódico no vende si no ofrece un valor añadido, un DVD no obtiene una vida comercial sana si no es con extras. Es un valor de coleccionista, de fan, de 'amor' a un talento u obra. El beneficio está en la edición especial, por eso sube el precio pero mejora el producto. Es así cómo se abre una pequeña ventana inesperada: reediciones de obras descatalogadas hace decenios: un producto para minorías más apropiado para el público de Internet que para el consumidor medio. La industria, sin quererlo (parece), se está adaptando la teoría de 'La Larga Cola'.

Antes de la irrupción de Internet, los modelos de negocio tendían a durar decenas de años. Ahora no. El presente y el futuro de lo audiovisual está en la Red. Las empresas tendrán que contratar y contar con jovencitos que dominen el 'zeigeist' (lista de búsquedas más populares en Internet o inconsciente colectivo) no como una moda, si no como una operación de supervivencia y negocio.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto