Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

^

Internet: ¿hacia un futuro de pago y bajo control?

Las principales compañías de telecomunicaciones estadounidenses han expresado su deseo de cobrar tarifas de acceso a los contenidos de Internet y hacerse con el control de los mismos

  • Autor: Por MARTA PEIRANO
  • Última actualización: 27 de abril de 2006

Los internautas se movilizan

Una de las voces principales contra este nuevo 'modelo de negocio' es Tim Berners-Lee, padre de la 'World Wide Web'. Berners-Lee, que ni cobró ni aceptó 'royalties' por crear el hipertexto, dice estar muy alarmado a la luz de estas propuestas. "Lo que tiene de mágico la Red es que, cuando llegas, es más o menos lo mismo para todo el mundo", dice.

A las protestas se suman las grandes compañías de software y servicios como Google, Amazon o Microsoft

"Esa integridad es esencial; la Red dejará de ser la Red si una compañía que ofrece vídeos para descargar paga para conectarse a un determinado grupo de consumidores que están suscritos a determinado proveedor de banda ancha", prosigue Berners-Lee. "Ya no sería", concluye, "un lugar de información abierta". A su voz se suma, por una vez, la de grandes compañías de software y servicios online como Google, Amazon o Microsoft.

Temor en las grandes compañías de Internet

Así, según afirmó Vinton Cerf, videpresidente de Google, en el senado estadounidense, "permitir que las compañías de cable y teléfono abran pistas de 'superbanda ancha' para algunos y mantengan pequeñas carreteras polvorientas para los demás es contrario al diseño y el espíritu de Internet".

A los gigantes del mundo digital no les hace ninguna gracia la posibilidad de que las proveedoras les hagan pagar por tener un lugar privilegiado en la Red. Argumentan que esa clase de mercado sería perjudicial para la innovación. Pero también podría estar preocupándoles otra cosa: si la posición de unas sobre otras depende de la cantidad de dinero que paguen a los proveedores, el precio de ese favoritismo no dejará de subir. Y los precios que Google o Microsoft se pueden permitir son muy, muy altos, con lo que la estrategia de negocio de los proveedores podría acercarse más a la extorsión que a la economía de mercado.

La llama prendió con unas declaraciones del presidente de AT&T a Business Week. "¿Por qué les voy a dejar que usen mis tuberías gratis?", decía Edward Whitacre. "Las compañías de teléfono y de cable hemos hecho una gran inversión y que Google o Yahoo! o Vonage o quien sea pretenda usar nuestras tuberías gratis es de locos", añadía con contundencia.

"¿Por qué les voy a dejar que usen mis tuberías gratis?", dice Edward Whitacre, presidente de AT&T

AT&T, la principal empresa de telefonía de Estados Unidos, junto con Comcast Corp y otras proveedoras, se queja de que sus redes están siendo consumidas por aplicaciones cada vez más exigentes, como la reproducción de vídeos online o el 'streamming'. Según estas compañías, la fuerte demanda les ha obligado a emprender ampliaciones en sus infraestructuras, con un gran desembolso de dinero que necesitan recuperar.

Pero la realidad bien podría describirse de otro modo: las proveedoras existen porque existe la Red y no al revés. Sin contenidos no hay proveedores. Además, en muchos casos, las infraestructuras que hacen posible la Red fueron construidas con dinero público.

A por el negocio del entretenimiento

Lo que no cuentan estas compañías es que, en los últimos tres años, han puesto los dos pies en la industria del entretenimiento, convirtiéndose también en proveedores de contenidos. De este modo, la pretensión que podría subyacer detrás de su estrategia de cerrar el acceso libre a Internet es el control sobre todo el material audiovisual que llega a los televisores, ordenadores, teléfonos y reproductores de los usuarios.

AT&T y Verizon se están preparando para ofrecer su propia emisión televisiva, IPTV (Televisión por OP). Varias voces apuntan a que querrían poder ralentizar u obstaculizar el avance de la competencia rebajando la calidad de emisión de sus videos o haciéndolos más largos y pesados de descargar.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en